Actualidad

"Qué mirás, bobo": la frase mundialista de Messi se convierte en un fenómeno comercial

  • Publicidad de cerveza, tazas, camisetas, tatuajes y versiones musicales llevan la frase del 10
Foto: Dreamstime.

Las comparaciones son inevitables entre Maradona y Messi, más en un contexto mundialista. Si algo se le atribuía a Maradona (más allá del fútbol) era su temperamento y garra que lo hizo defenderse ante los más grandes. Actitud que no define precisamente a Lionel Messi, y que muchas veces se le ha criticado por ello.

Sin embargo, tras el partido de Argentina contra Países Bajos, el 10 de la albiceleste sacó a la luz su lado más 'maradoneano' con un: "Qué mirás, bobo, andá pa' allá", dirigido al jugador holandés Wout Weghorst. Frase "descalificadora", que por estos días se ha convertido en un fenómeno comercial.

Lionel Messi por estos días copa todas las portadas del mundo, y es que está a punto de conseguir la tercera Copa del Mundo para Argentina, tal como lo hizo hace 36 años Diego Armando Maradona, en el Mundial de México 1986. La 'messimanía' es tal, que pareciera que todo lo que hace, toca o dice es de alto interés público, y si lo hace en un estado poco habitual, suma.

De la zona mixta al comercio

De esta forma, la polémica frase que le dijo a Weghorst, tras el encuentro de cuartos de final, siguió todos los pasos que causa un astro como Lionel: se viralizó, se convirtió en portada de miles de medios, causó polémica y terminó convirtiéndose en un fenómeno comercial.

Los más ingeniosos se aprovecharon de la coyuntura y lanzaron al mercado comerciales de cerveza, camisetas, tazas, tatuajes, banderines y versiones musicales con la frase de Messi. "Hicimos las remeras (camisetas) enseguida. Se terminó viralizando la frase porque en otra etapa Messi tenía perfil bajo, tranquilo. Pero la gente quería que tuviera ese picante de Diego (Maradona). Nos encanta que sea maradoneano", dijo a AFP Tony Molfese, diseñador de indumentaria.

La gran cantidad de ventas provocó un revuelo y fenómeno comercial. Así lo dejó ver una mujer jubilada argentina a AFP: "Me pareció genial la frase. Tan inocente, tan tierna comparada con la del mundo del deporte. Él es supereducado. Les compré con la leyenda remeras a mis tres nietos varones, locos por el Mundial".

"Hito publicitario" 

Si en algo ganan los argentinos, es en publicidad. Así lo refleja un reciente anuncio extraoficial de la cerveza Schneider, sponsor oficial de la selección argentina, la cual incorporó la última frase de Messi en su última pieza publicitaria. La leyenda del astro fue usada para desafiar a la "lógica" de los mortales que "no entienden la pasión" que siente el pueblo argentino por el fútbol.

El anuncio dio la vuelta al mundo. Entre las reacciones de expertos en publicidad, se destaca la del storyteller Charli Sarti, quien señaló en su cuenta de LinkedIn que "los argentinos lo volvieron a hacer".

"No, no me refiero a que llegaron a la final de la Copa del Mundo (que también), sino que han vuelto a sacarse un conejo de la galera para crear un hito publicitario de la nada. Más allá de las rispideces del folklore futbolero, rescato la genialidad y sobre todo el sentido de la oportunidad del que lo escribió. Un golazo de media cancha, aun cuando Schneider haya emitido un comunicado aduciendo que no fue hecho por ellos, sino que es un spot extraoficial", declaró.

Por su parte, Santiago Amador, asesor de comunicación, también desde LinkedIn, elogió el comercial de la bebida. "Cómo usar las figuras retóricas para hacer un anuncio épico. Un detalle que nadie ha visto. Publicistas argentinos crearon este increíble anuncio aprovechando el gran papel de su selección en el mundial. Además, de las magníficas imágenes, la banda sonora o la gran locución, este anuncio se apoya en las figuras retóricas para conseguir ser memorable", sentenció.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud