Actualidad

¿Cómo funciona un test de antígenos? Así es la explicación que tumba las teorías negacionistas

  • Su sistema es sencillo y basa sus resultados en una tira reactiva...
  • ... que funciona al igual que la de un test de cualquier test de autodetención
Foto: iStock.

El negacionismo, movimiento por el cuál se es totalmente contrario a una idea concebida por el público en general, nunca deja de sorprenderse desde el inicio de la pandemia. Desde la creación del propio SARS-CoV-2 hasta el funcionamiento de los diferentes instrumentos que han surgido en la lucha contra el coronavirus, el último foco de rechazo ha surgido contra los test de antígenos. Unas pruebas fáciles de hacer y que tienen un mecanismo muy simple, por el que en la casi totalidad de los casos se da un resultado acorde a la situación de una persona.

Una serie de vídeos ha recorrido las redes sociales en los últimos meses, a consecuencia del aumento en la demanda sobre los test de antígeno para autodiagnóstico. Las pruebas que se pueden comprar solo en las farmacias y que cualquier persona se puede hacer en su casa, contra las que los negacionistas han salido en tromba para desmentir su utilidad.

Bien aplicando jugo de naranja o agua o abriendo por completo un kit para ver cómo es por dentro, en esta última prueba basta con ver su interior para conocer su funcionamiento. Y es que los test de antígenos consisten en una simple tira introducida en un pequeño paquete de plástico, pero que funciona con un resultado veraz.

Como si de una televisión se tratase, al abrirse un test de antígenos puede parecer que su aparato no sirve para nada. Sin embargo, este funciona como cualquier otro test de autodetención, por ejemplo de embarazo, y aplica la ciencia en base a una simple tira.

Así funciona un test de antígenos

Una tira reactiva sobre la que se deben echar una pequeña cantidad de gotas de una muestra recogida (frotis de la parte interna de la nariz o de la garganta, puesto que ahí se encuentra la gran parte de carga viral). Una vez se aplica la muestra, el principio de cromatografía separa los componentes de la muestra en función de cómo reaccionan estos al pasar por la película.

De esta forma, una vez pasan por las señales de 'T' (test) o 'C' (control), que son nanopartículas de oro, cambian el color quedando reflejadas según su interacción. Sobre todo sobre la primera letra, ya que al contener carga de anticuerpos, si estos reaccionan con los antígenos de la persona (debe tenerlos, de lo contrario no tiene presencia del virus) se marca la señal. Si esto no ocurre, la muestra avanza sin interaccionar con esta marca hasta llegar a la segunda letra, que siempre quedará fijada.

Una solución sencilla para detectar rápidamente la presencia o no del virus que es siempre fiable y cuyo 'falso negativo' o 'falso positivo' responde más a que en la muestra no se ha cogido parte de la carga viral (probabilidad) o esta era ya muy baja. La ciencia que desmonta las teorías negacionistas pero que, eso sí, si el resultado es positivo se recomienda realizarse una PCR, mucho más fiable, para verificar tal contagio. 

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

yomismo
A Favor
En Contra

Así es cuñado, realmente esperabamos ver algo más complejo en el interior del aparato ese, ni hay batería, ni motor de arranque, ni inyectores, falta el bloque del motor. Así es el negacionista, niega todo aquello que no puede ver con sus propios ojos, lamentablemente la vista del homo sapiens no permite ver virus, ni nanoparticulas, ni reactivos químicos, lo cual es una lástima porque lo que no se ve no existe.

Puntuación 1
#1