Actualidad

Los chilenos, llamados a las urnas en un momento trascendental para el país

  • Alcanzar mayores cotas de bienestar es viable, pero requiere políticos preparados
Imagen: Dreamstime.
Madrid

El próximo domingo 21 de noviembre tendrán lugar en Chile cuatro elecciones: presidenciales; de renovación parcial del Senado; la de todos los diputados, y la de los consejos regionales.

Como hemos escrito más de una vez, Chile es una de las democracias más antiguas de la era moderna. En la mayoría de índices sobre calidad democrática aparece en el grupo de los 20 primeros países a escala global, y en la región suele figurar tras Canadá y Estados Unidos.

La campaña electoral en marcha discurre dentro del marco de la legislación electoral vigente, vale decir los candidatos de las diversas propuestas partidistas pueden acceder a los medios de comunicación, figuran en las encuestas, participan de los debates políticos, utilizan la publicidad y la institucionalidad fiscaliza a las entidades políticas a las que pertenecen, etc. Cualquier participación por sobre el 51% del censo electoral puede considerarse como buena, a pesar de que en las consultas más recientes ha estado por debajo de este porcentaje.

Si atendemos al momento presente diremos que estas elecciones son trascendentales para el devenir del país. En efecto, en los últimos tres años Chile ha vivido una tensa situación de violencia ajena a la realidad nacional, que ha ido más allá de manifestaciones sociales legítimas, fogosidad que no se condice con su posición de Estado democrático, emergente y abierto al mundo. A esto debemos añadir los estragos provocados por la pandemia, a los que en términos generales las instituciones han sabido y podido responder acertadamente.

De ser el "país del fin del mundo", alejado de los principales centros de consumo y desarrollo, ha sabido insertarse en las redes internacionales expandiéndose, reduciendo su pobreza, ganando en productividad, mejorando sus infraestructuras y la calidad de vida de su población.

Chile demanda una dirigencia política conocedora de su función cualquiera sea la tienda en la que milite, y no de activistas que viven del enfrentamiento

Los votantes informados deben saber que Chile puede seguir mejorando, están cada vez más empoderados para conseguirlo: esto significa mejor educación, acceso a empleos de calidad y dotar a los organismos públicos de nuevos instrumentos que permitan a las familias más vulnerables sortear las dificultades sobrevenidas.

Alcanzar cotas más altas de bienestar es absolutamente viable, requiere de representantes políticos preparados en alcanzar acuerdos, adhesiones y mucha capacidad de adaptación. Ya sabemos que la política es "el arte de lo posible", aunque otros creamos que es "el arte de conseguir lo imposible".

Pero Chile ha caído en una práctica de hacer una clase de política muy peligrosa, propia de Estados totalitarios o que, no siéndolo, se dirigen por ese camino, y si no se detiene a tiempo pasa a ser de no retorno. Nos referimos al hecho de convertir al adversario político en un enemigo al que hay que descalificar como sea y donde sea.

Chile demanda una dirigencia política conocedora de su función cualquiera sea la tienda en la que milite, y no de activistas que viven del enfrentamiento, la intimidación y la destrucción, cuyo imprevisible desenlace solo acarreará inseguridad, tristeza, dolor. Al final nadie gana, la generalidad pierde.

Refiriéndonos a la arista social en la que pretenden refugiarse los violentistas era algo posible de prever desde hace mucho por los gobernantes de entonces y ahora, quienes lo sabían en vez de ponerlo sobre la mesa de negociaciones y buscar las soluciones más adecuadas lo aprovecharon como arma arrojadiza contaminando la atmósfera de entendimiento y generando un escenario insostenible.

Dicho con otras palabras, la búsqueda del bien común es lo que procedía, esto va más allá de la ideología con la que cada uno se sienta identificado. Los electores están agotados de conversaciones espurias, la pluralidad busca la tranquilidad propia y la de su familia.

De este modo, el reto es que los principales órganos del Estado -Presidencia, Congreso Nacional y consejos regionales- mantengan la estabilidad institucional, transmitan seguridad jurídica y vuelvan a contar con la confianza ciudadana a través de acciones y obras concretas.

Hace siete días nos referíamos al excelente resultado que Chile obtendrá este 2021 en crecimiento económico, entre un 11% y un 12,5%. Sin embargo, para 2022 y 2023 las previsiones hablan de 1,5% anual y los más optimistas, de un 3,5%. Está claro que estas proyecciones son debidas más a la cuestión política y no a lo económico.

Los analistas esperan de los elegidos la "priorización del empleo", poniendo el acento en el trabajo formal. Otros esperan una vuelta de la armonía a las entidades desde donde si dirige Chile, esto podría lograr una inversión "robusta" de 2022 en adelante y especialmente acallaría los "focos de incertidumbre" dentro y fuera del territorio chileno. Señalan como indispensable conocer los cambios, particularmente en qué áreas habrá "transformaciones significativas. Curiosamente en los programas y debates habidos entre los candidatos el gran ausente ha sido el tema del crecimiento, indican. En cambio, "destacan el mayor gasto fiscal, reforma tributaria y la entrega de mayores accesos a bienes y servicios públicos y escasas medidas para el crecimiento", en palabras de uno de ellos.

Finalmente, cabe comentar que la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) publicó el catastro Inversión en la minería chilena-cartera de proyectos 2021-2030, que considera los proyectos que las empresas mineras contemplan materializar en el próximo decenio. El nuevo informe habla de 68.925 millones de dólares, comprende 51 proyectos.

Quizás estas votaciones constituyan la ocasión oportuna para que los chilenos se apeen del vehículo que los ha traído hasta aquí desde 2019 y desanden parte de la ruta hasta llegar al cruce donde tomaron la carretera equivocada... y volver a reanudar el recorrido con una mirada país.

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Experto en músicas del mundo
A Favor
En Contra

Tengo una cinta de casete que se titula "Chile. Tierra de canciones. 14 éxitos de la música chilena". Año: 1987. Edición chilena. Existen dos ediciones casi idénticas. Tengo la edición que incluye el tema "Corazón de escarcha" de Gloria Benavides.

También tengo otra cinta de casete titulada "Chile" (1982) de Los Huasos Quincheros.

No tengo más música chilena. Solamente esas dos cintas de casete.

Rigo Díaz es un locutor chileno que, durante la década del 2000, ponía cuecas chilenas, además de otros géneros musicales de Hispanoamérica. Pero, que yo sepa, ha sido el único locutor que ponía música chilena en las emisoras de radio de Barcelona (España).

La primera vez que escuché cuecas chilenas en Internet fue en 2005. Justamente en esta página web:

http://www.zocalo.cl/fonda/?p=156

Veo que todavía existe. ¡Qué maravilla!

En 2005, Youtube acababa de empezar y solamente había vídeos de mujeres con tejanos ajustados y botas de cuero hasta las rodillas. Apenas había música.

Puntuación 6
#1
Antivacunas COVID forever
A Favor
En Contra

En octubre de 1998, cuando Pinochet fue detenido en Londres, recuerdo que, al día siguiente, en el instituto, aquí, en Barcelona (España), los profesores de 1.º de ESO nos obligaron a salir a la calle, durante todo el día, para manifestarnos al grito de "¡Pinochet, hijo de pu.ta!"

Yo era el único que gritaba "¡Baltasar Garzón, hijo de pu.ta!"

Para que luego digan que la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) no está politizada.

Puntuación 7
#2
HUMOR NEGRO
A Favor
En Contra

Bueno, aquí, en Cataluña (España), en el próximo "butifarréndum caca-lufo", si es que se atreven de nuevo, habrá directamente urnas funerarias. xD

¡Más porras y menos porros! xD

Puntuación 7
#3
Repartidor caranchoa, abofeteador profesional
A Favor
En Contra

"El accidente del avión serie FAU 571, más tarde conocido como la Tragedia de los Andes o el Milagro de los Andes, fue un vuelo fletado que partió de Montevideo, Uruguay, con destino a Santiago de Chile."

https://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_del_avi%C3%B3n_571_de_la_Fuerza_A%C3%A9rea_Uruguaya

Puntuación 4
#4
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
A Favor
En Contra

Boicot a las cintas de casete vírgenes de la marca PHILIPS. Exactamente, las que se fabricaron en Austria ("made in Austria"), entre 1967 y 1997.

¡Todo mi apoyo a los antivacunas de Austria!

Puntuación 3
#5
Humorista en el paro
A Favor
En Contra

En un supermercado, si veo que la cajera es colombiana, siempre pago con un billete de 50 euros. Y, cuando se lo estoy dando, le grito "¡Los 50 de Joselito!" (agrupación musical de Colombia). Jajajajajajaja.

Puntuación 3
#6
HUMORISTA PRESO Y CASTRADO
A Favor
En Contra

¿Cómo se dice "(Yo) iba borracho" en euskera?

Ibarretxe.

Puntuación 4
#7
Comandante Che Huevera
A Favor
En Contra

"Una flatulencia causa una pelea en Escaldes-Engordany (Andorra) y termina con tres detenidos. Dos familias se han enfrentado en el vestuario del termolúdico hasta el punto de llegar a las manos":

https://cronicaglobal.elespanol.com/cronica-directo/curiosidades/faltulencia-causa-pelea-caldea-tres-detenidos_547464_102.html

¡Qué noticia más graciosa! La familia Pujol vs. otra familia que iba a por tabaco y billeticos de 500 euros. Jajajajaja.

Puntuación 5
#8
Experto en músicas del mundo
A Favor
En Contra

En Chile, en la década de 1940, comenzó a popularizarse la música mexicana (corridos y rancheras). Y, en la década de 1960, empezó a ponerse de moda la cumbia chilena (por influencia de la cumbia colombiana).

Actualmente, la música chilena goza de muy buena salud. A diferencia de lo que ha sucedido en otros países, como, por ejemplo, en la República Dominicana, donde el merengue y la bachata del siglo XXI han ido a empeorando año tras año, musicalmente hablando, según mi opinión. Peor en todo: en las letras de las canciones, en la calidad musical, menos sabrosura, menos gozadera, etc. Nada que ver con la buena música dominicana (merengue y bachata) de los años 60, 70, 80 y 90 del siglo XX.

Esa alegría y buen humor también se halla en la música parrandera paisa. En Colombia, cuando se acerca la Navidad (incluso, dos meses antes), la gente empieza a escuchar este tipo de música. Son melodías campesinas con letras de corte navideño. Canciones dicharacheras, maliciosas y pícaras, con letras de doble sentido.

Para mí, actualmente, la mejor agrupación chilena es "Los Lumaquinos Alegres", de la comuna de Lumaco.

Todos sus temas son supertemazos alegres y bailables: "El pájaro cardenal", "Julia", "Mariela, la parrandera", "Las muchachas de mi pueblo", "Todo se paga en esta vida (El desquite)", "Amor sincero", "Si te hubieras casado conmigo", "El mandoneao", "Ana María", "Guaijirito", "El chascón y el pelao", "La araña picúa", etc.

Hay otras agrupaciones muy buenas. Los Súper Charros de los Ángeles. También tienen supertemazos buenísimos: "El bombón", "La burra tuerta", etc.

Hay otra agrupación que se llama Rivales de Chile: "Caricias baratas", "Que no pare la fiesta", etc.

Son mis temas favoritos. Todos esos temas los pueden escuchar en YouTube.

Por desgracia, en España, esta música no la encontrarán, en formato CD, en las tiendas de música.

Como mucho, en tiendas de segunda mano, alguna cinta de casete de Quilapayún, Víctor Jara, Violeta Parra... La "nueva canción chilena", la canción protesta...

La "izmierda" siempre ha molado, tanto en Chile como en España. Finales de los años 60 y principios de los años 70. El no ducharse y el no afeitarse durante 12 meses seguidos, y el vestir -en pleno verano- una chaqueta y un pantalón de pana, de color marrón, siempre ha sido muy de comunistas piojosos. Y que no falte el fumar marihuana.

Puntuación 5
#9
Experto en músicas del mundo
A Favor
En Contra

¿Qué música escucha un niño chileno?

¿Enrique y Ana? ¿Xuxa? ¿Leticia Sabater (en 1992)? ¿Luli Pampín?... ¡No!

"La mosca" de Cachureos. De la producción "Cachureos 96" (1996).

https://www.youtube.com/watch?v=nzewIq8fDWg

Puntuación 3
#10