El tono menos hawkish de la Reserva Federal estadounidense (Fed) no ha calado en las bolsas a ambos lados del Atlántico tanto como lo hizo con el dato de inflación americana del mes de octubre. Al menos, no de la misma manera. Tras una semana marcada por la volatilidad en los índices europeos, con sesiones de los dos colores, y tras haber estado en el terreno negativo durante parte de la jornada del viernes, el EuroStoxx 50 logró cerrar la semana con un tibio avance del 0,4%. Por lo tanto, la racha semanal alcista más larga del año sigue sin romperse para la referencia europea, que ya acumula nueve semanas en positivo.

A falta de un mes para que finalice el año, 13 de los valores del Ibex 35 colocan a cierre de noviembre su balance anual en positivo. El sector bancario domina claramente esta lista, con cuatro de las cinco entidades financieras registrando ganancias en bolsa desde el primero de enero -y tres entre las cuatro primeras posiciones-, a excepción de Banco Santander, el único banco que continúa en negativo, penalizado por su negocio en Brasil (aunque presenta uno de los mayores potenciales a nivel europeo). Frente a él, Sabadell y CaixaBank se ensalzan como las firmas españolas que más avanzan en bolsa en 2022, con una subidas del 50% y casi 48% respectivamente.

En uno de los peores ejercicios que se recuerdan para la renta variable en general (no tanto para el Ibex que cede un 4,5% en 2022) este entorno ha dejado, sin embargo, notorios potenciales en bolsa de cara a los próximos 12 meses. En el Ibex 35, las firmas con más de 50.000 accionistas (que hacen públicos sus datos) cuentan con un potencial medio del 18%, lideradas por la banca en general -las entidades financieras españolas engordan su potencial medio al 23%- y por Banco Santander en particular.

Solo Marathon Petroleum resiste dentro del Eco30. Hubo un tiempo en el que este sector ocupó el mayor peso de Tressis Cartera Eco30, integrado por la estadounidense además de OMV, Sanccor y TotalEnergies -estas dos últimas abandonaron el fondo en la última revisión-. Así, la norteamericana aguanta como el último bastión petrolero en el Eco30 -históricamente la petrolera con las mejores recomendaciones-. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Que el mercado de materias primas ha generado una de las situaciones más inflacionarias que se recuerdan de las últimas décadas ya no es noticia para nadie. Sin embargo, el último dato de IPC estadounidense, el del mes de octubre -del 7,7%, tres décimas por debajo de las estimaciones-, vislumbró la efectividad de las duras políticas monetarias que están llevado a cabo los bancos centrales y el mercado ya cree que la inflación ha tocado techo, al menos, en Estados Unidos.

Una vez recuperada la estabilidad dentro de la cúpula directiva -sufría desde junio una crisis de gobierno corporativo que se extendió hasta finales de octubre-, la cotización de Indra también esta rescatando su mejor tono. Desde los mínimos del año que marcó a principios de septiembre en los 7,56 euros, su acción rebota con fuerza y ya recupera un 31,4% de su valor, volviendo a niveles del pasado junio. De hecho, estos últimos días ha llegado a acumular cuatro sesiones consecutivas en números verdes -durante gran parte de la jornada de ayer vistió el verde, para finalmente cerrar con un ligero retroceso del 0,45%- que le devolvieron el lunes al terreno positivo en el ejercicio, con alzas del 4,4%.

Iba a ser el año de la consolidación económica, pero la guerra entre Rusia y Ucrania lo truncó todo. El sector turístico en general y las aerolíneas en particular esperaban que este 2022 fuese el ejercicio en el que se recuperasen los niveles previos al estallido del Covid, tanto de ocupación como a nivel bursátil. Nada de esto ha sido posible. Y, sin embargo, en un año protagonizado por las pérdidas que sufren prácticamente todas las industrias, las aerolíneas de todo el mundo aún presentan un potencial medio del 30%.

El optimismo que generó en los mercados el dato de inflación estadounidense del mes de octubre -7,7%, tres décimas por debajo de las estimaciones- siguió difundiéndose a comienzos de esta semana. El S&P 500 llegó incluso a tocar los 4.000 puntos durante la sesión del martes.

Tal y como se esperaba, la caída de la inflación norteamericana en octubre -del 7,7%, tres décimas por debajo de las estimaciones- sentó como un jarro de agua fría a la moneda estadounidense, frente a los potentes rebotes que experimentaron los parqués a ambos lados del Atlántico. Wall Steet rebota en torno a un 6% desde que se conoció la cifra, aunque, si se mide el índice en euros, el rebote queda diluido al 1,7% por el fortalecimiento del euro frente al dólar, lo que provoca que el inversor europeo que haya invertido en bolsa americana en la divisa común no haya podido sacar tanto partido de las últimas ganancias.

THE CORE Entertainment Science School es la primera escuela de Ciencias del Entretenimiento de Europa (perteneciente a Planeta Formación y Universidades) en la que integra esta visión por el entretenimiento con el contenido audiovisual. Para ello cuenta con la colaboración de empresas y profesionales como, por ejemplo, Atresmedia, así como diferentes experimentos y programas tecnológicos. Todo ello, convierte a The Core en una escuela de relevancia dentro de la industria audiovisual. elEconomista.es quiso conversar con su decana Mercedes Agüero Pérez.