Actualidad

¿Pensando en comprar una segunda residencia? Esto debes saber

  • La pandemia del coronavirus ha sido un revulsivo para el sector
  • El aumento de la compraventa no solo atañe a la primera vivienda
  • Sobre la segunda, es clave la localización y la distancia
Madrid

El aumento de la compraventa de viviendas a raíz de la pandemia no solo ha afectado a la adquisición de primeros inmuebles, sino también a la de segundas residencias. Así, el blog del portal Fotocasa ofrece una serie de consejos para las personas que están interesa en realizar esa compra.

1. ¿Tengo dinero suficiente? Fotocasa explica que es la primera pregunta que hay que hacerse. Así, hay que analizar cuánto dinero se gasta al  mes, cuánto se tiene ahorrado y si hay que pedir una hipoteca, en cuyo caso el banco nos concederá, como máximo entre el 60% y el 75% del valor de tasación del inmueble. Además, hay que demostrar solvencia. 

2. ¿Dónde se debe adquirir? En función de para qué, se debe elegir una ubicación u otra. Si es para usar, obviamente, la que más felicidad genere, mientras que si es para alquilar o vender, habrá que tener en cuenta qué destinos son los más buscados para ello.

3. ¿A qué distancia de la vivienda habitual? Para sacar el máximo partido a la segunda residencia, lo ideal sería poder disfrutar de ella todos los meses y no sólo en vacaciones. Por ello es importante que esté lo suficientemente lejos de nuestra vivienda habitual para poder desconectar, pero que llegar a ella sea fácil, rápido y lo más económico posible.

4. ¿Qué costes genera? Se estima que para hacer frente a los consumos mínimos de luz, agua, gas y los gastos de comunidad se necesita alrededor de unos 2.000 euros al año.

5. ¿Qué impuesto hay que pagar? La fiscalidad de las segundas residencias es diferente a la de una vivienda habitual. De hecho, en la declaración del IRPF, se debe abonar el equivalente al 2% del valor catastral del inmueble, así como pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.