Actualidad

Vence la ultraderecha de Meloni en Italia: las claves económicas y de mercado tras este giro político

  • El FdI consigue el 26,5% de los votos y el Partido Democrático el 19,4%
  • Giorgia Meloni se perfila como la primera mujer en estar al frente del Gobierno
  • Se aventura un gobierno estable, pero con muchos interrogantes económicos

La líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia (FdI, por sus siglas en italiano), Giorgia Meloni, se perfila como primera ministra del país -la primera de la historia- después de que los resultados provisionales confirmen que es la candidata más votada en la jornada electoral de este domingo. Se trata de un giro político inédito en el país transalpino desde el fin de la II Guerra Mundial que tendrá repercusiones tanto a nivel nacional como europeo en un momento más que delicado. Las consecuencias económicas de este vuelco en la tercera potencia de la eurozona serán determinantes.

Con más del 90% de las papeletas escrutadas -tanto para el Senado como para el Congreso de los Diputados-, FdI ha conseguido el 26,5% de los votos; seguido del Partido Democrático, de Enrico Letta, con el 19,4%; y el Movimiento 5 Estrellas, de Giuseppe Conte, en tercer lugar con el 14,8% de los votantes. La Liga de Matteo Salvini habría conseguido el 9% y Forza Italia, de Silvio Berlusconi, el 8%. El bloque de derechas -compuesto por Meloni, Salvini y Berlusconi- conseguiría la mayoría absoluta en ambas cámaras, con el 43%, que le daría al bloque al menos 114 escaños en el Senado, donde se requieren 104 votos para obtener una mayoría.

Esta amplia mayoría dará bastante margen a la coalición de derechas a la hora de gobernar. Pese a la incertidumbre económica que genera un gobierno encabezado por la ultraderecha, con propuestas heterogéneas y comentadas simpatías por Rusia, los mercados no han sufrido este lunes. El FTSE MIB de Milán ha sido el mejor índice europeo entre sus homólogos, tras ganar un 0,63% en una sesión bajista en el continente. El bono italiano a diez años sí ha caído (su rentabilidad ha subido al 4,56% tras anotarse 23 puntos básicos al cierre europeo). Por un lado, la victoria de la coalición estaba más que descontada. Por otro, el resultado arroja un sesgo de estabilidad poco común en el país. Además, el viernes el parqué italiano registraba mayores pérdidas que el de sus pares europeos. Valores como Telecom Italia, FinecoBank o Moncler aún suben con fuerza.

"Los bonos italianos se encogieron de hombros ante el resultado de las elecciones de este fin de semana: suficientes votos para la coalición de derechas para garantizar la estabilidad, pero no demasiados para poder cambiar la constitución con una mayoría de dos tercios. Los diferenciales italianos se ajustaron a las elecciones en una señal de que han hecho las paces con la perspectiva de un gobierno liderado por el FdI, al menos por ahora", sintetizan los analistas de ING.

Respecto al euro, aunque la divisa desciende este lunes, los mismos expertos descartan un contagio desde Italia: "Al igual que en el caso de los bonos del Estado (BTP), el euro tiene que hacer frente a preocupaciones más importantes -la evolución de Rusia-Ucrania y la crisis energética, sobre todo- y ahora también está sintiendo algunos efectos indirectos del colapso del mercado de la libra esterlina en las dos últimas sesiones".

Federated Hermes: "Los mercados financieros han tenido tiempo de sobra para digerir la evolución del panorama político en Italia"

"Los mercados financieros han tenido tiempo de sobra para digerir la evolución del panorama político en Italia, y el cambio moderado que ha marcado el partido FdI también ha contribuido a calmar las preocupaciones sobre la situación política italiana que surgieron tras la dimisión de Draghi. Nuestro punto de partida es que el próximo Gobierno cumplirá las reglas y se ceñirá en gran medida a la senda de las reformas y la disciplina fiscal, dado que existen fuertes incentivos para ello", abunda Silvia Dall'Angelo, economista senior de Federated Hermes Limited.

Aunque hay muchos interrogantes, son dos las grandes incógnitas económicas que hay ahora mismo: qué ministro de Economía se elegirá (tecnócrata o un perfil duro) y si se estará la altura con los fondos europeos para la recuperación tras el covid.

"El proceso de formación de un gobierno durará unas semanas, y los mercados se centrarán en la elección de los principales ministros (especialmente los de Finanzas y Asuntos Exteriores) como una primera prueba de las promesas de Meloni de respetar las normas fiscales de la UE y la postura de Italia en la política internacional. En una primera fase, podríamos ver cómo el Gobierno intenta no disgustar a los mercados y seguir en líneas generales la senda de reformas marcada por el anterior primer ministro, Mario Draghi", aventura Francesco Pesole, estratega de divisas de ING.

"En nuestra opinión, la capacidad de atenerse al Plan de Recuperación y Resiliencia acordado con la Comisión Europea es el elemento clave. Cumplir con los objetivos marcados en el plan es necesario, no solo para recibir los próximos tramos del Fondo de Recuperación y Resiliencia (FRR), sino también para poder optar al nuevo instrumento del BCE para contrarrestar el riesgo de fragmentación injustificado en la zona del euro. Italia ya ha tenido que digerir bastante este año, con el giro del Banco Central Europeo, y la incertidumbre política es sin duda un factor de riesgo adicional", apuntan Dario Messi y Leonardo Pellandini, estrategas del banco suizo Julius Baer.

A vueltas con el recorte de impuestos

En materia fiscal, la entente de derechas plantea una rebaja de impuestos, dentro de un debate más amplio en el que la derecha estudia imponer un tipo único para todos los niveles de renta -del 15%, según Salvini, líder de la Liga. Meloni busca revertir algunas de las reformas que Draghi introdujo en un esfuerzo por impulsar el crecimiento. Buscar revisiones significativas podría poner en riesgo un plan de gasto de unos 200.000 millones de euros de los citados fondos de recuperación europeos.

Draghi ha gastado unos 66.000 millones de euros para ayudar a familias y empresas, pero se ha resistido a la presión política para ampliar el déficit presupuestario. Ese podría ser uno de los primeros dilemas con los que tiene que lidiar un gobierno de Meloni, señalan desde Bloomberg. El bloque de derecha también se ha opuesto a reformar un sistema fiscal obsoleto y liberalizar la competencia, dos reformas clave prometidas por Draghi para calificar para los fondos de la UE.

"Si bien los partidos de la coalición han suavizado significativamente sus posturas euroescépticas en este tiempo, mucho dependerá de su plan para relajar la disciplina fiscal y revisar en parte la agenda de reformas ya acordada bajo el gobierno de Draghi. Su primera prueba será el presupuesto fiscal, que deberá aprobarse con un apretado calendario en otoño. La tensión entre el nuevo gobierno y las instituciones de la UE es, por tanto, un riesgo que podría poner en peligro el desembolso de los fondos de la UE, añadir riesgos a la baja para las perspectivas de Italia y limitar la capacidad del BCE para contener los diferenciales de la deuda soberana", valora Pietro Baffico, European economist de abrdn.

Los retos del nuevo Gobierno

El próximo gobierno italiano deberá afrontar una serie de crisis superpuestas mientras la escasez de energía provocada por la invasión rusa de Ucrania siga alimentando la inflación desenfrenada y socave el crecimiento. El golpe a las finanzas de Italia y la perspectiva de más subidas de tipos de interés por parte del BCE han llevado el rendimiento de los bonos italianos a 10 años a más del 4,3% en comparación con menos del 1% en diciembre, recoge Bloomberg.

El nuevo gobierno deberá elaborar rápidamente un plan presupuestario antes de fin de año para presentarlo tanto al parlamento como a la Unión Europea. Es probable que la economía de Italia crezca solo alrededor del 0,4% el próximo año en comparación con una predicción del 2,4% publicada en abril.

El bloque conservador no se ha visto afectado en la campaña por la sombra de la guerra de Ucrania, que ha obligado a los tres partidos a tratar de dejar atrás su habitual empatía o incluso cercanía personal con el presidente ruso, Vladímir Putin, y su órbita.

No obstante, sí han cuestionado públicamente las sanciones impuestas por la UE contra Moscú, apelando a los efectos colaterales perniciosos, y la oposición ha tirado de hemeroteca para recordar las visitas de Berlusconi y Putin a la península de Crimea o los lazos de la Liga con el oficialista Rusia Unida, entre otras historias.

Meloni reclama mandar

Cuando se publiquen los datos definitivos, Meloni tendrá que reunirse con sus socios de coalición para conseguir un acuerdo que le permita colocarse como primera ministra del país. Una vez repartidos todos los escaños -en virtud de un sistema que combina listas y candidaturas uninominales-, corresponderá a Mattarella abrir a mediados de octubre una ronda de contactos.

Unos 50 millones de italianos estaban llamados a elegir quiénes ocuparán 400 escaños de la Cámara de Diputados y 200 del Senado. En ambas cámaras habrá ahora menos legisladores, conforme a lo establecido en una reforma constitucional avalada en referéndum por la ciudadanía en septiembre de 2020.

La presidenta de FdI ha pedido en una declaración institucional en la noche del domingo la dirección del próximo gobierno italiano. "Ha llegado una indicación clara de los italianos de un gobierno de centro-derecha dirigido por los Hermanos de Italia", ha afirmado ante sus seguidores en el Hotel Parco dei Principe en Roma.

La líder de Hermanos de Italia, una formación surgida como escisión del centro-derecha de Silvio Berlusconi y que en apenas diez años ha pasado de ser una anécdota nacionalista, ultraconservadora y antieuropea a posicionarse como favorita.

La líder, que en su juventud describió al dictador Benito Mussolini como "un buen político", es ahora el mayor exponente del descontento social que ha relegado a un segundo plano a los bloques que tradicionalmente habían dominado la política italiana, gracias al cual también lograron importantes resultados en las elecciones previas el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga.

En el caso de Meloni, ha sumado nuevos adeptos tras matizar parcialmente algunas líneas de su discurso -sigue siendo crítica con la UE, pero ya no plantea la salida del euro-, pero se mantiene fiel a sus mensajes en contra de la inmigración o en favor de la familia tradicional.

"Creemos que algún enfrentamiento entre Italia y la UE sobre los temas centrales del partido de Meloni (como la inmigración) puede desencadenar alguna reacción adversa del mercado más adelante, y que las decisiones fiscales pueden ser objeto de un mayor escrutinio si presiona con propuestas de recorte de impuestos, pero es simplemente demasiado pronto", añade el equipo de ING encabezado por Paolo Pizzoli.

Sin alternativa de izquierdas

Ni las advertencias sobre la influencia rusa ni los avisos relativos hacia un potencial giro radical en la política interna han servido para que se configure una verdadera alternativa de izquierdas en Italia, a pesar de los esfuerzos del ex primer ministro Enrico Letta de aunar fuerzas en torno al Partido Democrático (PD).

El frente de izquierdas finalmente ha quedado desdibujado con Europa Verde, Izquierda Italiana y Compromiso Cívico -este último un partido creado por Luigi di Maio-, y aunque aspira a superar el 20% de los votos, podría no bastarle a Letta para tener opciones de gobierno.

Por detrás se sitúan el M5S, liderado por el ex primer ministro Giuseppe Conte y que ya dejó claro desde un inicio que iría por libre, y una alianza 'ad hoc' entre la Italia Viva de Matteo Renzi y la Acción de Carlo Calenda, que a lo más que aspiran a tener algo que decir en unas hipotéticas negociaciones postelectorales.

comentariosicon-menu47WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 47

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Solón de Atenas
A Favor
En Contra

El incombustible Berlusconi, algunos dicen que Meloni es disidencia controlada.

Puntuación -51
#1
Usuario validado en Google+
Julian Herranz
A Favor
En Contra

Las ideas de la Lega y Berlusconi podrían ayudar a mejorar la economía italiana.

Meloni no. Meloni es una post fascista, y no propone ningún cambio en la economía. Solo más enfrentamiento con China y mantener las sanciones a Rusia.

Eso es absurdo, no hay forma a corto plazo de mejorar la economía sin resolver la crisis energética y eso solo es posible con la normalización del comercio energético con Rusia.

Si encima le sumas una absurda guerra comercial con China solo vas a destrozar tu economía en un momento tremendamente vulnerable.

Espero que la Liga y Berlusconi puedan imponerse frente a Meloni

Puntuación -93
#2
2100
A Favor
En Contra

Enhorabuena Italia, el pueblo estaba cansado de las políticas de izquierdas estériles y sectarias. Quieren un cambio radical los votantes y los de la izquierda dan su consentimiento con su abstención

Puntuación 138
#3
¿¿??
A Favor
En Contra

la derecha dice el articulo??? No es la ultraderecha???

Puntuación -75
#4
WARNING
A Favor
En Contra

Otro torpedo en la linea de flotacion del euro, estos tensaran la cuerda.....con sus exigencias.

Puntuación -58
#5
navegante, la izquierda predica pero no da ejemplo.
A Favor
En Contra

Al 4, la ultraderecha es un invento de la ultraizquierda, pero estos tontos de los medios afines a la izquierda que lo subvenciona todo, piensan que ese mensaje aún lo compran los votantes, y no se enteran que ese mensaje ya no asusta a los que ven que cada vez que manda la izquierda el País que sea se empobrece más, y ese cuento cada vez es menos creible.

Puntuación 139
#6
navegante, la izquierda predica pero no da ejemplo.
A Favor
En Contra

AL 5, (qué torpedo ni que ochocuartos.)

Esta señora deja clara su identidad, y porque quiera otro modelo de sociedad para su País cuando menos merece una oportunidad, y sí después de 5 años o los que sean el Paíes es más pobre pues a otra cosa mariposa.

5, Aquí tenemos a los del progreso, con más de 150.000 muertos, com máa de 200.000 empresas cerradas, y otras tantas por cerrar, con más de 300.000 nuevas personas en las colas del hambre, y yo te pregunto, cuantas más desgracias te pide tu sentido común para votar otra opción que no sean los del progreso.??

Puntuación 134
#7
Torero
A Favor
En Contra

OJO.... Si lo que gana es un partido de derechas, es.....UTRA

Por contrario, si lo que gana es un partido de izquierdas, es....PROGRESISTA

¿Oyen ustedes a los medios... Nombrar a PODEMOS, BILDU, E.R.C. como EXTREMA-IZQUIERDA?

Es simplemente VERGONZOSO.

Puntuación 166
#8
Rosa
A Favor
En Contra

Mejor que gane la derecha que no los radicales de la ultra izquierda que mira como nos va en España, el peor país del mundo en recuperarnos, en paro, en impuestos, en inmigración ilegal, en delincuencia, en okupas, el gas más caro, la luz más cara, el agua más caro de toda Europa.

Puntuación 119
#9
Vota a VOX
A Favor
En Contra

Bravo, Bravísimo, seguro que esta mujer no consiente que sus ciudades se conviertan en guetos como Barcelona todo lleno de moros y negros que no hacen otra cosa que robar y reventar la ciudad por todos los lados, aparte de dejar basura y ocupar viviendas.

Puntuación 124
#10
D Villamil
A Favor
En Contra

Tu si que eres ultra Ayora, ultrasubvencionado

Puntuación 52
#11
Así estamos
A Favor
En Contra

#8

Qué puedes esperar de un periódico que es basura sectaria, son estómagos agradecidos subvencionados por los corruptos del PSOE.

Puntuación 74
#12
Javier
A Favor
En Contra

Los medios de desinformación llaman a Meloni ultraderechista. Pero no llaman ultraglobalista y liberticida a Pedro Sánchez...

Credibilidad cero tienen hoy los medios de adoctrinamiento y propaganda.

No a la Agenda 2030.

Puntuación 112
#13
Usuario validado en elEconomista.es
vilicitano
A Favor
En Contra

Mensaje para los burócratas de la UE. Por lo demás, da igual quién gobierne, en política está todo escrito. Lo único seguro en esta vida es la muerte y los impuestos...

Puntuación 31
#14
yomismo
A Favor
En Contra

Parece de ultraderecha, de hecho admira a Mussolini y sus ideas las podría suscribir Millan Astray, o José Antonio Primo de Rivera. Esta tía es más facha que Dios, como casi todos los mierdas que opinan por aquí, que creen que Franco era de centro derecha, payasos

Puntuación -87
#15
Ultras dice?
A Favor
En Contra

Ultra es el que permite la ocupación de viviendas legales por ilegales. Ultra es el que ampara, permite que haya terroristas en las instituciones y en las calles. Ultra es el que permite el genocidio sistemático de seres vivos en los vientres de sus madres “por que yo lo valgo”. Ultra es el que roba por dinero, pero más es el que roba por poder. Ultra es el que tiene una ideología o sentimiento que ha provocado más genocidios en la historia de la humanidad. Ultra, es comunismo, socialismo, progresismo, ecologismo y nacionalismo. Ultras son Stalin, hitler, mao, Pol pot, Putin, maduro, Psoe, podemos, erc, pnv, bildu, bng, feminazis, Pedro Sánchez, zp, auténticos miserables tanto ellos como los que los amparan y votan.

Puntuación 86
#16
pepe
A Favor
En Contra

mire lo decadente que esta catalunya con estos sovieticos....

asi se destruyo latinoamerica...com gobiernos moldeados estilo podemos....

Puntuación 58
#17
A Favor
En Contra

Ultra es quien gobierna con quienes homenajean a asesinos etarras.

Puntuación 74
#18
Aurelio
A Favor
En Contra

Si Sánchez sigue, aquí pasará lo mismo!

Puntuación 41
#19
Financiero
A Favor
En Contra

Esta mujer es extremista, pero de extremo sentido común... España necesita a VOX para limpiarse de toda esta ideología globalista que intoxica la sociedad..

Puntuación 68
#20
Óliver
A Favor
En Contra

Ultraderecha = que no comulga con el consenso progre.

Puntuación 65
#21
Usuario validado en elEconomista.es
asamin
A Favor
En Contra

Y eso que en Italia no hay comunismo, como lo hay aquí en España, que nos tienen amordazados y amarrados de pies y manos, mientras nos siguen robando a manos llenas, porque saben que les queda muy poquito, el crack del 29, se produjo por la escasez de materia prima, y eso produjo la caída de los mercados de acciones, la derecha lo que quiere es, que eso no se vuelva producir, y que todos los países de la UE, puedan abastecerse de sus recursos naturales, para que sus ciudadanos puedan vivir con tranquilidad, en libertad y en paz, no con esa agendad 20 / 30, que lo único que persigue es, esclavizar a las clases medias y bajas, mientras los políticos viven mejor que reyes a su costa, y empobreciéndoles cada día más, VOX es la esperanza que nos queda a los españoles, para salvar a España.

Puntuación 46
#22
conclusiones
A Favor
En Contra

Acabo de terminar un Master en Data Science y otro de Big Data mi trabajo de fin de Master ha sido el de calcular en base a cálculos Big Data Analytics el porcentual que se obtiene de los peta-bytes analizados respecto de los gi lipo llas que existen y su localización por ciudades, provincias, edades y el número obtenido es sencillamente sorprendente alcanzando niveles extraordinarios en los tramos medios de edad y superior.

Puntuación -18
#23
El Maño.
A Favor
En Contra

Por fin un rayo de esperanza.

Ahora toca aguantar las rabias de la izuierda que nos ha llevado a esta situación catastrofica.

Gracias Italia, Gracias Suecia, Gracias Francia y espero que pronto gracias a España.

Ya era hora.

Viva Italia.

Puntuación 52
#24
Ya somos bichos raros
A Favor
En Contra

Otros que se desmarcan del comunismo ruinoso.

Puntuación 49
#25