Actualidad

Desde 200 hasta 500 euros: las multas por aparcar en sentido contrario pueden salir muy caras

  • Esta maniobra está considerada de carácter grave contra la circulación
  • La sanción puede ser más cuantiosa si es pillada por un agente de tráfico
Foto: Dreamstime.

Lunes. Tiene prisa por llegar a tu destino en ciudad. Tráfico congestionado y ningún hueco libre donde dejar el coche. De repente, ve un sitio vacío pero está en el otro sentido de la circulación. Lo ha decidido, aparca ahí porque ya no puede dar más vueltas. Sepa usted que esta acción, si la ve o no un agente, puede acabar de fastidiar ese lunes que ya se estaba haciendo cuesta arriba.

Estacionar en el sentido contrario a la circulación está sancionado por el Reglamento General de Circulación. Así lo determina el artículo 90.2 que estipula que en vías urbanas, una parada o estacionamiento tiene que hacerse "situando el vehículo lo más cerca posible de su borde derecho".

Es decir, salvo que solo sea una vía de un único sentido, por lo que se puede aparcar tanto a la izquierda como a la derecha, si no se indica lo contrario, está prohibido estacionar lejos del borde derecho. Una norma que inhabilita que un coche, moto u otro vehículo, pueda realizar una maniobra para parar en el sentido opuesto a su circulación.

Y es que este movimiento, estén delimitados o no los carriles por líneas continuas o discontinuas, está considerado como una infracción grave. Un hecho que pone en riesgo la circulación de otros actores en la vía y que además supone, una vez se vaya a sacar el vehículo de su aparcamiento, otro riesgo porque habrá que volver a situarse en oposición al sentido de circulación.

La multa puede ser muy diferente si ve la maniobra un agente o no

Por lo tanto, si la maniobra es detectada por lo agentes, estos pueden imponer una multa de 500 euros y la retirada de seis puntos del carnet. Con todos los argumentos en la mano, por lo que será casi imposible salvarse de la sanción, se habrá 'cazado' a un conductor yendo en sentido contrario, haya recorrido la distancia que haya recorrido.

En cambio, si la maniobra no es vista por lo agentes, pero sí se detecta un coche estacionado en sentido opuesto, la multa será de 200 euros. Se entiende que este aparcamiento es ilegal, obstaculizando el normal desarrollo del tráfico y, por lo tanto, se sanciona igual que parar en la acera o zonas peatonales. 

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Thyr
A Favor
En Contra

Mientras tanto en Alemania es una multa leve con un coste de 15€, lo sé porque me tocó pagar una. España y su afán recaudatorio.

Puntuación 3
#1