Banca y finanzas

Accenture prevé alzas del 10% del margen de la banca con la tecnología

  • Un uso más intensivo llevaría a reducir el coste de operaciones entre un 15% y un 30%

Las posibilidades que abre la tecnología a la banca van mucho más allá de aquilatar los costes o adaptarse a los crecientes hábitos digitales de sus clientes. Según el presidente de Accenture en España, Portugal e Israel, Domingo Mirón, "solo el 8% del procesamiento tecnológico de Europa en banca está orientado a la cloud" y el sector "podría generar un margen recurrente del 10% en los próximos años si de verdad se utiliza, no como algo puramente tecnológico, sino para generar un impacto positivo en el procesamiento de negocio".

El experto indicó que un uso más intensivo llevaría además a "reducir, no el coste de la tecnología, sino el coste de las operaciones de determinados procesos entre un 15 y 30%", durante su intervención en el 'IV Foro Banca' organizado por elEconomista en colaboración con Accenture. Dicha mejora procedería de la posibilidad de incorporar en tiempo real decisiones sobre marketing, gestión del riesgo o del fraude; además de crear modelos para prestar servicios a terceros o, incluso, colaborar "con otros negocios y sectores económicos, incorporando ofertas de terceros a la oferta del banco".

Su aplicación tendría además, en palabras de Mirón, tres efectos inmediatos: "conseguir una velocidad mayor para lo que de verdad piden los clientes", crear procesos inteligentes o autónomos sin necesidad de intervención humana y poder adoptar decisiones "mucho más basadas en datos casi ilimitados porque el coste del procesamiento lo hace posible".

El responsable de Accenture defendió que además la banca podría actuar de catalizador para que la digitalización llegue a las pymes como quiere el Gobierno a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, gracias a su "impresionante" capacidad de tracción en muchos sectores económicos, algo que "no ocurre en otros países".

Mirón realizó un balance positivo de la situación que atraviesa la banca española en base a las últimas cuentas conocidas, que arrojan crecimientos de dos dígitos en el negocio, buena evolución de los ingresos por comisiones y el alivio en la dotación de provisiones; junto a esa "transformación silenciosa, pero muy profunda" en la que está inmersa para adaptarse a los nuevos hábitos de los clientes, más digitales, y lograr una operativa más eficiente.

El experto cree que las operaciones de concentración "podrían continuar también en el 2022" tras las protagonizadas este año entre CaixaBank y Bankia y la integración de Liberbank en Unicaja, e incluso cree que continuarán reduciendo sucursales dado que el ratio de oficinas por cada 100.000 habitantes está en el 46 y "es bastante superior a la media europea". Entre los desafíos que encaran las entidades y junto a la digitalización citó la entrada de los neobancos o rivales digitales y la sostenibilidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin