Actualidad

Rusia moviliza armamento nuclear a 300 kilómetros de Moscú

  • Es la respuesta al nuevo paquete armamentístico que enviará EE.UU. a Ucrania
Vehículos de artillería MLRS británicos en Letonia, el pasado viernes. Foto: Reuters

La guerra fría que rodea la invasión de Ucrania ha escalado rápidamente este miércoles. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobará este miércoles un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania que incluye armamento de alta tecnología para frenar la invasión que sufre el país desde hace 100 días. Poco después, Rusia ha respondido con unas maniobras nucleares y ha acusado al gobierno estadounidense de "echar más leña al fuego" con el envío de armas.

Según ha informado el ministerio de Defensa ruso, las maniobras han consistido en un ejercicio con alrededor de 1.000 militares y un centenar de vehículos en la provincia de Ivanovo, a unos 300 kilómetros de Moscú. Entre el armamento utilizado se encontraban misiles balísticos intercontinentales Yars.

En el comunicado sobre estas prácticas no se hacía referencia al envío de armas de Biden. No obstante, horas después el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha dicho ante la prensa que "Estados Unidos está echando leña sobre el fugo a propósito y de manera diligente", según ha recogido Reuters. Preguntado por cuáles serían las consecuencias de que Ucrania emplease el armamento norteamericano contra suelo ruso, Peskov ha dicho: "No hablemos de [qué pasaría en] los peores escenarios".

Pese a la movilización de la rama nuclear del ejército ruso, Biden reconocía hoy en un artículo en The New York Times por ahora no hay que alarmarse. "Por el momento no vemos ningún indicio de que Rusia tenga intención de utilizar armas nucleares en Ucrania, aunque la retórica de Rusia para hacer sonar el sable nuclear es en sí misma peligrosa y extremadamente irresponsable".

La clave está en la artillería HIMARS

El enfado ruso responde a la escalada armamentística que ha dado el Pentágono con el nuevo envío, dotado de 700 millones de dólares en armas y donde se incluyen vehículos lanzamisiles mucho más avanzados que la artillería suministrada hasta ahora por Occidente a Ucrania.

La Administración Biden desveló este martes que entre el material se encuentran los equipos de artillería HIMARS, un vehículo que lanza proyectiles guiados por satélite con un alcance de 80 kilómetros y con gran capacidad de daño sobre otros vehículos e infraestructuras. El nuevo paquete armamentístico también incluye munición, varios radares de vigilancia aérea, misiles antitanque Javelin y armas antiblindaje.

El gobierno y el ejército ucraniano llevan semanas pidiendo a Estados Unidos de equipos HIMARS, pero hasta ahora el Biden se había opuesto por temor a que pudiese llevar la guerra a un nuevo nivel de destrucción. No obstante, Ucrania se ha comprometido a no disparar con él a territorio ruso.

El propio presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, ha salido este martes en la televisión norteamericana desmintiendo un mal uso de las armas. "Sé que la gente en Estados Unidos está diciendo, o alguien en la Casa Blanca está diciendo, que podríamos estar usándolos [los sistemas de artillería] para atacar a Rusia. Mire, no estamos planeando atacar a Rusia. No nos interesa la Federación Rusa. No estamos luchando en su territorio", ha dicho en una entrevista en Newsmax TV.

La importancia de los lanzamisiles HIMARS es clave en una guerra marcada por el bombardeo de artillería, que hasta el momento ha sido muy intensa por parte de ambos bandos, como demuestran estas imágenes. Su poder ha sido devastador tanto desde el lado ruso para asediar ciudades, como desde el lado ucraniano para acabar con los tanques rusos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud