15 Aniversario

La inversión en el sector inmobiliario no residencial acelerará en 2022

  • La inversión en logística alcanzará los 2.000 millones a cierre de año
  • La vuelta al trabajo ha favorecido la inversión y la contratación de oficinas

El sector inmobiliario de uso terciario -logística, oficinas, retail y hoteles- acelera su recuperación tras la pandemia. Eso sí, el ritmo varía dependiendo de la categoría de activos. Por encima de todos se coloca el sector logístico, que camina hacia sus niveles más altos de inversión.

De hecho, se esperan 2.000 millones a cierre de 2021, según el informe Stock elaborado por Savills Aguirre Newman, lo que supondría la cifra más elevada de la historia. En ese camino hacia el récord, el sector tendrá que afrontar varios retos, entre ellos la escasa disponibilidad de suelo en algunas zonas, la adaptación sostenible de la logística urbana, la evolución de las rentas o el posible descenso de las rentabilidades.

"En poco más de un año nuestro mercado ha pasado a un primer plano principalmente por las necesidades derivadas del aumento del e-commerce y se ha hecho evidente la necesidad de actualizar y aumentar el parque existente para ajustarse a las nuevas necesidades", explica Antonio Montero, Executive Director Head of Industrial & Logistics en Savills Aguirre Newman. 

En cuanto al sector de oficinas, la progresiva vuelta al trabajo presencial ha favorecido la confianza de los inversores por este segmento. La inversión en Madrid y Barcelona -los dos grandes mercados- alcanzó los 772 millones entre julio y septiembre, lo que supone un incremento del 30% respecto al segundo trimestre del año y un 58% en el cómputo interanual, según JLL.

Además, la contratación conjunta ha alcanzado cerca de 166.000 m² en el tercer trimestre, un 29% más en términos interanuales, mientras que las rentas prime se mantiene en niveles similares a antes de la pandemia. Las empresas que serán más activas en cuanto a la contratación de oficinas en 2022 pertenecerán al sector tecnológico, financiero, educativo y farmacéutico.

Mención aparte merece el sector retail, uno de los más castigados por la crisis del coronavirus. Las rentas se han hundido a doble dígito, y no regresarán a niveles precovid hasta 2023 y 2024, según las estimaciones de JLL. La consultora también consta que la crisis está creando oportunidades para que varios retailers se aseguren un espacio comercial de calidad en algunas de las mejores ubicaciones, pero también prevé una recuperación a dos velocidades.

"La diferencia de ritmo de recuperación entre segmento prime y el secundario se va acentuar", explican los expertos de la consultora inmobiliaria. En cuanto a la inversión, bajó un 65% en los nueve primeros meses del año, hasta los 700 millones de euros, y en el tercer trimestre se centró en el producto core (prime), con las socimis y el capital internacional como protagonistas.

Hoteles

El segmento hotelero -también fuertemente castigado por la pandemia- arroja cifras optimistas de cara a los próximos meses. La inversión podría oscilar entre los 2.000 y los 2.500 millones en 2022, según la previsión de Atlas Real State Analytics. Ambos resultados estaría por encima de los 1.000 millones alcanzados en 2020, -año marcado por la pandemia-, pero todavía lejos de los 5.000 millones de 2008.

Los expertos constatan que los inversores oportunistas han puesto sus ojos en los inmuebles situados en la costa y en las principales localidades españolas como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga. Esas zonas ofrecen mayor descuento y, a su vez, son las más atractivas.

"Actualmente hay un montón de vehículos que están entrando y adquiriendo hoteles para hacer fuertes inversiones en reposicionamiento de hoteles y de marcas con grandes inversiones en Capex" explicaba recientemente Luis Martín, director corporativo de desarrollo de negocio en Gesvalt.

'Data centers'

El sector de los data centers -centros de datos – es un mercado en pleno crecimiento en España. Tanto, que solo la inversión directa en infraestructuras podría dispararse hasta los 5.000 millones de euros en los próximos tres años, mientras que el mercado en conjunto recibirá más de 9.000 millones de inversión, según Colliers.

Desde la consultora explican que el contexto de mercado -favorecido por el boom tecnológico y por la llegada del cable submarino a la Península- presenta "una oportunidad real y urgente de desarrollo de este tipo de infraestructuras, atrayendo grandes inversiones", con el foco puesto en Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin