Actualidad

Euskadi, ante un cambio de ciclo político: nuevos candidatos y avance nacionalista

Bilbaoicon-related

Euskadi celebrará sus elecciones autonómicas el 21 de abril, un día en el que se materializará un cambio de ciclo y un relevo generacional, con un estreno de candidatos a lehendakari casi generalizado en los principales partidos políticos.

Tras 12 de años de gobierno jeltzale bajo la gestión de Iñigo Urkullu -la primera legislatura en solitario y las dos siguientes en coalición con el PSE-EE-, la comunidad autónoma vasca se enfrenta a una nueva etapa marcada por el avance de la izquierda abertzale, con unas encuestas que en algunos casos igualan escaños a PNV y EH Bildu, en unos 27 cada uno, sobre los 75 que componen la Cámara vasca.

En este contexto, la estrategia de pactos y los apoyos de otros partidos políticos serán claves para la conformación de un nuevo Ejecutivo tras el 21 de abril, que dé estabilidad a la sociedad vasca.

Mañana martes se publicará oficialmente en el Boletín Oficial del País Vasco el decreto de disolución del Parlamento Vasco y convocatoria de las elecciones. La Junta Electoral se constituirá el 1 de marzo.
Aunque la campaña electoral comenzará el 5 de abril y concluirá el 19, los diferentes aspirantes a lehendakari ya han iniciado la precampaña hace semanas.

Cómodo con el PSE-EE

El candidato propuesto por el PNV es Imanol Pradales, diputado vizcaíno de Infraestructuras y ex-alumno de Urkullu en sus tiempos de maestro en ikastola (escuela, en euskera). Pradales ya ha manifestado que su partido está "cómodo" con los acuerdos con el PSE y ha denunciado el "tactismo" de Bildu sobre su propuesta de formar un gobierno de nacionalistas.

Y es que la formación que lidera Arnaldo Otegi también ha apostado por pactar con otras fuerzas de izquierdas, como PSE-EE, Sumar y Podemos, "para hacer políticas progresistas". Lo cierto es que EH Bildu ya apoya al PSOE en Madrid en el Gobierno de España y también lo ha hecho en Navarra. El ingeniero Pello Otxandiano será el candidato de EH Bildu a lehendakari.

Por su lado, Eneko Andueza, lider de los socialistas vascos, aspira a repetir la gesta de Patxi López, que consiguió ser elegido lehendakari en 2009, el primero no nacionalista, con el apoyo del PP y UPyD.
Andueza ha asegurado que "no avalará ningún proyecto político que pretenda avanzar en la ruptura, que distinga entre vascos de primera y de segunda". El PSE, con 11 escaños y tercera fuerza según las encuestas, se reivindica como "la garantía de una Euskadi plural, diversa e integradora".

Por parte del PP, Javier de Andrés es el elegido para optar a la Lehendakaritza (sede de la presidencia vasca) y cuenta con el apoyo de Feijóo para hacerse con el voto de los "moderados del PNV". Se estiman 6 asientos para el PP. Elkarrekin Podemos, que no se presenta en alianza con Sumar, tiene en Miren Gorrotxategi a su candidata a la presidencia del Gobierno autonómico. Finalmente, por Sumar se presenta Alba García, activista de la formación morada, y Amaya Martínez, que repite por Vox.

Balance de 12 años

Urkullu se despide del Ejecutivo con 121 leyes aprobadas, con avances en autogobierno y 11 nuevas competencias transferidas y el compromiso del Gobierno de Sánchez de cumplir el Estatuto de Gernika.

En su balance destaca el empleo, una de sus prioridades desde su primer mandato: la tasa de paro era del 16,6% en 2013, y ha bajado al 7%. Además, había 875.000 personas cotizantes y hoy se supera el millón.
Otro de los logros del lehendakari es que, dentro de esa reducción del paro, el que afecta a los jóvenes se ha reducido en 18 puntos (del 28,7% al 10,8%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud