Política

Europa y Chile, unidos por objetivos compartidos

  • En el país latinoamericano no existe un neoliberalismo "salvaje" donde cualquier cosa es posible

Visita intensa la desplegada por el presidente de Chile Sebastián Piñera en Europa, fue recibido por los principales líderes europeos.

En los siete últimos días acudió a Ciudad del Vaticano, España, Francia, Italia y Reino Unido, entre las prioridades figuraba la renovación del Acuerdo de Asociación Chile- Unión Europea firmado en 2002, la gestión de la pandemia, el hidrógeno verde y el cambio climático.

Chile es la primera economía de Latinoamérica, su modelo no es muy diferente al de las naciones llamadas desarrolladas, existen un sinnúmero de regulaciones que deben ser cumplidas por nacionales o extranjeros que deseen emprender o adquirir participaciones en empresas locales. No existe un neoliberalismo "salvaje" donde cualquier cosa es posible, no es un paraíso fiscal, los gobiernos habido en los últimos 31 años han evitado cualquier atisbo de injusticia, y si lo ha habido las fuerzas políticas mediante el diálogo lo han desactivado.

Por supuesto que aún quedan muchas cosas por hacer, especialmente en lo social, de modo muy particular en la educación. De entrada, hay que despolitizarla, alejarla de cualquier ideología que la utilice para cuestiones ajenas al desarrollo integral de las personas. La desigualdad tan manida solo podrá ser vencida con más formación, aprendizaje, enseñanza, adiestramiento, etc. Todos nacen iguales y son iguales ante la ley, les asisten a todos los mismos derechos y obligaciones, pero a contar de aquí adquiere mucha importancia la inversión en educarse. Hacer de los centros educativos de cualquier lugar del territorio recintos transmisores y desarrolladores de conocimiento, donde los educandos, además, aprendan valores y a sociabilizar con otros preparándose para la vida futura es una cuestión impostergable.

Hablemos de la gira presidencial recién concluida. Comencemos por la Santa Sede, según su oficina de prensa informan que, "en el transcurso de las cordiales conversaciones, se expresó la satisfacción por las buenas relaciones bilaterales existentes, así como por el compromiso común en favor de la paz, la justicia social y la protección de los pobres, los marginados y las personas más vulnerables". Francisco y Piñera hablaron "de la situación interna del país, prestando especial atención al desarrollo socioeconómico, al proceso de reforma de la Constitución y a las relaciones con la Iglesia católica", resaltan. En tanto el presidente a su salida dijo "hoy tuve la oportunidad de tener una conversación muy personal, muy profunda y muy extensa con el Santo Padre". "El respeto a los derechos humanos de todos, el valor de la familia, el valor de cuidar y proteger nuestro medio ambiente, el valor de la solidaridad son valores fundamentales para el Chile que todos juntos queremos construir", añadió Piñera.

En España el presidente Sebastián Piñera fue agasajado con un almuerzo ofrecido por los Reyes Felipe VI y Doña Letizia, al que acudieron autoridades de la política y empresarios. Del discurso pronunciado por el gobernante chileno destacamos algunos párrafos reproducidos en medios españoles: «España nos enseñó su idioma y su derecho, nos legó sus valores y su cultura y nos heredó esa pasión por emprender causas nobles con un idealismo propio del Quijote». Cuando los chilenos llegan a España, la «madre patria», sienten de alguna forma que no han salido por completo de su país. «Tenemos con España una cercanía, una amistad y un cariño muy especial», apostilló. A su juicio, «voluntad, coraje, perseverancia, pasión, resiliencia fueron los valores que hicieron posible que Colón, buscando una ruta hacia las Indias, descubriera América».

Igualmente, fue recibido por el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez, saludo que al igual que con los otros mandatarios visitados en este viaje podría considerarse como una despedida de su Gobierno, en noviembre hay elecciones presidenciales en Chile. De lo hablado la firma del tratado entre Chile y la Unión Europea fue una de las preocupaciones, al parecer podría firmarse en el primer semestre de 2022. Sánchez, reflejó "la gran presencia de empresas españolas en Chile y su interés en seguir trabajando allí. Esta colaboración se podría ampliar a sectores como energía, hidrógeno verde, recursos hídricos, digitalización, Smart cities, ciberseguridad, salud, medioambiente e infraestructuras", apuntó.

El día anterior estuvo con el presidente francés Emmanuel Macron, dialogaron de la renovación del pacto comercial entre Chile y la Unión Europea. A su vez, Macron felicitó los chilenos por su "coraje" al reescribir su constitución política. Piñera, elogió el papel de liderazgo del gobierno francés en la preservación de los bosques. Añadió, "Francia ha jugado un papel muy importante" en este aspecto. Recordó que ambos países podrían "cooperar en muchos ámbitos", como "la reducción de las emisiones y la sustitución de los combustibles fósiles por energías limpias".

A su llegada a Italia, el jefe de estado italiano Sergio Mattarella, presidió el primer encuentro con quien discutió temas como la recuperación económica pospandemia y el cambio climático. Luego lo hizo con el primer ministro italiano, Mario Draghi, hablaron de las estrategias de recuperación económica pospandémica y el comercio bilateral, además de la lucha contra el cambio climático.

Como punto final del periplo europeo fue el encuentro con Boris Johnson en el número 10 de Downing Street. "Hablamos de todos los temas que le interesan a Inglaterra, Chile y el mundo, con mucha fuerza y compromiso, como la lucha contra la pandemia", dijo Piñera desde Londres. Recordó que "Chile preside la COP25. En noviembre entregaremos esa responsabilidad a Inglaterra, para la COP26 en Glasgow. Y decidimos con el Primer Ministro, unir nuestras fuerzas y hacer un esfuerzo conjunto, para que en Glasgow cambiemos el curso de la historia, y logremos compromisos con los países, para evitar este holocausto ambiental".

Los próximos días 18 y 19 de septiembre Chile celebra su fiesta nacional.

¡Viva Chile!

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.