Banca y finanzas

El Santander gana un 33% más y confirma sus objetivos y el dividendo

  • El banco ratifica el 'pay-out' del 40% y la meta del 13% en rentabilidad
  • Subraya que ha pagado 2.374 millones en impuestos, con una tasa efectiva del 30%

El Banco Santander obtuvo un beneficio ordinario de 4.894 millones de euros durante el primer semestre del año, cifra que supone un aumento interanual del 33% y que se limita al 16% si se excluyen los 530 millones de costes extraordinarios anotados el pasado año para asumir los planes de reestructuración. La cifra supera en un 3,20% los 4.742 millones estimados por el consenso de mercado de FatSet.

"Hemos logrado unos buenos resultados en el primer semestre, con un retorno sobre el capital tangible muy por encima del 13% y una ratio de capital CET1 del 12%, lo que muestra la fortaleza y eficiencia de nuestro modelo y la solidez de nuestro balance", indicó la presidenta del grupo, Ana Botín, que ratificó todos los objetivos de la entidad para este año.

"Pese a incertidumbre y a las dificultades en la economía, confiamos en alcanzar los objetivos de 2022, a la vez que seguimos aumentando el valor contable tangible (TNAV) y el dividendo por acción en el medio plazo, después de aumentar un 9% en los últimos doce meses", detalló en un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La banquera subrayó que la diversificación aporta "una base sólida y resiliente para crecer", con Sudamérica generando el 33% del beneficio del grupo y un 15% del crédito; y Norteamérica con una rentabilidad sobre recursos propios tangibles (RoTE) del 23%; y una rentabilidad en Europa y España que "ya se acerca al coste de capital". El RoTE ajustado se situó por encima del 27% en Sudamérica y en Europa en el 12%, y en el 13,7% el global del grupo. 

Para el conjunto del año, su previsión es mantener este ratio de rentabilidad por encima del 13%. La cifra mejora el 11,96% al que cerró el ejercicio 2021 y supera el 9,31% de finales de 2019, antes del estallido de la pandemia. 

Botín estimó que el contexto económico que se abre "será probablemente difícil para los gobiernos, los bancos centrales, los ciudadanos y las empresas", reivindicando el rol de la banca. "Los bancos seguimos siendo parte de la solución y, como hasta ahora, vemos el camino de colaboración entre todos los agentes económicos y sociales, y los bancos como la vía para seguir apoyando a las economías y a nuestros clientes".

La entidad está en línea para lograr los objetivos anunciados en pasado febrero para este año: crecimientos de los ingresos de en torno al 5%, un RoTE ordinario por encima del 13%, una ratio de eficiencia del 45% y una ratio de capital CET1 fully loaded del 12%. Su consejo de administración mantiene la intención además de distribuir a los accionistas el 40% del beneficio ordinario por medio de dividendos en efectivo y recompra de acciones.

Ratifica el reparto de dividendos

En plena polémica por el impuesto a la banca anunciado por el Gobierno cuyo diseño se conocerá hoy, el banco indicó que su beneficio bruto creció un 4% en euros corrientes -corregido el efecto de las divisas-, hasta los 7.915 millones, y pagó 2.374 millones en impuestos, con una tasa efectiva del 30%. 

En términos de actividad y pese a la incertidumbre de los mercados, el banco ha captado más de siete millones de clientes en todas sus geografías, hasta alcanzar los 157 millones, y realizó un 56% de las ventas vía web o móvil.

En negocios, elevó un 4% los recursos de clientes gestionados y ya rebasa los 1,1 billones de euros, con expansiones del 5% en depósitos. En créditos, la cartera aumentó un 6%, con progresiones del 7% en hipotecas, del 6% en crédito al consumo y del 4% en empresas. 

Favorece la subida de tipos 

Se ve además beneficiado por el aumento de los tipos de interés en Reino Unido, Polonia y otros lugares, que impulsaron un 7% en el margen de intereses, con un crecimiento particularmente alto en Reino Unido (+13%), Polonia (+92%), México (+9%), Chile (+7%) y Argentina (+93%).

Los ingresos totales se ampliaron un 4% en euros constantes y un 11% si se tiene en consideración la apreciación de la mayoría de divisas, hasta 25.120 millones; al integrar también los ingresos por comisiones, que aumentaron un 7% por "mayores volúmenes y la mejora de la actividad". 

La inflación disparó un 5% sus costes generales en euros constantes. Si se descuenta ese IPC caerían un 4% por la mejora de la productividad. El ratio de eficiencia se situó en el 45,5% y prevé bajarlo al 45% en el año. 

Por geografías, Europa aportó 1.839 millones al beneficio ordinario (+38%), Sudamérica 1.946 millones (+7%) y Norteamérica 1.578 millones (-10%). Digital Consumer Bank elevó a su vez la ganancia un 16% y la situó en 572 millones. En un análisis por países, España ganó 652 millones, un 68% más, gracias en parte a una reducción del 11% en las dotaciones por insolvencias y menores costes, con la morosidad en el 3,83%. En Reino Unido, el beneficio avanzó un 6% y se situó en 736 millones; mientras que en México ganó 546 millones (+32%) y en Brasil sumó 1.365 millones (-1%). 

Sobre la calidad del balance, el ratio de morosidad se situó en el 3,05%, con un descenso de 17 puntos básicos; mejoró el ratio de capital de máxima calidad CET1 fully loaded en 18 puntos básicos y lo colocó en el 12,05%, en línea con el objetivo de mantenerlo por encima del 12%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud