Andalucía

Abengoa participa en la construcción de la mayor desaladora del mundo

  • Se ha inaugurado en Arabia Saudí con 600.000 m3/día de capacidad
  • La compañía está construyendo actualmente cinco plantas más y ha construido otras 30 en 13 países
  • El gigante sevillano sigue pendiente de su rescate y la resolución del concurso de acreedores
Sevilla

Abengoa, compañía internacional nacida en Sevilla, actualmente en concurso de acreedores y pendiente de un rescate de la SEPI, ha estado presente en la ceremonia de inauguración de la planta desaladora de Rabigh, la mayor desaladora de ósmosis inversa en operación comercial en el mundo, con 600.000 m3/día de capacidad, en cuya construcción ha participado.

La desaladora de Rabigh 3 garantiza el suministro de agua potable de más de tres millones de personas en las ciudades de Makkah, Al-Mokarramah, Jeddah y Mastorah.

En un acto emblemático, se han dado encuentro en la ciudad de Rabigh (Arabia Saudí) S.E. Eng. Abdulrahman Abdulmohsen A. AlFadley, ministro de Medioambiente, Agua y Agricultura, S.E. Eng. Khaled Al Qureshi, director general de la Saudi Water Partnership Company, el Sr. Mohammad Abunayyan, presidente de ACWA Power, y el Sr. Faisal Al Nowaiser, miembro del Consejo de Administración de SBCC-SAWACO, además de representantes del consorcio responsable del EPC del proyecto, Abengoa, SepcoIII (Power China) y Sidem (Veolia).

El CEO de Abengoa Agua y Energía, Ángel Alday, ha destacado que "este proyecto icónico, es el claro exponente del interés de Abengoa por participar en la consecución de los objetivos estratégicos de la "Visión 2030 de Arabia Saudí", con un extraordinario desarrollo de la desalación en el país, y un interés por establecer récords de reducción de tarifa de agua y de minimización de huella de carbono".

Recientemente, la planta de Rabigh ha sido reconocida como la mayor instalación de desaladora por ósmosis inversa del mundo, por el Guinness World Records™, la máxima autoridad mundial en materia de superación de récords. Le han hecho merecedora de este reconocimiento, entre otros beneficios, el ser la planta con más alto nivel de eficiencia operativa y de respeto al medioambiente, así como su consumo de electricidad e índice de ruido, que son los menores a nivel mundial.

Además, Abengoa opta a los premios que organiza anualmente la prestigiosa publicación del sector del agua, Global Water Intelligences (GWI), y que este año ha seleccionado a la compañía como una de las finalistas en la categoría de planta desaladora del año por el proyecto de Rabigh 3.

Referencia mundial en desalación

Rabigh 3, con 600.000 m3/día de capacidad, y ubicada en Arabia Saudí, es la mayor planta de desalación por ósmosis inversa en operación comercial en el mundo.

El contrato para la ingeniería, suministro y construcción (EPC) de este proyecto fue adjudicado en 2018 al consorcio formado por Abengoa, SepcoIII (Power China) y Sidem (Veolia), de mano ACWA Power. Una vez que el proyecto ha terminado, el agua desalada es suministrada a la compañía estatal Saudi Water Partnership Company (SWPC).

Este proyecto es un referente mundial ya que presenta un diseño que le permite reducir el consumo de energía e incrementar la disponibilidad de la planta. Además, contemplaba un contenido local Saudí del 40 % de suministros y subcontratación durante la construcción, un gran logro alcanzado por el consorcio integrado por Abengoa.

Abengoa, líder

Abengoa, líder en el mercado internacional de desalación, cuenta actualmente con cinco plantas en construcción y una capacidad total instalada de 2,4 millones de m3/día, repartida en más de 30 desaladoras en 13 países, que se ampliará hasta los 4,3 millones cuando se complete el porfolio en ejecución.

En Arabia Saudí la compañía ha construido también la desaladora de Shuaibah, de 250.000 m3/día, en operación desde mayo de 2019.

Situación complicada

Abengoa lleva ya 13 meses en concurso de acreedores a la espera de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) resuelva su petición de rescate, un apoyo, por 249 millones de euros, solicitado, en principio, para la filial operativa Abenewco 1, que aglutina los activos más valiosos y la actividad de la matriz.

El rescate se antoja complicado después de que el organismo, a raíz del veredicto de sus consultoras, PKF Attest y Grant Thornton, dictaminó que Abenewco 1 no era elegible, porque incumplía varias de las condiciones establecidas para acceder al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas.

Entre otros inconvenientes, no estaba al corriente de pagos de obligaciones tributarias o ante la Seguridad Social a cierre de 2019.

Por tanto, de concederse la ayuda, el dinero tendría que ir destinado a sus seis filiales: Abengoa Energía, Abengoa Agua, Abengoa Solar, Abener Energía, Inabensa Instalaciones y Mantenimiento, y Abengoa Operación y Mantenimiento.

El fondo estadounidense TerraMar ha presentado una oferta de compra del 70% de Abenewco 1

De ese dinero también depende el éxito de la operación con el fondo estadounidense TerraMar Capital LLC, que tras la presentación del concurso el 22 de febrero de 2021, propuso adquirir el 70% de Abenewco 1.

A pesar de las adversidades, Abengoa aún tiene un volumen de ventas que supera los 1.000 millones y un "pipeline" u oportunidades comerciales con fecha de resolución en los próximos doce meses de unos 20.000 millones.

El grupo ahora presidido por Clemente Fernández, líder de la plataforma de minoritarios AbengoaShares, que aglutina el 21,4% de la compañía, cuenta además con casi 11.400 trabajadores en sus centros, repartidos por 34 países de todo el mundo.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

El artículo no dice el coste de esta desaladora, parece que son USD 700m; desde hace años se pretende instalar una en Gaza por USD 500m para solo 1,5m habitantes, parece bastante cara, en cualquier caso no parece que el proyecto vaya adelante, quizá porque no se justifique semejante inversión para tan poca gente; el proyecto lo promovía la Unión para el Mediterráneo, institución internacional con sede en Barcelona, financiada por la Comisión Europea y que después de 15 años de funcionamiento no sirve para nada.

Puntuación 2
#1
Paquequieresmas
A Favor
En Contra

Cuando se logre "domesticar" la fusión nuclear, el Sáhara podrá convertirse en los bosques de Valsain. 20-30 años máximo

Puntuación 3
#2