Comunidad Valenciana

Los aviones contra el fuego de Plysa logran un contrato en Argelia

  • La firma pertenece a los socios de Air Nostrum
Uno de los aparatos de la compañía.

Planificación y Soluciones Aéreas (Plysa) se ha adjudicado el contrato para los servicios de extinción de fuegos forestales en Argelia. La empresa de trabajos contra incendios creada por los socios de Air Nostrum para diversificar su negocio aérea logra así su primer contrato fuera de España.

La compañía valenciana ya estaba realizando trabajos de emergencia para el Gobierno argelino, ante la oleada de incendios que se han librado en el norte de Argelia estas últimas semanas y que provocaron que el país solicitase ayuda internacional.

Plysa, en coordinación con la embajada de Argelia en Madrid, envió el 14 de agosto una primera aeronave y personal de apoyo a la localidad de Béjaïa para ayudar en la lucha contra el fuego. Ante las dimensiones del siniestro, Plysa mandó días después a la zona una segunda aeronave, que también entró inmediatamente en acción. Ambos aviones permanecerán en ese país durante la vigencia del contrato según explicaron fuentes de la empresa, que no desvelaron el importe de este acuerdo.

La empresa española opera con una flota formada por aparatos Thrush 710P, un modelo dotado con la más avanzada tecnología, provisto con minicámaras HD con trasmisión de imágenes en tiempo real y que permite el repostaje en caliente, lo que reduce los tiempos entre las intervenciones.

Presencia

Plysa, cuya base principal está en Valencia, tiene contratos actualmente con la Xunta de Galicia y con el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. La compañía también tiene bases operativas en Andalucía, Cataluña y Galicia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.