Actualidad

La Guardia Civil investiga un contrato de una firma ligada a Koldo para llevar mascarillas a las farmacias

  • La cooperativa Cofares, que lo firmó para comprar cuatro millones de unidades, no está implicada
  • Se preguntó al investigado Israel Pilar Ortiz por estos hechos
Koldo García, exasesor de José Luis Ábalos. Archivos.

La investigación de la trama Koldo amenaza con salpicar a Cofares, la mayor empresa de distribución de medicamentos y productos sanitarios en España. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) ha puesto en el punto de mira, en concreto, un contrato firmado por la cooperativa farmacéutica, que no está implicada en la trama, con Arsh Consultancy & Skyline (AC&S, por sus siglas), una de las empresas investigadas en el marco de la trama Koldo por su relación como intermediario de la misma.

La Guardia Civil preguntó ya por este contrato a Israel Pilar Ortiz, uno los principales implicados de la trama, que al igual los responsables de la misma, Juan Carlos Cueto y Víctor de Aldama, también habría cobrado comisiones por la venta de mascarillas. En el acta de la declaración de Ortiz tras ser detenido el pasado 20 de febrero, a la que ha tenido acceso elEconomista.es, la Guardia Civil le preguntó, en concreto, "si tiene conocimiento de la relación comercial entre AC&S y Cofares".

El investigado respondió que aunque no participó, pero admitió ante esto que "sabe que hubo relaciones comerciales entre ambas". Aunque Cofares no está siendo investigada y no hay ninguna evidencia de que haya podido participar en el pago de comisiones, la Guardia Civil quiere esclarecer las razones del contrato con AC&S, que suministraba mascarillas a la red de Koldo y porque se hicieron, supuestamente, pagos duplicados.

En junio de 2020, Cofares suscribió un contrato de suministro de cuatro millones de mascarillas con AC&S, validado por su asesoría jurídica, y con un importe inicial de diez millones de euros, aunque quedó finalmente en cuatro millones de euros. La cooperativa asegura que posteriormente, esta firma le informó de que tenía un colaborador, Star Tic, cuya función era financiar la operación con los proveedores asiáticos. No obstante, otras fuentes consultadas por este periódico, aseguran que en realidad Star Tic era el que diseñaba, producía e importaba las mascarillas, siendo el papel de AC&S el de mero intermediario. De hecho, las mascarillas se vendían bajo la marca 'Star Care'.

Surgen los problemas

El problema surgió cuando AC&S incumplió los plazos de entrega previstos y solo suministro la mitad de las mascarillas que se habían contratado, lo que motivo la ruptura del contrato. De hecho, "AC&S comunicó a Cofares que, sin su autorización, Star Tic estaba comercializando mascarillas correspondientes a este contrato a otras entidades del sector de la distribución farmacéutica, lo que provocó que Cofares resolviera este primer contrato", aseguran desde la compañía. Sin embargo, y, según Cofares, debido a las dificultades para encontrar mascarillas y, pese a la ruptura del contrato, aceptó posteriormente la entrega de 900.000 mascarillas más. Cofares habría hecho el pago a AC&S, pero tras la presentación de una demanda por parte de Star Tic reclamando el pago de 1,6 millones firmó un "acuerdo transnacional" para evitar un litigio en los tribunales por lo que acabó abonándole dicho importe.
En este mismo acuerdo también participó AC&S, que había presentado igualmente una demanda contra Star Tic en concepto de lucro cesante, solicitándole el pago de 384.456 euros "como consecuencia de la pérdida del 60% del beneficio derivado de la venta frustrada de 1,1 millones de mascarillas".

Un par de meses después, en octubre de 2020, Cofares firmó un nuevo acuerdo con AC&S para el suministro de cinco millones de mascarillas. Este también fue suscrito por su asesoría. "De ese suministro, Cofares retuvo a AC&S el pago de 1,5 millones de euros para hacer frente a las posibles responsabilidades que se pudieran derivar de la reclamación iniciada por Star Tic contra Cofares por el mismo importe", comenta la cooperativa. Finalmente, Cofares tuvo que abonar esta cantidad a Star Tic.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud