Economía

El próximo entrevistador que evalúe tu CV podría no ser humano: cómo prepararlo para pasar los algoritmos

  • El uso de sistemas de filtrado digitales hace que la inclusión de palabras clave o no ser tan creativos puedan ser factores diferenciales

A la hora de emprender la búsqueda de empleo se suele hablar y mucho de consejos e incluso pequeños atajos para convencer al responsable de recursos humanos. Aquella persona que imaginamos con cientos de currículums y donde destacar significa llamar si atención de alguna forma. El problema es que, cada vez más, ese responsable puede no ser humano. Al menos en las etapas iniciales.

La llegada de internet hace también que hasta pymes reciban aluviones de currículums que muchas veces son imposibles de gestionar. Por ello, el uso de filtrado en base a algunos algoritmos simples y otros más complejos son ahora un paso previo que cada vez se incluyen en más proceso de selección.

Se tratan de algoritmos de análisis sintáctico que analizan las palabras de los currículum para empezar a cribar a partir de ahí, con opciones de software en el mercado ya disponibles. Es decir, que no es algo solo al alcance de unas pocas empresas.

El software utiliza una exploración preliminar para analizar las habilidades, la experiencia, la educación e incluso los títulos de los candidatos.

Mediante el análisis sintáctico, los datos obtenidos de un CV se traducen directamente en un perfil estructurado del candidato en un sistema de contratación. De este modo, el reclutador o el director de contratación tiene acceso inmediato a una gran cantidad de información sobre el candidato de forma ya catalogada.

Eso sí, como 'seducir laboralmente' a un software no es lo mismo que a una persona, conviene tomar algunas medidas.

Describe tus habilidades duras o competencias de forma clara

Siendo directos, si un carpintero presenta su currículum, es mejor no se ande por la ramas diciendo que es un artista de la madera. O sí, puede decirlo, pero mejor que incluya la palabra clave carpintero o carpintería de alguna forma.

Mira las descripciones de los puestos de trabajo en oferta para poder determinar cuáles son estas palabras clave y dónde se pueden incorporar.

El sector en el que hemos trabajado y los sistemas con los que lo hemos hecho, así como las herramientas, también son relevantes en la selección de algoritmos y deben incorporarse al CV, explican desde el blog de la empresa de selección Hays.

Soft Skills, bien marcadas

Las 'soft skills' o habilidades blandas, que tienen que ver más con la actitud o la empatía, han dado mucho de hablar últimamente. Sin embargo, debido a su mayor ambigüedad, conviene ser conciso y claro.

"Gestión del tiempo", "productividad" o "profesionalidad" pueden estar bien, pero, de nuevo, sin pasarse de florituras.

Aplica todo esto a tu perfil de LinkedIn

Mucha gente deja el campos del perfil de LinkedIn en blanco, pero deberíamos utilizar todo el número de caracteres posible para aprovechar su potencial (ojo, pensando también en no aburrir a los humanos).

Utiliza un formato aceptado a nivel de diseño y estulo claro

La originalidad está muy bien en los currículums, pero si quien lo va a ver es una máquina, igual no le importa tanto. No olvides asegurarte de que el CV tiene un formato aceptado, ya que un estilo alternativo podría no contener el contenido que los algoritmos reconocen, lo que significa que nuestra solicitud podría no entrar en la lista de preseleccionados.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin