Actualidad

El método Florentino Pérez: así ha mutado la política de fichajes del Real Madrid en casi 20 años

  • En su primera etapa apostó por los fichajes de los jugadores galácticos
  • En 2017 fueron las jóvenes promesas como Vinicius, Rodrygo o Ceballos
  • Desde 2021 se decanta por los jugadores libres, como Alaba y Rudiger
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. Foto: EFE

Año 2000. Elecciones a la presidencia del Real Madrid. Después de claudicar en 1995 ante Ramón Mendoza, Florentino Pérez volvió a presentarse en los comicios del año 2000, esta vez con mayor suerte, ya que se proclamó presidente gracias al fichaje del barcelonista Luis Figo y a la promesa de liquidar la histórica deuda de la entidad. Florentino Pérez ya ha cumplido casi los 20 años como máximo responsable de la nave blanca, y todos ellos en dos etapas, del 2000 al 2006 y del 2009 hasta la fecha. En ellos, el máximo mandatario blanco ha ido cambiado su política de fichajes según las circunstancias del mercado.

En su primera etapa como presidente blanco (2000-2006), Florentino Pérez siempre mantuvo el mismo discurso: fichar a los mejores futbolistas del mundo. "El modelo deportivo es el que nos marcó Santiago Bernabéu y Di Stéfano y es el que ha dado al Real Madrid la posibilidad de ser una leyenda, es decir, los mejores y cantera. ¿Cuál fue mi aportación? Avalar porque en el año 2000 no había dinero para hacer esos fichajes. Nos lo enseñaron y yo tenía la ilusión de poder llevarlo a cabo con dinero y gestión", declaró en su momento.

En esa primera etapa, jugadores de la talla como Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham u Owen llegaron al Real Madrid, siempre escoltados por los Hierro, Raúl, Casillas, Roberto Carlos, Morientes, Helguera, Michel Salgado, etc. Los resultados deportivos fueron inmejorables los primeros tres años, con dos Ligas y una Copa de Europa como grandes trofeos. Sin embargo, desde 2004 el equipo cayó y nunca se repuso. Esto terminó con la dimisión de Florentino, que señaló que el club "necesitaba un cambio" y que había "malcriado a los jugadores".

Tres años más tarde, en 2009, Florentino Pérez volvió a la carga y recuperó la presidencia del Real Madrid tras unos años convulsos bajo el mando de Ramón Calderón. En esta nueva etapa, el presidente de ACS desde 1997 modificó un poco su política, sumando acento español a los galácticos. En este sentido, futbolistas como Xabi Alonso, Arbeloa, Granero, Albiol, Carvajal, Isco o Lucas Vázquez acompañaron a los Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Bale o James Rodríguez. 

Eran tiempos culés y aún así el Real Madrid consiguió hacerle algo de sombra al que era considerado el mejor equipo del mundo, el FC Barcelona entrenado por Pep Guardiola. Una Liga y una Copa del Rey fueron los mejores resultados en los cuatro años entrenados por Pellegrini y Mourinho. Pero con la llegada de Ancelotti y Zidane la dinámica cambió radicalmente y el equipo consiguió cuatro Champions League en cinco años, además de otra Liga y otra Copa de SM el Rey. 

En 2017 y en plena racha de resultados, Florentino cambió el modelo ante el avance de los clubes-estado

Corría el 2017 y Florentino Pérez había construido un equipo totalmente reconocible y un once titular en el que los aficionados del club y de todo el mundo lo llegaron a recitar de memoria: Keylor Navas, Carvajal, Pepe o Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos; Bale, Cristiano y Benzema. Entonces, el presidente del Real Madrid pensó que era el momento oportuno de darle un giro a la política de fichajes del club ante el avance incesante de los clubes estado como el PSG, Manchester City o Chelsea.

"Ahora el proyecto deportivo hay que abordarlo de otra manera. Siempre ha sido el de los grandes jugadores mundiales, los españoles y la cantera. Ahora lo hemos perfeccionado, estando atentos a los jóvenes jugadores de todo el mundo. Estamos haciendo un gran proyecto, que nos va a garantizar el futuro", recalcó. Y en esa hoja de ruta, Florentino trajo al club jugadores tan desconocidos como Vinicius, Odriozola, Rodrygo, Lunin, Ceballos, Vallejo, Asensio, Theo, Odegaard, etc. Algunos no triunfaron, como es lógico, pero no generaron pérdidas en términos de plusvalías. 

Una política de fichajes que sigue vigente a día de hoy y que el club confirmó hace un mes con el fichaje de Tchouameni por 80 millones de euros. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha provocado que muchos clubes estén sin un duro a la hora de fichar, por lo que se ven en la obligación de cambiar su política de fichajes. Ahora, la moda está en fichar jugadores libres, cuyos contratos acaban de expirar, para así evitar pagar un traspaso al club. Son los casos de Alaba y Rudiger.

Esta moda, nada nueva en el mundo del fútbol, se está propagando entre los futbolistas, dispuestos a agotar hasta el último día de su contrato para así cobrar una suculenta prima de fichaje. Y por el momento no tiene pinta de que esto termine. Sin duda es una moda que viene para quedarse y en la que el Real Madrid ha subrayado en rojo para seguir mejorando su plantilla.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

alf
A Favor
En Contra

Se decanta por no gastar (hace ya algunos años que el Madrid es un club vendedor) para transferírselo a las obras del estadio y aumentar su mordida

Puntuación -4
#1
mirando
A Favor
En Contra

Gran presidente y mejor persona a la altura del club mas laureado del mundo y primer club deportivo de nivel mundial HALA MADRID !!

Puntuación 3
#2