Banca y finanzas

Cómo reorientar tus finanzas para aplacar la subida de tipos de los bancos centrales

  • Los ahorradores salen beneficiados y los hipotecados son los grandes perjudicados
Imagen: Archivo

Los bancos centrales no dan su brazo a torcer. La Reserva Federal sigue con una política monetaria agresiva para contener la inflación. Las sucesivas subidas de tipos de interés, aunque más espaciadas, también han sido el recetario del Banco Central Europeo (BCE) este verano. Christine Lagarde anunció hace unas semanas la mayor alza de tipos en dos décadas.

La subida de precios sigue muy vigente en economías de todo el mundo, un anticipo de un otoño donde los analistas de mercados esperan nuevas subidas de tipos de los supervisores bancarios.

Las familias aún están a tiempo de reorientar las finanzas para aplacar el movimiento de los bancos centrales.

Ahorradores: salen beneficiados

Las constantes subidas de tipos tienen un efecto positivo en los ahorradores. Es decir, entre las personas más conservadoras con el dinero. Los depósitos y las cuentas de ahorro son sus vehículos favoritos para canalizar ese ahorro.

Ambos productos han visto impulsadas las rentabilidades, al contrario de los años anteriores, sobre todo en el caso de los depósitos. Los bancos europeos son los que más premian el ahorro. A cambio de depositar pequeñas cantidades, algunas entidades ya remuneran por encima del 2%.

El depósito a un año del banco letón BlueOrange Bank roza ese porcentaje a cambio de depositar cantidades que parten de 1 euro. Younited Credit remunera con un 1,4% TAE su depósito a un año, que se puede contratar si se depositan al menos 2.000 euros.

Los depósitos más rentables del mercado se pueden suscribir desde plataformas digitales seguras, como Raisin, el mayor supermercado de depósitos europeos. Parte de su oferta puede consultarse en la sección de depósitos de Finect.

Dentro de España también se ha iniciado una guerra de rentabilidades, aunque más despacio. Uno de los últimos en sumarse ha sido EBN Banco, que ha mejorado la remuneración de sus depósitos (entre el 0,9% y el 1,75%). Sin embargo, tiene la desventaja de ser una oferta con fecha de caducidad (12 de octubre) y con la exigencia de depositar más de 10.000 euros.

Las cuentas remuneradas siguen un camino paralelo al de los depósitos. Su operativa es parecida a la de una cuenta corriente. La diferencia y ventaja que aportan es una ganancia para el titular que varía en función del saldo que se mantenga en ellas. Bankinter, Sabadell y Openbank son las que más remuneran en España, normalmente hasta los primeros 5.000 euros.

Sin embargo, ni las cuentas ni los depósitos cubren por completo los datos históricos de inflación en 2022. Con todo, la brecha se va cerrando y las subidas de tipos previstas para los próximos meses revalorizará el interés por ambos productos de ahorro.

Inversiones en Bolsa, un hándicap añadido

El horizonte temporal de la inversión y el perfil del inversor (más o menos aversión al riesgo) son los dos factores principales a considerar en momentos de alta inflación. "El primer camino es una solución más agresiva para compensar la pérdida de poder adquisitivo con rentabilidades mayores, pero con mayor volatilidad", destaca Adrián Viturro, asesor financiero en Inversimply, en un consultorio Finect. La otra vía, más conservadora, encamina las inversiones hacia "la renta fija o los bonos ligados a la inflación".

Xavier Puigjaner, agente financiero en Mapfre Gestión Patrimonial, prevé más "subidas bruscas" de tipos por parte de los bancos centrales. "Incidirán en el mercado de renta variable, pero el daño a la renta fija ya lo hemos vivido y empezamos a ver oportunidades en ambas. Tengo clientes inversores que están aprovechando las bajadas para recomprar, hacer una media ponderada y capear la volatilidad de los fondos. Otros clientes no pueden asumir este pánico y les hemos tenido que refugiar", explica Puigjaner.

El ciclo de subida de tipos resta atractivo a la bolsa a ojos de muchos inversores. Otros mercados como el de renta fija o el de los depósitos bancarios proporcionan al inversor particular ciertos beneficios sin apenas riesgo.

Ahora bien, hay una lectura positiva que ve el vaso medio lleno. La experiencia de los mercados financieros demuestra que el alza del precio del dinero influye negativamente en la renta variable. En concreto, afecta mucho a sectores cíclicos y empresas con valoraciones altas que se disparan por el aumento de los precios. Esto abre oportunidades, rebajas en acciones que caen más de lo esperado. Así, crece el diferencial respecto a su valor justo (precio objetivo en el argot de muchos analistas de mercado).

Este cambio en la valoración de una acción se debe principalmente al miedo del inversor. Los pequeños propietarios de acciones venden en masa los títulos, que se abaratan. Según la estrategia de cada inversor, puede ser un momento óptimo para entrar en un "mercado barato".

Encarecimiento de los préstamos

La subida de tipos, por definición, convierte en desaconsejables los préstamos y créditos. ¿Por qué? El tipo (o tasa) de interés es el precio a pagar por utilizar una cantidad de dinero durante un tiempo. Las recientes subidas de tipos suponen para la persona que pide prestado tener que pagar más intereses por la misma cantidad de dinero.

El efecto en el bolsillo del inversor es evidente. Además de tener que devolver más dinero una vez acabado el tiempo del préstamo, puede llevarle a endeudarse más que en años anteriores, cuando el precio del dinero (el precio de pedir prestado) era mucho más bajo.

Hipotecados: se encarecen las cuotas

Sin duda es la partida de gasto familiar más afectada por la subida de tipos. Algo que, por supuesto, influye sobre aquellos que estén pagando una vivienda en propiedad. Las decisiones del BCE han afectado a los europeos con un encarecimiento del euríbor, el índice de referencia para gran parte de los préstamos hipotecarios a tipo variable en Europa.

La opción de pasar la hipoteca variable a una hipoteca fija puede ser una solución parcial. Las entidades financieras están cambiando su oferta hipotecaria y se han anticipado a la creciente demanda de hipotecas a tipo fijo que se avecina. Por eso, compensa pararse a valorar cuántos años de hipoteca quedan por pagar para valorar el impacto de una cuota mensual más alta (en hipotecas variables).

"Normalmente, la hipoteca de tipo variable toma como índice de referencia el euríbor, que es el indicador más empleado en España, pero no tiene por qué y podría emplear otro diferente", advierte Francisco Manuel Ortega, asesor financiero de Fortuna SFP. Por ello, las hipotecas a tipo variable cuentan con un "factor de imprevisibilidad manifiesto", destaca Ortega.

Sin embargo, los cambios en la cuota que pagan los clientes bancarios no se produce todos los meses. La periodicidad depende de la clase de revisión que un usuario haya pactado con la entidad, que puede ser anual o semestral. "Lo que se hace entonces es recalcular la cuota de la hipoteca en función de cómo haya cerrado el euríbor de media el mes anterior a la actualización", explican desde Ibercaja Gestión.

¿Qué conviene hacer con el dinero?

Los mercados financieros cambian con rapidez y participan distintos factores. Sin embargo, todo este año ha estado marcado por la volatilidad. Muchos inversores optaron por mover el dinero hacia activos financieros más conservadores, como la deuda, a través de fondos de renta fija. Sin embargo, este activo tampoco atraviesa un buen momento.

Por eso, se abren opciones para los ahorradores que buscan mayor rentabilidad para su dinero sin asumir toda la volatilidad de las Bolsas. Los fondos que invierten en activos refugio son una alternativa. También lo son las inversiones enfocadas en el largo plazo, como la inversión temática a través de fondos de megatendencias.

Otros inversores con un perfil moderado o conservador disponen de fondos monetarios, que invierten sin apenas asumir riesgo, garantizan liquidez casi inmediata y muy poca fluctuación de precios. A cambio, la rentabilidad a la que se aspira es menor. En todo caso, ante cualquier duda financiera es conveniente contactar con un asesor profesional, capaz de perfilar un plan financiero ajustado a cada situación personal. Finect dispone de un formulario gratuito para poner en contacto a usuarios interesados con profesionales sin ningún compromiso.

Conoce tu perfil inversor

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.