Actualidad

Cinco trucos para ahorrar en la factura de luz en el domicilio habitual durante el verano

  • La nevera es uno de los electrodomésticos que más consumen...
  • ...así lo ideal sería desconectarla o bajarle la temperatura
  • Además, es clave no hacer uso del stand by de la televisión o router
Cinco trucos para ahorrar en la factura de luz en el domicilio habitual durante el verano
Madrid

Más allá de los días estrictos de vacaciones, muchos se mudan al pueblo o a sus segundas residencias durante los meses de verano. Y este año quizá más, con la estandarización del teletrabajo. Para todos ellos, la empresa de postventa de tecnología Anovo ofrece recomendaciones para que no se dispare la factura de la luz en verano y hacer un uso más eficiente.

Conocer ciertas claves para ahorrar energía incluso sin estar presente es fundamental para evitar sorpresas en la factura de la luz. Por ejemplo, dejar el router del WiFi y sus extensores encendidos durante 30 días puede suponer un consumo de entre 4 y 8 euros mensuales. Este consumo fantasma o stand by es capaz de encarecer entre un 10% y 20% la factura según un estudio de la Universidad de Berkeley.

Por otro lado, dejar la nevera encendida y a pleno rendimiento puede suponer hasta un 30% del consumo en la factura. Así, Anovo propone cinco para no tener un recibo de luz muy elevado en la residencia habitual durante las vacaciones de verano:

1. No hacer uso del stand by: Aunque no se usen, muchos dispositivos siguen consumiendo energía. Este 'consumo fantasma' puede elevar hasta 5 euros al mes el recibo de la luz. Apagar el ordenador, la televisión o el router del WiFi harán que la factura estival sea menor.

2. Desconectar el frigorífico: Apagar la nevera, vaciarla y dejarla con la puerta abierta es la mejor opción. Si aún así se quiere dejar encendida es conveniente ajustar el termostato y procurar que no esté tan frío.

3. Desenchufar el termo eléctrico si se cuenta con uno: Es imprescindible dejarlo apagado al no estar en casa ya que la necesidad de agua caliente es inexistente.

4. Apagar el cuadro eléctrico: Siempre que se pueda (si no hay alimentos en la nevera, no hay alarma en la casa, etc.), si se quiere asegurar que no haya gasto en la factura, lo mejor es apagarlo. Así se garantiza que ningún electrodoméstico o dispositivo está haciendo uso de la luz.

5. Seguir pequeños trucos: y mientras se permanece en casa durante los meses de más calor, instalar toldos y persianas, abrir las ventanas a primera hora de la mañana o tener plantas en las mismas ayudan a tener una casa mejor climatizada y, por tanto, con menor gasto energético.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin