Actualidad

Así será el macrocomplejo agroalimentario de Grupo Costa en Zaragoza: 469 millones de inversión, 3.200 empleos directos y 155 hectáreas

  • El Centro Logístico Agroalimentario del Valle del Ebro (CLAVE) de Gurpo Costa estará situado en la localidad zaragozana de Villamayor
  • Se centrará en desarrollo biotecnológico y en la economía circular con impacto positivo agroalimentario, biofarmacéutico y logístico de Aragón
  • Se generarán 3.200 empleos directos y estables, además de 2.000 indirectos y alrededor de 300 durante la fase de construcción
Grupo Costa invertirá 469 millones de euros en un complejo agroalimentario en Zaragoza.
Zaragozaicon-related

Grupo Costa refuerza su presencia en Aragón dentro de su plan de crecimiento y expansión. La empresa va a poner en marcha el Centro Logístico Agroalimentario de Valle del Ebro (CLAVE) en la localidad de Villamayor, en Zaragoza, para impulsar un campus biotecnológico high tech y líneas de producción de productos avícolas y de origen porcino, además de albergar un centro logístico y la sede corporativa de esta compañía nacida en Fraga, en Huesca, en 1966.

Estos son los principales ejes de este macrocomplejo agroalimentario que Grupo Costa acometerá en dos fases con una inversión global de 469 millones de euros. CLAVE estará situado sobre 155 hectáreas en la zona sur del término municipal de Villamayor, en Zaragoza, junto a la autovía A-2 y frente al polígono industrial de Malpica. A la urbanización de estos terrenos se destinarán 62 millones, que ya se contemplan dentro del monto inversor total, que sobre todo se concentrará en impulsar este complejo y el desarrollo de la actividad. El capital es 100% aragonés.

Durante la fase de construcción de CLAVE se estima que se generarán alrededor de 300 puestos de trabajo, mientras que una vez esté en funcionamiento se crearán 3.200 empleos directos y permanentes, además de 2.000 indirectos.

El proyecto, declarado hoy de Inversión de Interés Autonómico y de Interés General, se acometerá en dos fases. La primera de ellas contempla un plan de cinco años desde la aprobación inicial del Plan de Interés General de Aragón (PIGA).

En esta etapa, se trabajará en impulsar el Campus Biotecnológico con el objetivo de que estas instalaciones se conviertan en un referente a nivel nacional para lo que tendrá un marcado carácter high tech e incluirá centros de investigación y desarrollo a partir de líneas de colaboración con universidades, como la de Zaragoza, e institutos de investigación.

En esta línea, se pretende crear patentes y proyectos con impacto positivo en el sector agroalimentario y biofarmacéutico. Además, se pondrá el foco en nuevos productos derivados de la producción agroalimentaria. En esta etapa del proyecto, se implantarán a su vez procesos de economía circular.

En esta primera fase, por ejemplo, se engloba la línea de trabajo que el Grupo Costa ha impulsado ya en otros proyectos como Glicopepton Biotech (obtención de heparinas crudas a partir de subproductos de porcino) y que, ahora, se consolidará con CLAVE.

Se pretende que CLAVE se convierta también en un polo de atracción de nuevas implantaciones en el campo biofarmacéutico

También se pondrá en marcha una instalación de actividad para productos de origen avícola, con un centro de transformación y envasado, así como un centro logístico de 20.000 metros cuadrados de superficie para concentrar la actividad logística de Grupo Costa. La primera fase se completa con la sede corporativa de la compañía, que concentrará la gestión administrativa de este grupo empresarial.

La segunda fase también contempla un horizonte de cinco años por lo que todo el complejo podría estar a pleno rendimiento en diez años. Esta etapa comprende la instalación para actividades centradas en productos de origen porcino para aumentar capacidad productiva. Esta línea se sumará a las que Grupo Costa ya tiene en diversos puntos de la península.

Las instalaciones contarán con un centro de transformación y envasado, una planta de congelados, otra de elaboración de platos preparados y una fábrica de piensos con capacidad de producir 2 millones de kilos al día.

Actividad con alto impacto

La actividad que se llevará a cabo en CLAVE se prevé que tenga un impacto positivo en el sector agroalimentario, biofarmacéutico y logístico de Aragón ya que, además de las propias líneas de trabajo, se pretende que sea un polo de atracción para nuevas implantaciones vinculadas al sector biofarmacéutico. El objetivo así también es contribuir a crear un ecosistema empresarial de actividades afines al sector agroindustrial en las localidades del entorno de Villamayor.

CLAVE podría estar a pleno rendimiento en un plazo de 10 años con una generación de 3.200 empleos directos y 2.000 indirectos

El impacto igualmente se prevé favorable en economía circular para aprovechar los subproductos generados en el proceso productivo cárnico para generar nuevos productos de valor añadido en línea con Glicopepton Biotech.

Un complejo sostenible

CLAVE será un centro medioambiental y sostenible para lo que se van a incluir medidas para minimizar el uso de recursos naturales, así como de movilidad, eficiencia energética o tratamiento eficiente de las aguas, en línea con los objetivos de la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático.

Grupo Costa, en cifras

Con CLAVE, Grupo Costa avanza en su plan de crecimiento y expansión. Desde su nacimiento en Fraga, en Huesca, en 1966, la compañía ha ido creciendo. Hoy en día su holding cárnico, Costa Food Group opera en 107 países con la integración de las marcas Piensos Costa, Costa Food Meat, Casademont, Ibéricos Costa, La Nuncia, Villar, Aviserrano, Roler, La Alegría Riojana y Juan Luna.

En la actualidad, Costa Food Group suma 850 granjas de porcino, la tercera ganadería más numerosa de Europa integrada en Piensos Costa.

Recientemente, adquirió también el centro Cárnicas de La Litera de San Esteban de Litera, en Huesca, al italiano Grupo Pini para potenciar su posición en el mercado europeo de cerdas.

Precisamente, el sector cárnico concentra gran parte de la actividad del grupo empresarial aragonés, aunque también se trabaja en el vitivinícola, el hotelero, el de las energías renovables, el vinculado a la salud vegetal, el inmobiliario y la automoción.

En total, genera 5.000 puestos de trabajo y la facturación agregada es de alrededor de 2.200 millones de euros en el ejercicio de 2023.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud