Actualidad

La Audiencia Nacional rechaza el recurso de Worldcoin y mantiene la prohibición de recopilar datos del iris

Foto: elEconomista.

Hace una semana la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ordenó urgentemente a Worldcoin el "cese en la recopilación de datos biométricos en el territorio español". Además de bloquear todos los datos biométricos recogidos hasta el momento de cerca de 400.000 usuarios. Ante esta medida, la compañía de Sam Altman interpuso un recurso el cual fue rechazado en esta jornada por la Audiencia Nacional.

La prohibición por parte de la AEPD ocurrió tras las denuncias que recibió la entidad reguladora, relacionadas con el tratamiento de datos de Worldcoin y por la presencia de menores en stands del proyecto de Sam Altman para cambiar su iris por criptomonedas. La medida, que puso un plazo de 72 horas para que se cierre el negocio, provocó la reacción inmediata de los encargados del proyecto de IA, quienes confirmaron a este periódico el pasado viernes que pondrían en marcha una "demanda".

Tim Wybitul, abogado representante de la compañía de Altman señaló que "la orden de la autoridad española viola los requisitos del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y es ilegal. Esta situación podría haberse evitado si la AEPD hubiera seguido el proceso legal bien establecido aplicable en toda Europa. De acuerdo con el RGPD, solo la autoridad de protección de datos en cuya área se encuentra la sede o la única sucursal de una empresa en la UE es responsable de las empresas. Worldcoin está considerando todas las opciones disponibles, incluidas las acciones legales".

Ante esta situaición, Tools for Humanity Corporation GMBH (TFH), de la empresa Worldcoin y con sede en Erlangen (Alemania), recurrió dicha orden y solicitó de manera cautelarísima a la Audiencia Nacional que suspendiese, "con carácter provisionalísimo", los efectos de esa resolución que le obligó a interrumpir de forma cautelar su actividad en España, según detalla EFE.

Recurso de TFH

De esta forma, la compañía pedía revocar la suspensión cautelar de la cuestionada práctica de recopilación y tratamiento de datos biométricos personales en España a través del iris, los ojos y el rostro y su posterior procesamiento a cambio del pago en una criptomoneda ingresada en un wallet (monedero virtual) vinculado a una aplicación móvil.

Recurso que la Sala de lo Contencioso-Administrativo ha desestimado en esta jornada, en el que entiende que debe prevalecer "la salvaguarda del interés general que consiste en la protección del derecho a la protección de datos personales de los interesados frente al interés particular de la empresa recurrente de contenido fundamentalmente económico".

El auto de la Sala se basa en la resolución de la AEPD que explica cómo el proyecto de Worldcoin "es un tratamiento de datos biométricos que afecta a numerosas personas, incluidos menores, y sin constar acreditado el consentimiento y la información proporcionada acerca de dicho tratamiento".

Se calcula que la empresa Worldcoin, fundada en 2019 por Sam Altmann, consejero delegado de la matriz de ChatGPT OpenAI, habría captado a cerca de 400.000 usuarios voluntarios en España para escanear su iris a cambio de monedas digitales que cotizaron entre 70 y 80 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud