Banca y finanzas

Botín ve "sano" el alza de tipos y prevé poco impacto para los consumidores

  • Pide revisar la regulación para competir con bancos norteamericanos y 'bigtech'
La presidenta del Santander, Ana Botín.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, defendió este jueves la próxima subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), organismo supervisor que ya adelantó hoy un primer alza para el 21 de julio de 25 puntos básicos (aunque se desconoce si va a afectar a la facilidad marginal de depósito, de crédito o a ambas). La banquera aseguró que pasar los tipos a cero "es sano" y no es tan importante para la mayoría de consumidores. A su juicio, el sistema financiero no está diseñado para estar en tipos negativos, aunque lleva ya seis años con ellos.

Botín participó hoy en una mesa redonda celebrada en el Banco de España, junto a la subgobernadora Margarita Delgado, el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, y la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke Köning. Precisamente, ésta última recordó que hubo una época en la que los tipos de interés estaban al 6%, umbral en el que "parecía lo correcto", pero ahora cuando se habla de un alza de los mismos, los consumidores muestran mucha preocupación al respecto. Por su parte, Enria apuntó que no ve que el alza de tipos vaya a dañar al consumo y simplemente normalizará la situación.

La celebración de esta mesa redonda, que versaba sobre los retos del cambio de modelo de negocio de la banca, coincidió en fecha con los diez años que España pidió el rescate bancario. Una década después, el presidente del Consejo de Supervisión del BCE señaló que le gustaría que los bancos europeos hicieran un replanteamiento de su modelo de negocio considerando el mercado europeo como el doméstico. No obstante, Enria reconoció la dificultad para que se den operaciones corporativas en Europa con una unión bancaria incompleta, puesto que falta la creación de un fondo de garantía de depósitos común. König, por su parte, añadió que todas las fusiones vistas hasta la fecha se han tomado como decisiones individuales de cada banco y confía en que a futuro se tomen por decisiones de negocio.

Por otro lado, Botín, que participó en la mesa en calidad de representante de la Federación Bancaria Europea, llamó a una revisión de la regulación y "legados" con los que carga el sector para poder competir con grandes bancos norteamericanos o compañías tecnológicas.

Inversión o dividendo

Asimismo, aseguró que la digitalización es uno de los grandes desafíos del sector para el que se necesita inversión. "Debemos ser capaces de pagar dividendos y que funcione el negocio a la par que creamos un servicio de banca digital. No es que no sepamos hacerlo, es que supone una inversión grande y cuando se invierte no se da el dinero a los accionistas", dijo. La banquera, además también pidió igualdad de competencia para las compañías tecnológicas, firmas contra las que apuntó por pagar casi la mitad de impuestos que la banca. Respecto a las criptomonedas, reclamó que se permita a las entidades comercializarlas con las protecciones adecuadas. Por su parte, Margarita Delgado, reconoció que los supervisores están más acostumbrados a mirar los riesgos tradicionales y aún no tienen capacidad suficiente para analizar los digitales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud