Banca y finanzas

Medel se 'libra' de ser evaluado con el 58% de los apoyos y sale de Unicaja

  • La Fundación pide a Economía que el informe sea genérico sobre la gobernanza
Imagen del Patronato de la Fundación Unicaja, en el centro, los presidentes entrante y saliente.

El ya expresidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, logró este martes los apoyos suficientes para evitar la realización del informe para evaluar su idoneidad y honorabilidad, como pidió el Ministerio de Economía a finales de marzo ante la crisis reputacional en el seno de la institución. Medel celebró a las 12:45 de hoy su último patronato con tres puntos principales en el orden del día, dentro de los 13 que había: aprobar su cese (con 11 votos a favor y uno en contra), dar el visto bueno a José Manuel Domínguez como su sucesor (un candidato de consenso que consiguió el cien por cien de los apoyos) y cancelar la realización del informe sobre su idoneidad encargado al bufete Baker McKenzie.

El punto de la cancelación de dicho trabajo ya fue impugnado el pasado lunes por una parte del patronato, sin embargo, Medel contó con apoyos suficientes para aprobar por mayoría simple la propuesta. Concretamente, con el 58% de los votos, puesto que siete patronos apoyaron que no se realizara la evaluación y cinco votaron en contra (Medel no votó y Guillermo Jiménez no estuvo en la reunión por enfermedad). El argumento dado por la Fundación para no realizar este documento es que "carece sobrevenidamente de objeto la valoración de la idoneidad de Braulio Medel al cesar en su cargo". Además, la institución solicitó al Protectorado de las Fundaciones Bancarias (se integra dentro de Economía) que el informe requerido se pronuncie solo sobre la gobernanza de la Fundación, no sobre Medel. No obstante, las fuentes consultadas consideran que ya ha habido un acuerdo previo entre Protectorado y Fundación para dejar atrás dicha evaluación y zanjar el tema.

Mantiene otros cargos

A pesar de la marcha de Medel de la Fundación, continuará como consejero en Fundalogy, Fundación Unicaja Ronda y de Caser, participada de la entidad. Estas mismas fuentes apuntan a la posibilidad de prescindir del informe puesto que si supusiera un varapalo para el ya expresidente de la Fundación tampoco podría continuar en dichos cargos.

Por otro lado, fuentes conocedoras de la situación, critican que Medel no haya dejado su cargo tras votarse el punto 10 del orden del día, donde estaba reflejado, sino al final de la reunión, apuntando a que ha querido evitar que su sucesor pudiera eliminar el punto doce, relativo a la anulación del informe sobre su idoneidad. La caída de Medel comenzó a finales de año, cuando dos organizaciones, la CIC y Salvemos Unicaja, presentaron dos denuncias contra el presunto cobro de dietas indebida del ya expresidente (la Fiscalía malagueña abrió diligencias) y su implicación en el caso Ausbanc. Además, varios patronos acusan a Medel de haber entregado Unicaja al equipo entrante de Liberbank tras la fusión del pasado verano.

Nuevo presidente

Domínguez señaló a través de un comunicado que tomaba el cargo "bajo la premisa de poder ejercerlo con autonomía e independencia, sin otras sujeciones que las que se derivan del marco legal, institucional y corporativo y de la más estricta defensa de los intereses de la Fundación".

Asimismo, resaltó que el nombramiento representa para él una alta responsabilidad y no escatimará esfuerzos en la defensa de los intereses de la Fundación, con el objetivo de que su misión social pueda alcanzar las mayores cotas de eficacia y calidad, logrando el mayor impacto posible en términos de bienestar social.

Medel, por su parte, agradeció al conjunto de las personas que integran la institución su trabajo, dedicación y entrega a lo largo de los años. "Son los pilares que han hecho posible que la nuestra sea la fundación financiera y social más importante de Andalucía", dijo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.