Banca y finanzas

La banca central anuncia una acción coordinada para garantizar la liquidez en el sector

  • La medida no lleva al sector a acudir en masa a la financiación...
  • ... lo que hace entrever a la banca centra que no hay tanta tensión

Los principales bancos centrales han anunciado a última hora de este domingo una acción coordinada para ofrecer liquidez en dólares al sector financiero durante siete días.

El Banco Central Europeo junto con el Banco de Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón, la Reserva Federal (Fed) y el Banco Nacional Suizo acuerdan proporcionar liquidez mediante acuerdos de líneas de intercambios de divisas en dólares.

"Para mejorar la efectividad de las líneas 'swap' en proporcionar financiación en dólares, los bancos centrales que ya ofrecen estas operaciones han decidido aumentar la frecuencia de las operaciones con vencimiento a siete días de semanal a diaria", señala el BCE en un comunicado.

No parece que haya tanta tensión

No osbtante, en las primeras horas de puesta en marcha de la medida los bancos centrales mundiales no han sido testigos de una carrera por acceder a esta facilidad de liquidez, algo que para estos organismos es indicativo de que la última ola de turbulencias bancarias puede no estar causando una tensión excesiva en el sistema financiero.

Ofreciendo la oportunidad de asegurar dólares a través de la Fed diariamente en lugar de la frecuencia semanal típica, el Banco Nacional Suizo ha concedido 101 millones en una operación de repo diaria con vencimiento a siete días, la mayor cantidad desde octubre de 2022 pero muy por debajo de tiempos anteriores.

El Banco de Inglaterra y el Banco de Japón no han recibido peticiones, mientras que el Banco Central Europeo ha asignado solo 5 millones a un solo postor. Eso se compara con los 469,5 millones en la última operación semanal del BCE, según datos recopilados por Bloomberg. 

Las operaciones diarias de refinanciación en dólares con vencimiento a los siete días comenzarán este 20 de marzo y se prolongarán, al menos, hasta finales de abril.

Este mismo domingo, el BCE elogió la rápida intervención de las autoridades suizas en favor de la estabilidad financiera al avalar la absorción de Credit Suisse por su competidor UBS.

La actuación "ha sido decisiva para restablecer el orden en las condiciones de los mercados y garantizar la estabilidad financiera", ha señalado en un comunicado la presidenta del BCE, Christine Lagarde, tras conocerse la decisión de las autoridades suizas.

El banco UBS pagará únicamente en acciones el equivalente a 3.000 millones de francos suizos (3.030 millones de euros) para quedarse con Credit Suisse, el que hasta hoy era considerado como el segundo establecimiento bancario más importante de Suiza y que se convertirá en una filial del primero.

El miedo al contagio seguía muy presente

Al menos dos grandes bancos de Europa estaban examinando escenarios de posible contagio en el sector bancario de la región y esperaban que la Reserva Federal y el Banco Central Europeo interviniesen con señales más fuertes de apoyo. Así lo han confirmado a Reuters dos altos ejecutivos conocedores de las deliberaciones durante este domingo. 

Las consecuencias de la crisis de confianza en Credit Suisse y la quiebra de Silicon Valley Bank y Signature Bank en EEUU podrían seguir propagándose por el sistema financiero la próxima semana, según dijeron por separado ambos ejecutivos a Reuters el domingo.

Los dos bancos han mantenido sus propias deliberaciones internas sobre cuándo debería intervenir el BCE para poner de relieve la resistencia de los bancos, en concreto sus posiciones de capital y liquidez, dijeron las personas.

Un punto clave de estas discusiones internas es si tales declaraciones podrían ser contraproducentes y avivar aún más el pánico si se hacen demasiado pronto, dijeron las personas.

Los ejecutivos dijeron que sus bancos y el sector están bien capitalizados y que la liquidez es fuerte, pero temen que la crisis de confianza se extienda a más prestamistas.

Uno de los ejecutivos dijo que la Fed podría tener que actuar primero, ya que las quiebras de Silicon Valley Bank y Signature Bank en Estados Unidos desencadenaron las preocupaciones en Europa.

El BCE declinó hacer comentarios. Un portavoz de la Fed tampoco hizo comentarios de inmediato. No obstante, en una reunión convocada el viernes pasado por sorpresa el BCE concluyó que no se observa una caída de los depósitos en la zona euro y que la exposición de la banca europea a la entidad suiza es "inmaterial".

El organismo terminó el cónclave con una conclusión clara: en la zona euro en agregado no se está produciendo una caída de los depósitos, es decir, los clientes mantiene su dinero en los bancos, lo que muestra la confianza de los agentes en el sistema financiero europeo. Además, los supervisores del banco central han asegurado que la exposición a Credit Suisse es muy baja.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud