Actualidad

Estos son los autónomos que pueden deducirse los gastos de comida

Foto: Dreamstime

Tras la aprobación de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo en 2017, el colectivo de trabajadores por cuenta propia cuenta con la posibilidad de deducirse los gastos de manutención.

No obstante, los autónomos están bastante disconformes con el desarrollo de esta norma, ya que más de 700.000 autónomos no pueden acceder a este dinero, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Debido a esta situación, el colectivo está perdiendo cerca de 1.220 millones de euros anualmente.

¿Qué autónomos pueden deducirse los gastos de manutención?

Tras la aprobación de esta norma, los autónomos pueden deducirse 26,67 euros diarios, 48 euros cuando es en el extranjero, mientras no pernocte en la ciudad de destino.

Asimismo, estos profesionales también pueden deducirse 53,34 euros diarios cuando pernocta en España y 91,35 euros cuando es en el extranjero.

Sin embargo, aquí es donde aparece el problema, no todos los autónomos pueden deducirse esta cantidad, tienen que cumplir ciertos requisitos:

- Solo se admiten los gastos derivados del desarrollo de la actividad económica.

- Deben proceder de establecimientos de restauración y hostelería.

- Se tienen que pagar por medios electrónicos.

- Debe disponerse de factura.

Además, a pesar de cumplir con estos requisitos, aparecen factores complementarios no contemplados en la norma que prácticamente imposibilitan cobrar esta deducción. "La sentencia del Tribunal Supremo, que contradice el criterio del Ministerio de Hacienda, que reconoce el derecho a deducirse los gastos de comidas de trabajo con sus clientes, no modifica en nada la situación que atraviesan los autónomos que tienen que comer fuera de su domicilio por su actividad económica. La sentencia únicamente habla de la deducción de los gastos cuando se produce una comida de trabajo con un cliente y de los obsequios que se realicen al mismo", explican desde UPTA.

Sin embargo, según la Unión, la verdadera anomalía se produce en la interpretación que continúan haciendo los inspectores de Hacienda sobre los gastos deducibles de manutención unipersonal. "Es inconcebible que sigamos hablando de este asunto que tendría que estar resuelto desde el año 2017 y que se anunció a bombo y platillo, resultando ser un fiasco en toda regla del que algunos prefieren no hablar", explica la Asociación presidida por Eduardo Abad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud