Actualidad

Así es la ría de Aldán, la joya desconocida de las Rías Baixas que enamora a Amancio Ortega

  • Es una bahía en las costas de O Morrazo, no está generada por un río
  • Está dentro de la ría de Pontevedra y cerca del municipio de Cangas
  • El yate del fundador de Inditex fue visto el pasado fin de semana
Ría de Aldán, Rías Baixas, Galicia.
Madrid

Galicia tiene el sambenito colgado de que siempre llueve o hace frío. Sin embargo, nada tiene que ver con la realidad (quitando a la ciudad de Santiago), sobre todo, si se mira al sur, a las Rías Baixas. Un soleado paraje natural, que conocen bien los madrileños y que todavía guarda joyas poco conocidas (menos para Amacio Ortega) como la ría de Aldán.

Las Rías Baixas es un paraje gallego comprendido por la ría de Arousa, la de Pontevedra y la de Vigo; que ofrece un clima templado y un verano que se alarga hasta principios de octubre. Dentro de este litoral se pueden encontrar pequeñas calas, penínsulas como es la de o Grove o islas paradisiacas muy cerca de la costa. O, incluso, una ría dentro de una ría. Se trata de Aldán, una pequeña bahía que se encuentra en la parte sur de la ría de Pontevedra.

Aldán es como una especie de ría en miniatura pero destaca por el gran número de calas y playas que tiene. Se pueden encontrar una veintena de pequeños arenales separados por piedras y muchos de ellos, escondidos y desconocidos para el gran público. Algunos de los más famosos son Castiñeiras, Couso, Alada, Bon, Menduíña, Areabrava y Vilariño. Además, son famosas por su arena fina, poco oleaje e, incluso, por sus aguas menos frías. 

Un fan incondicional de esta zona de Galicia es Amancio Ortega. El fundador de Inditex tiene especial predilección por la playa de Arneles. De hecho, este fin de semana se vio a su yate, el 'Valoria B', fondeado por la ría. La prensa local asegura que el multimillonario estaba en su interior acompañado de su mujer y familia. 

Playa Couso

Senderismo en la ría del Aldán

La ría del Aldán no solo es un destino de sol y playa o gastronómico, sino que también es perfecto para la practica de senderismo. Así, es oportuno dar una caminata para conocer Cabo Udra y Punta do Couso, los extremos que delimitan esta zona del litoral. El primero ofrece una ruta circular de 13 kilómetros en un espacio natural protegido. Mientras, el segundo es una oportunidad para observar el océano y, a través del 'Camiño Vello de Couso', llegar a las playas del entorno y al faro.

Otra visita obligada es el bosque encanado de Aldán, un lugar muy fotogénico donde pasear entre naturaleza y los restos del castillo de los Condes de Canalejas, que nunca llegó a terminarse.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin