Banca y finanzas

Unicaja rebaja la previsión del pago de depósitos ante la inacción del cliente

  • Estimaba que la beta estaría en el 15%
  • Ahora calcula que estará más cerca del 10%
Isidro Rubiales, CEO de Unicaja.

La retribución de los depósitos sigue en boca de todos y las entidades han empezado a rebajar las expectativas que se mantenían desde hace unos meses a medida que la situación de los mercados y los clientes ha ido modificándose. Es el caso de Unicaja, que calculaba que cerraría el ejercicio con una beta de depósitos –porcentaje del euríbor que se trasmite a la retribución de los depósitos al cliente– en el entorno del 15% pero que en las últimas semanas ha decidido modificar esta previsión y colocarla más cerca del 10% dados los últimos acontecimientos del mercado y el inmovilismo de los clientes para irse hacia otro tipo de productos más rentables que se salgan de la clásica línea del depósito a la vista.

En concreto, y según las palabras del propio director financiero de la entidad, Pablo González, durante la presentación a analistas de los resultados del primer semestre, "hemos mantenido la opinión de que las betas van a subir pero probablemente ligeramente por debajo de lo que esperábamos", señaló entonces el CFO de la entidad. "Si esperáramos en promedio más del 15%, ahora podría, probablemente, estar por debajo de esta cifra, más cerca del low mid-teens, entre el 10% y el 15%", remarcó.

La explicación está en varios factores. Por un lado, la base de clientes de la entidad: el 80% de los clientes privados (excluyendo las administraciones públicas) de la antigua caja malagueña están cubiertos por el fondo de garantía de depósitos que, cabe recordar, protege los primeros 100.000 euros de cada depositante. En este sentido, recuerdan que esto significa que la mayoría de los depósitos de clientes que manejan son transaccionales. Por lo tanto, está impulsado por el servicio en lugar de la inversión, lo que mantendrá en un nivel que califican de "muy bajo" los depósitos incluso aunque se retribuyan todos ellos. De hecho, desde la entidad señalan que el saldo medio de las cuentas de sus clientes se coloca por debajo de los 20.000 euros en cada una de ellas.

Tanto es así que en la misma presentación, la entidad reconoció que a cierre del mes de junio, el coste de los depósitos de los clientes era de apenas 37 puntos básicos. Esto también tiene que ver con el mix de clientes que tiene el propio banco. En este sentido, el 76% de los depósitos pertenecen a particulares, el 16% a compañías, pero principalmente pequeñas y medianas empresas, y solo el 8% restante pertenece a las administraciones públicas.

Y es que, como se puede ver en el gráfico, la entidad tiene a cierre de junio de este año algo más de 67.600 millones de euros de recursos en balance. De ellos, 62.000 pertenecen al sector privado, un 2,5% menos que hace un año. En cambio, cómo se estructuran estos ha cambiado de forma relevante en el último ejercicio. Así, mientras los depósitos a la vista –aquellos que reciben la retribución más baja– se han visto reducidos de 58.105 millones a 54.141 millones desde junio de 2022, un 6,8%, aquellos depósitos a plazo crecieron en un 42,8% desde los 5.543 a los 7.915 millones. Esta tendencia generalizada en el sector desde el inicio de la subida de tipos de interés suele ir acompañada de un movimiento de fondos por parte de los clientes hacia otro tipo de productos, como pueden ser los de seguros o inversión.

En el caso de Unicaja, en el último ejercicio también se ha visto una reducción de los recursos de los clientes en los fondos de inversión, con una caída del 3,4% en la comparativa de junio contra junio hasta los 11.360 millones. En el lado de los planes de pensiones, la caída ha sido menor, de un 1,1%, mientras que en el lado de los seguros se ha producido el movimiento contrario, con un incremento del 13,6% hasta los 4.742 millones.

La liquidez, en máximos

La segunda causa de este retroceso, según sus propias explicaciones, en las perspectivas de la remuneración de los depósitos es la liquidez de la entidad. "La posición de liquidez del sistema también es mucho mejor", dijo González en la misma conferencia con analistas. En concreto, a cierre de junio, el ratio de liquidez a corto plazo (LCR) era del 284%, uno de los más altos del sector.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud