Actualidad

La Guardia Civil investiga si Rubiales pagó sobrecostes en viajes de casi seis millones a Globalia

Luis Rubiales, expresidente de la RFEF

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investiga si hubo "sobrecostes" de casi seis millones de euros en los viajes de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) durante la etapa de Luis Rubiales como presidente.

Un informe de la UCO asegura que entre 2018 y 2022, Globalia facturó a la Federación casi 80 millones y, según los investigadores, los pagos declarados por la RFEF y los imputados por la agencia "difieren significativamente" y habría un desajuste de 5,7 millones.

Tras ver estos excesos en pagos de viajes, los agentes pusieron el foco sobre las personas encargadas del Departamento de Viajes de la RFEF, siendo Antonio Limones Pérez el responsable. La UCO indica en su informe que se ha podido constatar la existencia de vinculaciones personales entre uno de los directivos de Globalia —Javier Fernández—y el investigado Francisco Javier Martín Alcaide, más conocido como Nene, y su mujer Purificación Rufino.

Además, el exjugador del Granada también tendría "intereses económicos en común con el presidente y otros directivos de la RFEF a través de la sociedad GRX Export Pro". Asimismo, la Guardia Civil asegura que Rubiales y Francisco Javier Hidalgo—consejero de Globalia por aquel entonces— habrían coincidido en las fiestas navideñas de 2018 en República Dominicana.

Contratos irregulares

A finales del pasado mes de marzo, la UCO registró la sede de la Federación por contratos irregulares en el último lustro, como, por ejemplo, el traspaso de la Supercopa de España a Arabia. En aquel primer registró se detuvieron a varias personas, entre las que estaban Tomás González Cueto, asesor jurídico externo y mano derecha de Rubiales. El expresidente de la RFEF estaba en República Dominicana y allí la UCO registró, el pasado lunes, su alojamiento y le requisaron tanto su móvil como la tablet porque se sospechaba que podía esconder información sobre la investigación.

Rubiales adelantó su llegada a España. En Barajas se negó a contestar a las preguntas de la Guardia Civil y, tras notificarle su imputación, le dejaron en libertad. Ahora Rubiales queda a la espera de que sea citado por la jueza para que declarar.

Caso Koldo

Una vez más, parece que las dos grandes tramas de corrupción que hay sobre la mesa en España estarían relacionados: el caso Koldo y la Federación de Fútbol. Globalia también está en el punto de mira de la UCO por su presunta relación en el caso Koldo.

La UCO ha detectado un pago del grupo Globalia al presidente del Zamora CF, Víctor de Aldama, uno de los principales implicados en la trama de comisiones del caso Koldo, de 157.300 euros. Según la UCO, Aldama "podría haber facilitado la firma de dos contratos entre Soluciones de Gestión y dos sociedades del grupo Globalia (Air Europa y Global Broker Services), lo que habría supuesto al mismo, según la información tributaria analizada, unos ingresos de 3,65 millones".

La relación entre Globalia y la trama Koldo, parece no quedarse aquí. Air Europa habría recurrido a la 'trama Koldo' después de haber pedido al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero intermediar con Venezuela para lograr la repatriación de 200 millones de dólares (unos 185 millones de euros) de una venta de billetes que no se pudo recuperar tras la prohibición de sacar dinero del país. Desde la aerolínea apuntan que "le hablamos de los 200 millones de dólares (...). Él nos dijo que conocía gente y que podía tratar de conseguírnoslos. Sellamos un acuerdo donde reconocíamos que iba a negociar en nuestro nombre, pero no podía firmar nada. Se le dijo que si lograba recuperar el dinero, se le iba a dar cinco millones. De este modo, si él ganaba, nosotros también".

Globalia dice desconocer la investigación

En un comunicado enviado a última hora de la tarde, Globalia ha remitido un comunicado a los medios de comunicación en los que asegura desconocer "la existencia de una investigación respecto a contratos suscritos con la RFEF" y que "hasta la fecha, ningún organismo público o fuerza de seguridad ha solicitado información a la empresa".

A ese respecto, aseguran que las relaciones con la RFEF "se ha enmarcado siempre en las actividades propias de esas empresas y se ha ajustado absolutamente al rango de precios existentes en el sector". Defienden que la adjudicación del contrato de los servicios aéreos se realizó "en procesos públicos y mediante concurso" con otros competidores.

De su lado, el contrato de alojamiento y coordinación de desplazamientos se firmó en noviembre de 2018 a través de su filial Globalia Meetings & Events que, en 2020, fue segregada del holding tras el acuerdo de fusión de Halcón Viajes y Ávoris con el grupo Barceló.

En aquel contrato se acordó que los precios serían informados a la RFEF con anterioridad a que fueran prestados, que estos servicios se retribuirían con los cargos de emisión acordadas en el momento de su firma; y que la retribución de la filial de Globalia a la Federación de Fútbol se realizaría "en función de la facturación neta anual de la RFEF en concepto de incentivo y patrocinio".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud