Economía

El BCE concluye su reunión sorpresa: no hay fuga de depósitos y la exposición a Credit Suisse es "inmaterial"

  • El BCE no tomará, en principio, ninguna decisión relevante en la reunión
  • El objetivo es solo controlar y monitorear los niveles de liquidez de los bancos
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Frankfurt. Fotografía de Reuters.

El Banco Central Europeo ha convocado al comité de supervisión bancaria para analizar las turbulencias financieras que están vapuleando los mercados desde que el viernes pasado cayera Silicon Valley Bank en EEUU. La caída del banco americano ha tenido un impacto notable en las cotizaciones de los bancos europeos, que han sufrido fuertes correcciones esta semana, sobre ante la crisis que se ha desatado en Credit Suisse tras la publicación de resultados. El BCE ha concluído que no se observa una caída de los depósitos en la zona euro y que la exposición de la banca europea a la entidad suiza es "inmaterial".

Lo curioso de la cuestión es que esta reunión se produce pocas horas después de que el Banco Central Europeo anunciase una subida de tipos de 50 puntos básicos y lanzase un mensaje de calma al mercado: "Los bancos europeos presentan unos ratios de capital y solvencia muy buenos", aseguró Luis de Guindos, vicepresidente de la entidad.

De este modo, "el Consejo de Supervisión se ha reunido para intercambiar puntos de vista y brindar a los miembros una actualización sobre los desarrollos recientes en el sector bancario", según ha revelado un portavoz a Reuters.

Tras varias jornadas de fuertes caídas en las bolsas europeas, protagonizadas por el sector bancario, las bolsas parecen recuperar poco a poco la calma. Con las subidas de este viernes, las plazas europeas acumulan ya dos días de ganancias. Todo hace indicar que la reunión sorpresa del BCE ha tenido como objetivo analizar los balances de los bancos, su exposición a Credit Suisse (el banco realmente enfermo) y lanzar un mensaje de tranquilidad para los inversores.

Una persona familiarizada con las conversaciones ha revelado a Reuters que el propósito de la reunión era controlar la liquidez en el sector bancario de la zona euro y observar cualquier vulnerabilidad ante un posible pánico bancario cualquier entidad. 

Los depósitos se mantienen

Según han revelado varias fuentes, el BCE ha concluido el cónclave con una conclusión clara: en la zona euro en agregado no se está produciendo una caída de los depósitos, es decir, los clientes mantiene su dinero en los bancos, lo que muestra la confianza de los agentes en el sistema financiero europeo. Además, los supervisores del banco central han asegurado que la exposición a Credit Suisse es muy baja, por lo que una hipotética caída de la entidad suiza sería manejable.

Pese a todo, poco después de publicarse esta reunión sorpresa del BCE, los mercados han comenzado a titubear. El Ibex 35 español, que venía con subidas superiores al 1%, cotiza ahora con un avance de medio punto porcentual. Aunque la reunión sea simplemente para analizar la situación y buscar soluciones (en caso de que sea necesario), los mercados temen la incertidumbre. Muchas veces es 'mejor' para las cotizaciones una mala noticia que la propia incertidumbre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud