Aragón

El 65% de los directivos aragoneses cree que empeorarán sus ventas por el coronavirus

  • El 50% prevé que baje la exportación
  • El 45% no acometerá nuevas inversiones
  • El 70% considera que las medidas adoptadas por el Gobierno no son las adecuadas
Zaragoza

Los directivos de Aragón muestran su preocupación ante la situación generada a nivel global con el COVID-19 y el posible impacto en la actividad empresarial. El 65% opina que empeorarán sus ventas y el 35% cree que podría descender su plantilla.

Dentro de España, hasta el momento Aragón no es una de las comunidades más afectadas por el COVID-19, aunque tampoco es ajena a la situación que se ha producido a nivel global ni dentro del país. Un contexto en el que los directivos aragoneses han mostrado su preocupación por esta situación que han calificado de "crisis global" y que prevén que impacte en su actividad empresarial y en el empleo.

En concreto, el 65,40% de los directivos de Aragón considera que sus ventas van a empeorar, según se recoge en el Indicador de Opinión extraordinario que ADEA, que ha sido realizado a 178 directivos y ejecutivos. Además, en relación a las ventas en el mercado interior, el 28,54% considera que permanecerán estables y solo el 6,06% opina que mejorarán.

El impacto del coronavirus no solo se va a dejar sentir en las ventas en el mercado interior, también las exportaciones se prevé que se vean afectadas. En concreto, el 50,68% de los directivos considera que se producirá un descenso frente al 45,28% que señala que permanecerán estables. Solo el 4,04% opina que mejorarán las ventas al exterior.

En materia de empleo, los directivos aragoneses también muestran su preocupación por el impacto en las plantillas. Si bien el 62,15% cree que permanecerán estables, destaca el hecho de que el 35,83% señala que empeorará y tan solo el 2,02% opina que se producirá una mejora.

A la hora de acometer nuevas inversiones, los directivos aragoneses tampoco son muy optimistas: el 48,14% apunta a la estabilidad, mientras que el 45,80% señala un empeoramiento y un 6,06% indica una mejoría.

Medidas, tarde e inadecuadas

En cuanto a las medidas adoptadas por el Gobierno, la posición de los directivos aragoneses es clara. el 70,35% de los encuestados indica que no le parecen adecuadas frente a tan solo un 29,65% que las considera acertadas.

Una percepción ante la que los directivos aragoneses han urgido -porque opinan que se ha tardado mucho tiempo en implementar acciones de contención a pesar de tener como ejemplo el caso próximo de Italia-, a que se preparen medidas que permitan neutralizar en lo posible este efecto negativo, además de recordar que no es momento para una subida de impuestos, ni de reformas laborales que puedan acelerar la destrucción de empleo.

Entre las medidas planteadas para evitar reducir plantilla o tomar medidas que comprometan el futuro, destacan las dirigidas a mejorar y ayudar a la liquidez de las empresas en esta situación -como moratorias en el pago del IVA o a la Seguridad Social-, así como la habilitación de líneas de crédito blando para facilitar pagos de nóminas o proveedores. También preocupa la situación de los autónomos porque la inactividad temporal puede hacer peligrar su supervivencia.

Los directivos aragoneses han urgido a afrontar la realidad y a concienciar a la población de medidas asumibles y de mayor efectividad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0