Actualidad

Cómo escribir el asunto de correo electrónico perfecto para enviar nuestro CV

  • Ser claro y seguir una pauta que ayude a identificar la posición a la que aspiramos puede hacer que no pase por alto
  • Aplicar cierta originalidad también puede hacer que destaque

¿Qué importancia tiene el asunto de un correo electrónico? En la búsqueda de empleo, puede significar la diferencia entre conseguir una entrevista, que pase sin pena ni gloria por los ojos del reclutador o, en el peor de los casos, quedar atrapado en la carpeta de spam.

Hoy en día, gran parte de la búsqueda de empleo se realiza por correo electrónico. Pero los responsables de recursos humanos reciben miles de correos electrónicos al día y, en muchas ocasiones, el hecho de que un correo electrónico se abra o no depende enteramente del mensaje del asunto.

De ahí la importancia de cuidar especialmente este pequeño espacio. En las siguientes líneas, te contamos algunos consejos a tener en cuenta.

Claro y conciso, mucho mejor

Hay que tener en cuenta que dado que los correos electrónicos pueden contener virus, así como información irrelevante, la gente ocupada rara vez abre todo su correo electrónico.

La decisión de abrir -o eliminar- un correo electrónico se basa principalmente en el asunto y el remitente. Dado que la línea de asunto es la primera impresión, debes asegurarte de que la redacción es clara y no tiene errores.

Además, según los algoritmos de los gestores de correo, si dejas el asunto en blanco, tu correo electrónico puede acabar marcado como spam o eliminado.

Consejos para escribir un asunto de e-mail adecuado para adjuntar tu CV

Conoce la empresa a la que te postulas: porque de ello puede depender todo lo posterior. Si es una empresa seria, el asunto debe ser formal, si hay algún resquicio de creatividad, es recomendable usarla. Si no, mejor no probar.

Sé profesional y conciso por defecto: Esto se aplica tanto a la línea de asunto como a la dirección de correo electrónico. No usemos un correo electrónico con un nombre raro, ni tampoco asuntos informales si la empresa a la que nos presentamos no lo es.

Ten en cuenta el motivo por el que escribes: Debes asegurarte de que tu línea de asunto sea de interés para que tu correo electrónico sea leído. Hazlo relevante incluyendo palabras clave relacionadas con el motivo por el que escribes. Si nos postulamos a un puesto de contable, puede ser algo así como: 'Pedro Pérez - Contable con experiencia' o 'Oferta de empleo: Contable', si hay una oferta abierta' o 'CV Pedro Pérez - Contable'.

Si hay pie a ello, piensa ya en ser creativo: incluir un emoji puede ser interesante si creemos que es el contexto adecuado para resaltar el mensaje, y quizá jugar con algo de persuasión en el asunto.

Incluye el título del puesto si hay vacantes concretas: En un correo electrónico de solicitud de empleo, utiliza el título del puesto como línea de asunto, para que el empleador sepa en qué puesto estás interesado. Esto ayuda a los ocupados directores de contratación que están reclutando para varios puestos a ver de un vistazo para qué puesto estás solicitando.

Te en cuenta los algoritmos: Mencionar el título del puesto también es útil en caso de que haya un filtro automático que clasifique el correo electrónico del responsable de la contratación. Con la línea de asunto correcta, te asegurarás de que tu solicitud se coloque en la carpeta adecuada para que sea vista en el momento oportuno. Ten esto en cuenta para empresas grandes sobre todo.

Sigue las instrucciones: Es posible que la oferta de empleo especifique qué debe incluirse en el asunto del mensaje. Si lo hace, asegúrate de seguir las instrucciones.

Sé conciso (sí, otra vez): Muchas personas consultan su correo electrónico en dispositivos móviles que sólo muestran entre 25 y 30 caracteres del asunto. Tendrás mucho más espacio si están leyendo en un ordenador, y cuando abran el correo electrónico, verán el asunto completo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin