Actualidad

Estas son las cuatro señales que un agente de tráfico puede hacer y la mayoría de conductores desconoce

  • Siempre fuera de su vehículo, su cumplimiento prevalece sobre otras señales
  • Algunas pueden ir acompañadas de una señal luminosa amarilla o roja
  • El agente, además, podrá hacer otros gestos siempre claros y con silbato
Foto: Europa Press.

La vuelta de septiembre ha traído consigo una mayor condensación del tráfico en las grandes ciudades. Por ello, en los últimos días no es raro ver agentes de tráfico dirigir la correcta circulación así como aparecer en diferentes controles u otras situaciones que impliquen su participación. Indicando siempre al conductor qué debe hacer con cuatro posibles movimientos del brazo, la mayoría de españoles no sabe bien cómo interpretarlas pudiendo generar confusión en el resto de actores de la vía.

Todo conductor se ha encontrado alguna vez con un agente de policía que está dirigiendo el tráfico o asegurando la seguridad en cierto momento. Con este fuera de su vehículo, si va conduciendo las señales serán de otro tipo y por otras circunstancias más graves, hasta cuatro movimientos diferentes se pueden interpretar según la dirección de la señal luminosa o del brazo.

Unas indicaciones que siempre son de máxima prioridad, por encima de semáforos u otras señales fijas, el agente siempre las hará de forma clara y dejando bien reflejada su intención sobre el conductor. Además, también podría usar otro tipo de movimientos, tal y como refleja el Reglamento General de Circulación, en la mayoría de los casos acompañados por un silbato y con gestos sencillos de reconocer. 

- Brazo extendido moviendo de arriba a abajo. Obliga a disminuir la velocidad del vehículo sobre el que el brazo señala. Sin detención, suele ser para avisar de cierto riesgo que existe unos metros adelante.

- Balanceo de luz roja o amarilla. El mismo movimiento que lo anterior, pero esta vez acompañado de una señal luminosa indica la detención del vehículo. Por un peligro extremo o por cierta consideración del agente, saltarse esta norma puede derivar en un castigo mayor.

- Brazo levantado verticalmente. Con la palma de la mano bien abierta, también obliga a detenerse siempre que las condiciones de seguridad lo permitan. Es un gesto muy repetido en aglomeraciones de tráfico, donde los agentes tienen que intervenir para la correcta regulación de ello.

- Ambos brazos extendidos horizontalmente. Es la única señal que se refiere a todos los vehículos que circulen, sea por el sentido que sea (las anteriores solo se refería a los vehículos que el brazo señalaba). Obliga a la detención hasta que el agente no cambie de posición.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Cuando un guardia civil se dirija a tí, pídele a Dios que sea de los buenos, el entrenamiento no les modifica la personalidad, sería ideal que lo hiciera, pero no, por lo tanto, como en todo colectivo humano, hay ángeles y otros que no lo son. He tenido hace poco un encuentro con una pareja y eran unos robots, con un reglamento pero sin corazón.

Puntuación 1
#1