Actualidad

Rolls-Royce celebra el primer vuelo de su avión totalmente eléctrico

  • La aeronave Spirit of Innovation hizo un vuelo de 15 minutos
  • La compañía ve futuro en el campo de los taxi voladores
  • Entregará el primer avión eléctrico de pasajeros en el año 2026
Rolls-Royce celebra el primer vuelo de su avión totalmente eléctrico
Madrid

La pandemia ha afectado de lleno al sector de la aviación, pero parece que la situación se está revirtiendo y acercándose a la normalidad. Sin embargo, esta industria tiene un nuevo horizonte que contrarrestar: evitar al máximo la contaminación. En este objetivo, la compañía Rolls-Royce ha anunciado la celebración del primer vuelo de su avión totalmente eléctrico Spirit of Innovation.

Durante este primer vuelo, el avión se elevó a los cielos propulsado por su potente tren motriz eléctrico de 400 kW con el paquete de baterías con mayor densidad de potencia jamás ensamblado para un avión.

"El primer vuelo del es un gran logro para el equipo de ACCEL y Rolls-Royce. Estamos enfocados en producir los avances tecnológicos que la sociedad necesita para descarbonizar el transporte por aire, tierra y mar, y aprovechar la oportunidad económica de la transición a cero neto. No se trata solo de batir un récord mundial; la tecnología avanzada de batería y propulsión desarrollada para este programa tiene aplicaciones interesantes para el mercado de la movilidad aérea urbana y puede ayudar a que el 'jet zero' sea una realidad", explica Warren East, CEO de Rolls-Royce.

El avión despegó del sitio Boscombe Down del Ministerio de Defensa del Reino Unido, que es administrado por QinetiQ y voló durante aproximadamente 15 minutos. El sitio tiene una larga tradición de vuelos experimentales y el primer vuelo marca el comienzo de una intensa fase de pruebas de vuelo en la que recopilaremos valiosos datos de rendimiento sobre la energía eléctrica y el sistema de propulsión de la aeronave.

El programa ACCEL, abreviatura de 'Aceleración de la electrificación del vuelo' incluye socios clave YASA, el fabricante de controladores y motores eléctricos, y Electroflight para la puesta en marcha de la aviación. El equipo de ACCEL ha continuado innovando mientras se adhiere a las pautas de distanciamiento social y otras pautas de salud del gobierno del Reino Unido.

La mitad de la financiación del proyecto es proporcionada por el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI), en asociación con el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial e Innovate UK. En el período previo a la COP26, el programa ACCEL es una prueba más de la posición del Reino Unido a la vanguardia de la revolución aeronáutica de emisiones cero.

El boom de los vuelos eléctricos

Actualmente, Rolls-Royce ofrece a sus clientes un completo sistema de propulsión eléctrica, ya sea un despegue y aterrizaje vertical eléctrico (eVTOL) o un avión de cercanías. "Usaremos la tecnología del proyecto ACCEL y la aplicaremos a productos para estos nuevos y emocionantes mercados", explica la compañía.

Las características que los 'air-taxis' requieren de las baterías son muy similares a las que se están desarrollando para el 'Spirit of Innovation' para que pueda alcanzar velocidades de más de 300 MPH. Además, Rolls-Royce y el fabricante de aviones Tecnam están trabajando actualmente con Widerøe, la aerolínea regional más grande de Escandinavia, para entregar un avión de pasajeros totalmente eléctrico para el mercado de pasajeros, que está previsto que esté listo para el servicio de ingresos en 2026.

Spirit of Innovation takes to the skies from Rolls-Royce on Vimeo.

Lo cierto, la compañía se ha comprometido a garantizar que sus nuevos productos sean compatibles con la operación cero neto para 2030 y todos nuestros productos serán compatibles con cero neto para 2050.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

El siguiente modelo creo que funcionará con una goma retorcida.

Puntuación 0
#1