Banca y finanzas

Criteria sustituye a Marcelino Armenter como CEO y nombra a Ángel Simón

  • El hasta ahora presidente de Agbar es el nuevo hombre fuerte de Fainé
  • El consejo propone la renovación de Fainé durante cuatro años más
Marcelino Armenter, hasta ahora CEO de Criteria Caixa.

Marcelino Armenter, el que fuera hombre fuerte de Isidro Fainé en Naturgy y luego en Criteria Caixa deja la silla de consejero delegado del holding empresarial. Así se ha decidido en un consejo de administración ordinario celebrado este mismo jueves. Los ecos de su salida rondaban los pasillos de esta institución desde hace varios días, si bien el movimiento se ha confirmado en la reunión que ha terminado hace unos minutos, tal y como señalan a elEconomista.es fuentes al tanto de esta decisión. Armenter será sustituido por Ángel Simón, presidente de Agbar, una de las participadas por Criteria.

El consejo de administración de Criteria Caixa celebrado este jueves también ha aprobado la propuesta de renovación del propio Fainé como presidente del holding para los próximos cuatro años y el nombramiento de Juan José López Burniol como vicepresidente primero. López Burniol ya estaba en la Fundación La Caixa y es considerado una de las manos derechas de Fainé.

Este movimiento, que ya se rumoreó en la última renovación del propio Armenter hace algo más de un año, se produce además en un momento clave a nivel político y financiero para el holding. A principios del pasado mes de diciembre, Fainé se reunió con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en plena ofensiva pública por entrar en el capital de Telefónica, de la que la catalana ostenta un 2,55%. Más allá de la situación que rodea a la 'teleco', también es clave cuál será el diseño de la nueva cúpula del grupo catalán en medio de las peticiones independentistas de facilitar la vuelta de determinadas empresas a Cataluña.

Más allá de que compartan posiciones en este accionariado, cabe recordar que Criteria Caixa, al igual que su participada CaixaBank, movió su sede desde Cataluña con el estallido del procés en 2017. Desde entonces, esta se encuentra en Palma de Mallorca. En cambio, una de las motivaciones para abrir una nueva etapa para la compañía tiene que ver con la posibilidad de que este movimiento se deshaga, con la vuelta de la sede a la Ciudad Condal cuando las condiciones lo permitan.

Criteria Caixa y el Estado comparten el accionariado de tres grandes compañías estratégicas que, de una u otra forma, pasan por momentos claves. Por un lado, la ya citada Telefónica, que acaba de recibir la inversión de la teleco saudí STC y que se encuentra en el foco de la noticia por la posibilidad de que el Ejecutivo, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) pueda alcanzar otro 10% del capital. La segunda es Naturgy, de la que tiene un 26,7% de las acciones, y que se encuentra inmersa en un nuevo movimiento de su accionariado. El gigante BlackRock anunció hace unas semanas la adquisición de GIC, que ostenta un 20% del capital de la energética. Esta operación, por su envergadura, debe contar con la aprobación del Ejecutivo. Por último, ambas comparten también mesa en el consejo de CaixaBank, que enfrenta un nuevo ejercicio en el que debe hacer frente al pago del impuesto extraordinario a la banca con el que se han mostrado en desacuerdo en los últimos meses.

El consejo de hoy también ha aprobado cambios en el lado presupuestario. Así, este 2024 Criteria contará con un presupuesto récord de 600 millones de euros. Se trata del mayor presupuesto de la historia de la entidad, y supera en un 12% al del ejercicio 2023, que alcanzó los 538 millones de euros.

Los últimos movimientos de Armenter

Armenter decidió dejar su silla de representante de Criteria Caixa en Naturgy en mayo de 2021, en plena toma de control de esta por parte del fondo IFM y para centrarse en su labor como primer espada del holding que preside Fainé. Previamente había dejado también su silla en el consejo de administración de CaixaBank. Entonces, la comunicación oficial apuntaba a la necesidad de intensificar la diversificación de las inversiones de Criteria que ya habían empezado en 2018 con el foco en cotizadas "con potencial de crecimiento y una adecuada rentabilidad por dividendo".

Con 26.400 millones de euros en activos, Criteria tenía a cierre de junio, últimos datos disponibles, una cartera de más de 80 compañías, el 80% de ellas cotizadas. Entre ellas destacan,a demás de Naturgy, Telefónica y CaixaBank, otras como Cellnex, Saba o Aguas de Barcelona.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud