Actualidad

Los fondos árabes no tienen freno: primero Telefónica y ahora la Unión Europea

Príncipe Mohamed Bin Salmán

Los fondos árabes no tienen barreras que les frene. Primero fue Telefónica y ahora quieren dar una paso más, asegurando que "están listos" para trabajar con los países de la Unión Europea. El objetivo, según ha explicado el ministro de inversión de Arabia Saudí, Jaled al Faleh, es "reforzar el desarrollo económico".

Durante el Foro Saudí-UE, celebrado este lunes en Riad, Al Faleh señaló que Arabia Saudí y la UE tienen una relación económica "potente", y subrayó el papel del reino como "fuente principal de energía y materia prima" para los países europeos, que constituyen uno de "los mercados más importantes para las exportaciones" saudíes.

Más de 1.300 compañías han invertido en el país árabe y ha habido un intercambio comercial de 80.000 millones de euros. De hecho, actualmente el Fondo de Inversiones Públicas (PIF) está financiando gran parte de los proyectos árabes, aunque también se ha centrado en el mundo de los deportes. 
Uno de los últimos movimientos de Arabia fue la compra del 9,9% de Telefónica por parte de la teleco STC. De acuerdo a los registros del regulador, Green Bridge Investment Company SCS, actuando a través de su socio general, la mercantil luxemburguesa Green Bridge Management SARL, "adquirió el 4,90% de las acciones del emisor" (Telefónica) suscrito un acuerdo contingente de compraventa sobre el 5% de las acciones del de las acciones. 
Además, esta misma mañana, el fondo soberano y Hyundai Motors han firmado un acuerdo para formar una joint venture que se encargará de establecer una fábrica de vehículos en el país "altamente automatizada".

Áreas de inversión

Arabia ha destinado alrededor de 4.170 millones de euros en los últimos dos años y tiene preparado otro paquete de 6.613 millones de cara a 2030 para desembolsar en deportes. Durante el mercado de fichajes de verano de esta temporada, la liga saudí destinó 956,9 millones para llevarse a más de 183 jugadores del Viejo Continente como Neymar, por 90 millones, u Otávio, por 60 millones. Los 14 clubes que componen la Saudi Pro League han incrementado su valoración un 36% en solo tres años, lo que supone una tasación de 320,78 millones.

No solo quiere controlar las competiciones o crearse su propia liga de fútbol profesional, sino que también se está haciendo con equipos de Primera División de las distintas ligas europeas. Por ejemplo, dentro de la Premier League, las petromonarquías controlan el Newcastle, que lo compraron por 392 millones; y el Manchester City, por 249 millones, y lo hicieron para librar a los clubes de un balance negativo. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud