Aragón

Las farmacias aragonesas están preparadas para colaborar en el abandono del tabaquismo ante la financiación de los tratamientos

  • El día 1 de enero se empiezan a financiar con cargo al sistema público medicamentos para dejar de fumar
Zaragoza

Los Colegios de Farmacéuticos de Aragón se han reunido con la Dirección General de Salud Pública para ofrecer al Gobierno de Aragón una propuesta de actuación de las farmacias que facilita la derivación al médico y el seguimiento de los tratamientos.

Los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón han puesto a disposición de la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón las 735 farmacias aragonesas como un recurso asistencial más para contribuir al éxito en la deshabituación tabáquica ante la entrada en vigor, el próximo 1 de enero, de la financiación de tratamientos para dejar de fumar (bupropión y vareniclina).

La entrada en vigor el 1 de enero de la financiación de estos medicamentos, se hará solo bajo determinadas condiciones, destacando entre ellas la motivación de la persona fumadora y la actuación de los profesionales sanitarios.

En este marco, el pasado 4 de diciembre, representantes de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón se reunieron con el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, para ofrecerle una propuesta de colaboración que incluye la identificación en farmacias de la persona fumadora, la derivación al médico en el caso de cumplir los requisitos establecidos en los protocolos de cesación tabáquica de la Consejería de Sanidad, el seguimiento del tratamiento, así como labores de información y educación sanitaria.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, Ramón Jordán, ha destacado que, con el fin de alcanzar el éxito y optimizar así los recursos invertidos, es importante que "el sistema sanitario aproveche todos los profesionales y establecimientos sanitarios, incluidas las farmacias aragonesas, por las que cada día pasan 80.000 ciudadanos".

Además, Jordán también ha recordado que los farmacéuticos, como expertos universitarios en el medicamento, son profesionales que pueden contribuir a su adecuado uso y obtención de los resultados esperados del tratamiento, como se ha puesto de manifiesto con su participación en iniciativas autonómicas ya desarrolladas.

Las administraciones sanitarias están ultimando sus programas de abandono del tabaco para el 1 de enero y "tienen a su disposición la experiencia de las farmacias en este ámbito para poder participar de manera activa en los proyectos que se están desarrollando, en una acción coordinada con los médicos prescriptores", ha señalado la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Teruel, María José Villafranca.

En esta línea, cabe recordar las campañas y los planes en los que a lo largo de los años han participado las farmacias, con el ejemplo reciente de Navarra, donde intervienen en la captación y seguimiento de los pacientes que inician tratamientos farmacológicos para dejar de fumar.

"Es importante aprovechar la experiencia de Navarra que está teniendo excelentes resultados, incluyendo expresamente a los farmacéuticos comunitarios en los protocolos y programas preventivos", ha señalado el presidente del Colegio de Huesca, Ángel Más.

En la reunión mantenida con la Consejería de Sanidad participaron los presidentes de los Colegios de Farmacéuticos de Zaragoza, Ramón Jordán; de Huesca, Ángel Más; y de Teruel, María José Villafranca, además de la vocal de Atención Farmacéutica del Colegio de Zaragoza, Mercedes Arias. A la reunión también asistió el jefe de servicio de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, Luis Gascón.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.