Aragón

Ibercaja y Pensumo presentan un proyecto que vincula el ahorro del futuro con el consumo

Zaragoza

Ibercaja y Pensumo han presentado el proyecto 'Sistema Pensión por Consumo' en la primera convocatoria del 'sandbox' que, impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, persigue la innovación y disrupción del sistema financiero en España.

El sandbox financiero constituye un área de pruebas para la experimentación, evolución y perfeccionamiento de nuevos modelos de negocio sustentados en tecnologías pioneras y vanguardistas, que aún no poseen un marco regulatorio definido.

En la actualidad, la financiación de las pensiones supone una gran problemática en la sociedad española ocasionada, principalmente, por un contexto de longevidad creciente donde se espera que, en el año 2050, el 40,2 por ciento de la población española supere la edad de los 60 años.

Por este motivo, el mercado de pensiones requiere una herramienta que contribuya al ahorro de la población, tanto en número de ahorradores como en volumen de ahorro, a través de un sistema complementario de pensión por consumo, siendo la forma más eficiente de implementar esta herramienta proyectar el ahorro, de base conductual, en hábitos diarios y de manera automática.

Pensión por consumo

El Sistema Pensión por Consumo ha sido desarrollado conjuntamente por la fintech Pensumo e Ibercaja y ha contado con la colaboración de José Antonio Herce, asociado de Pensumo y fundador de la consultora LoRIS y uno de los principales expertos en longevidad y pensiones de España.

Para la preparación de este proyecto han sido también asesorados por CMS y Finnovating, en un equipo conjunto liderado por Jaime Bofill y Rodrigo García de la Cruz.

Este proyecto se basa en vincular el ahorro para la jubilación con el consumo, redirigiendo los flujos económicos que genera el estilo de vida diario hacia la pensión futura, con la posibilidad de reforzarlo con ahorro voluntario.

Para ello, ambos promotores han creado un servicio digital basado en la filosofía de Banca Abierta, con la posibilidad de estar disponible en una nueva aplicación móvil, en sistemas de comercio electrónico o, en el futuro, en la propia app de Ibercaja.

Este servicio tiene como objetivo modificar, de forma disruptiva, los mecanismos que hasta ahora están establecidos para las aportaciones destinadas al ahorro futuro, fomentando y vinculando este ahorro al pago que se realiza en comercios.

El proyecto establece varias alternativas para llevar a cabo estas aportaciones. La primera de ellas, promoviendo acuerdos con terceros para que los propios establecimientos y empresas apliquen un porcentaje de la compra al plan de ahorro futuro del usuario.

Así, el usuario de esta app se convierte en partícipe de un sistema de previsión en el que se ingresarán porcentajes de las compras que efectúe, bonificaciones, descuentos o promociones en los comercios o web asociadas o por la realización de acciones responsables, "retos", planteadas en la aplicación. Todos los procesos se implementan a través del móvil y de forma gratuita, ya que no se requiere el pago de cuotas o consumos mínimos.

La segunda alternativa se basa en la elección del propio usuario, teniendo este la capacidad de destinar a su sistema de ahorro un porcentaje determinado, una cantidad fija cada mes o el redondeo de cada compra realizada.

Impulso al ahorro privado

Las fórmulas de cotización laboral para la pensión son ahora insuficientes debido a los cambios que se han producido en el mercado laboral.

Una solución para esta situación es cotizar para el Sistema de Pensión por Consumo, ya que permitirá aumentar la inclusión social y democratizar el acceso al ahorro para la jubilación para la generalidad de la población que ahora, o en un futuro, no dispondrán de los vehículos convencionales basados en el ahorro financiero.

El jefe de Estrategia Digital e Innovación de Ibercaja Banco, Víctor Royo, ha destacado que "una de las metas principales de Ibercaja es seguir diseñando e implantando nuevas soluciones que ayuden a generar un ahorro futuro a las familias". "En esta línea, el lanzamiento del sandbox financiero español constituye un marco perfecto de colaboración entre los diferentes órganos supervisores e Ibercaja", ha añadido.

Por su parte, el director de Ibercaja Pensión, José Carlos Vizárraga, ha trasladado que Ibercaja está "firmemente comprometida" con la necesidad de fomentar el ahorro para el futuro y el sandbox ofrece una "excelente oportunidad" para crear una herramienta que lo facilita.

"En la Entidad siempre hemos tenido como objetivo ofrecer una mayor democratización en la gestión avanzada del ahorro futuro, aspecto fundamental para garantizar el acceso de todos nuestros clientes a un servicio experto de asesoramiento y gestión de su ahorro. La digitalización y la creación de este nuevo sistema de ahorro conductual van a permitir avanzar en esta línea", ha apostillado Vizárraga.

El CEO de Pensumo, José Luis Orós, ha manifestado que "la pensión por consumo será un nuevo pilar de ahorro complementario a los existentes. Lo es ya en China, y se está fraguando en otros países como Perú, México o Chile. Serán cotizaciones, prestaciones o bonificaciones, basadas en el consumo diario y la economía circular, con vínculos en la economía colaborativa".

El objetivo es que los consumidores generen pensión a lo largo de su vida además de por trabajar, por comprar, al hacer deporte, por estudiar, por tener todos los puntos del carné o por su estilo de vida. "La Comisión Europea ya validó nuestro modelo en su Programa de innovación social H2020-SME, y tenemos la oportunidad de llevarlo al mercado de forma eficiente gracias al Sandbox para que cualquier consumidor pueda usarlo optimizado y beneficiarse", ha dicho el CEO de Pensumo.

Ahorro finalista

Ibercaja cuenta con una larga trayectoria en ahorro futuro y planes de pensiones, siento una de las principales entidades del sector. No en vano, a pesar de la pandemia de la COVID-19, Ibercaja Pensión, gestora de planes de pensiones de Ibercaja, registró una evolución muy positiva en 2020, con un incremento del 3,2% del volumen gestionado, hasta los 7.011 millones de euros, lo que supuso un aumento de 7 puntos en cuota de mercado, hasta el 5,91%, consolidando la quinta posición del ranking nacional.

El dinamismo de estas aportaciones permitió a Ibercaja Pensión incrementar el patrimonio administrado en el sistema individual hasta 2.753 millones de euros en 2020, un crecimiento del 6,9% interanual, frente al 2,7% del sector.

Esta evolución consolida un lustro en el que Ibercaja Pensión ha escalado hasta el 3,35% en el mercado de planes individuales pasando de la décima posición en 2015, a la séptima a cierre de 2020.

Asimismo, la Gestora revalidó el tercer lugar en el ranking nacional de planes de empleo, con un patrimonio de 4.258 millones de euros y una cuota de mercado del 11,93%. También en el sistema de empleo, Ibercaja Pensión ha mantenido una trayectoria ascendente que le ha permitido aumentar su cuota de mercado en los últimos cinco años en 81 puntos básicos. Ibercaja Pensión administra dos de los diez planes de mayor volumen del país.

Por otra parte, en el marco de la estrategia de Ibercaja de reforzar su posición referente en el ahorro finalista y para la jubilación, la Entidad lanzó en noviembre 'Vamos con tu futuro'. Esta nueva web, que se ha configurado siguiendo los valores de Ibercaja como son la cercanía, la profesionalidad, la solidez y excelencia, el compromiso y la capacidad de adaptación, incorpora contenidos, simuladores, vídeos respuesta de los expertos profesionales de Ibercaja Pensión, así como una 'skill' para el dispositivo Alexa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.