Aragón

El Ayuntamiento de Calatayud presenta proyectos por valor de 1,9 millones al PLUS 2022

Zaragoza

El consistorio bilbilitano ha remitido a la Diputación Provincial de Zaragoza los proyectos que pretende impulsar en la ciudad con los fondos del Plan PLUS correspondientes a 2022. La ciudad recibe 1.989.997 euros de este programa que unifica todas las ayudas y subvenciones de esta institución.

Las principales inversiones están destinadas a intervenciones que mejoren la movilidad y renueven zonas que presentan un mayor deterioro. "Pretendemos dedicar fondos a renovar las principales vías pero también actuaremos en calles y plazas del casco antiguo bilbilitano, así como otras iniciativas dinamizadoras de nuestro patrimonio", explica el alcalde, José Manuel Aranda, quien ha explicado los proyectos presentados en la Junta de Gobierno Local que se ha celebrado esta mañana en el Consistorio.

La cuantía más elevada es de 264.000 euros para la renovación de la plaza Gáldar, entre el paseo Cortes de Aragón y la calle Gáldar. Se cambiará el pavimento y las infraestructuras de la plaza de la Jolea, la calle Bañuelo, Glen Ellyn, San Íñigo y la calzada de la plaza Darío Pérez.

Además, la solicitud al PLUS incluye la regeneración de la antigua travesía N-II (calle Ramón y Cajal en el tramo que se encuentra entre la calle Fernández Ardavín y el acceso al aparcamiento). En los proyectos se plantean reparaciones en la cuesta de Tarancón, se renovará el tramo de la avenida Pascual Marquina (desde la rotonda hasta Sixto Celorrio) y se actuará en los accesos al CEIP Francisco de Goya.

Estos fondos procedentes de DPZ servirán para desarrollar una segunda fase del videomapping que estos días se está presentando en la Iglesia de San Pedro y para redactar un plan director de regeneración urbana del conjunto histórico-artístico, según han añadido desde el Ayuntamiento de Calatayud.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.