Banca y finanzas

Guindos avisa que el efecto del alza de tipos en la banca es "temporal" y tendrá que hacer provisiones

  • El vicepresidente del BCE lanza el mensaje a un día de que el Pleno vote la tasa al sector
  • Advierte que ya se nota un deterioro de la rentabilidad en las empresas
  • Señala que las familias están reduciendo ahorro "de forma intensa"
El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. Foto: EE

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha señalado en la mañana de este miércoles que a pesar de que el alza de tipos eleve la rentabilidad de la banca, esto será temporal ya que la situación económica afectará a la solvencia de los clientes y las entidades tendrán que realizar más provisiones. De Guindos, que ha abierto con su discurso la segunda jornada del XXIX Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC, volvió a insistir en que no hay que "dejarse cegar" por la subida de los tipos, ya que su efecto en la banca es "a corto plazo" y tiene un "cierto componente de ilusión".

Las palabras del vicepresidente del BCE llegan tan solo un día antes de que el Pleno del Congreso vote la proposición de ley del gravamen a las entidades que, bajo el argumento de que van a recibir beneficios extraordinarios por la subida de los tipos, prevé gravar un 4,8% sus ingresos para recaudar 3.000 millones de euros en dos años con los que tomar medidas de alivio para las familias más vulnerables en un escenario de elevada inflación.

De Guindos apuntó que la banca tiene una situación de fortaleza y solvencia mejor que en la última crisis financiera y reconoció que su rentabilidad ha aumentado "notablemente" en los últimos meses gracias al alza de tipos. Los cálculos del BCE apuntan a que el ROE (rentabilidad sobre capital, por sus siglas en inglés) se sitúa en el entorno del 8%, frente al 3,5%-4% en el que estaba antes de la pandemia. "No nos dejemos llevar por incremento de rentabilidad que va a ser puntual. Además, aunque no sea así, será mejor prevenir que curar. Es una situación muy concreta a corto plazo, intentemos mirar más allá, a la vuelta de la esquina", recalcó.

Impacto en empresas y familias

El vicepresidente del organismo europeo advirtió que las peores perspectivas económicas van a impactar en las empresas y en las familias y, por tanto, también en los bancos. Respecto a las compañías, apuntó que elevaron su endeudamiento durante la pandemia y, ahora, además, la inflación ha incrementado sus costes. "Si se mira la rentabilidad de las empresas, especialmente la de las pymes, se ve un deterioro importante. Un deterioro de la situación corporativa tendrá consecuencias para el sector financiero", dijo.

Respecto al segmento de las familias, señaló que es un sector "más vulnerable" que hace un año. "Es cierto que acumuló ahorro en pandemia pero ya vemos que se va reduciendo de una forma cada vez más intensa porque la inflación reduce la renta real disponible, especialmente para los grupos más vulnerables con menor renta", aseveró. Asimismo, recordó que las familias son muy sensibles a la evolución del precio de la vivienda y la intención de compra en la zona euro ya se ha reducido de una forma notable. No obstante, señaló que existe un aspecto positivo, que es el comportamiento del mercado laboral. "Nos tocan tiempos complejos por el menor crecimiento económico e incluso una recesión técnica de dos trimestres, pero no profunda", subrayó, para añadir que la desaceleración no va a reducir la inflación ni la va a hacer converger al objetivo 2%.

De Guindos aseveró que la política monetaria va a continuar con subidas de tipos de interés. "Continuaremos elevando los tipos hasta llegar a un nivel que permita que la inflación converja al objetivo. La reducción de la inflación es la principal aportación que puede hacer un banco central a la estabilidad financiera. Es una consideración que tenemos absolutamente asumida en el consejo de gobierno del BCE. Nuestra labor es la estabilidad de precios", concluyó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud