Actualidad

Este fue el primer trabajo de Warren Buffett y el que considera su "primer gran negocio"

  • Buffett fue aprendiendo de finanzas desde pequeño, incluso llegando a deducirse su bicicleta como gasto en el primer trabajo que tuvo como repartidor de periódicos
Wikimedia Commons

Antes de que Warren Buffett empezara a ganar miles de millones, era un adolescente que se esforzaba por conseguir sus primeros ingresos. Aunque eso hoy parezca muy lejano viendo su fortuna actual.

Sin embargo, el conocido como 'Oráculo de Omaha', empezó a trabajar en su imperio multimillonario cuando era solo un niño. A los 13 años, Buffett tuvo su primer trabajo dirigiendo un negocio de reparto de periódicos.

Ese fue su primer empleo, pero poco después, antes de cumplir los 20 años, ya había puesto en marcha otros planes de negocio que le hicieron ganar 5.000 dólares, el equivalente a unos 53.000 dólares actuales teniendo en cuenta la inflación.

Una de sus ideas más lucrativas consistía en instalar máquinas de pinball en las peluquerías, según contó a su viejo amigo Bill Gates durante una visita a una tienda de golosinas en Omaha durante la junta de accionistas de Berkshire Hathaway de 2018: "Compré una máquina por 25 dólares en 1946 y construí un pequeño imperio con ella".

Máquinas de pinball en barberías: la primera idea de negocio de Buffett

Buffett tenía 17 años por aquel entonces y le hizo partícipe de su idea de negocio a su amigo Don Danley. La parte de Danley en el trato consistía en arreglar la vieja máquina de pinball mientras Buffett se encargaba de las negociaciones con el barbero que tenía los locales en los que las instalaría, de nombre Frank Erico.

Según contó Buffett a su biógrafa Alice Schroeder, su propuesta a Erico fue algo así: "Representamos a Wilson's Coin-Operated Machine Company, y tenemos una propuesta del Sr. Wilson. Es sin riesgo para usted. Pongamos esta máquina de monedas en la parte de atrás de la tienda, Sr. Erico, y sus clientes podrán jugar mientras esperan. Nos repartiremos el dinero que generen".

La denominada empresa del Sr. Wilson no existía, pero eso no importaba: A Erico le encantó la idea. Los jóvenes socios instalaron la máquina en la barbería y fue un éxito desde el primer día. La primera noche, Buffett y Danley recaudaron cuatro dólares. Al cabo de una semana, tenían 25 dólares, suficientes para comprar otro pinball.

Muy pronto, Buffett tenía máquinas de pinball funcionando en las barberías de todo Washington, donde su familia vivía por aquel entonces. El adolescente acabó vendiendo el negocio, que empezó con solo 25 dólares, por más de 1.000 dólares al cabo de un año.

"Fue el mejor negocio en el que estuve. Llegué a la cima muy pronto en mi carrera empresarial", dijo Buffett a Gates recordando la historia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin