Vivienda

Renta 2021 y vivienda: qué declarar y qué deducirse como propietario o inquilino

  • Las deducciones por obras de mejora de eficiencia energética, novedad
  • Los pequeños propietarios que bajaran el alquiler podrán deducirse la rebaja
  • La nueva ley de vivienda no introduciría cambios hasta el próximo año
Foto: Archivo/eE

Con la campaña de la Renta 2021 a la vuelta de la esquina es momento de empezar a conocer si existen cambios con respecto al año pasado en materia de vivienda. ¿Qué tengo que saber si soy propietario? ¿Y si vivo de alquiler?

Vivienda habitual

En general, los contribuyentes deberán incluir sus viviendas en propiedad en la declaración de la Renta que tendrán que presentar entre el 6 de abril y el 30 de junio. Solo hay dos excepciones, que explica Ferran Font, director de Estudios y portavoz de pisos.com: "Quedarían exentos los casos en los que el ciudadano sea nudo propietario o dueño de un solar no edificado".

Como novedad de este año para los propietarios están las deducciones a la rehabilitación 'verde' aprobadas el año pasado por el Gobierno. Las bonificaciones por obras de mejora de eficiencia energética en vivienda habitual oscilan entre el 20% y el 60% en función de la certificación energética que derive de la obra; a más eficiencia, más deducción.

A modo de recordatorio, podrán deducirse el 20%, hasta un máximo de 5.000 euros por vivienda, si la reforma reduce un 7% la demanda de calefacción y refrigeración en vivienda habitual. La deducción será del 40%, hasta un máximo de 7.500 euros por vivienda, por actuaciones que disminuyan un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o mejoren la calificación energética alcanzando las letras 'A' o 'B'. Y del 60%, hasta un máximo de 15.000 euros por vivienda, por actuaciones que reduzcan un 30% el consumo de energía en los mismos términos.

La Renta 2021 también trae novedades en referencia al patrimonio: "Hacienda hace extensivo a todos los no residentes la aplicación de la normativa aprobada por cada CCAA donde radique el mayor de los valores de los bienes y derechos de los que sean titulares", recuerda Font.

Vivienda en alquiler

En el caso concreto de las viviendas en alquiler, los propietarios que obtengan unos ingresos íntegros por encima de los 1.600 euros deberán hacer la declaración como rendimientos de capital inmobiliario y podrán disfrutar de deducciones de hasta el 60% sobre el rendimiento de aquellos inmuebles alquilados destinados a una vivienda habitual.

Como novedad este año relacionada con el alquiler, los arrendadores que no sean grandes tenedores (menos de 10 inmuebles o 1.000 metros cuadrados construidos), "podrán deducirse la rebaja en la renta que voluntariamente hayan aplicado sobre sus locales alquilados a raíz de la crisis sanitaria de la covid-19".

"El caso de los inquilinos es más complejo", advierte Font, porque las deducciones para este colectivo "dependen de cada Comunidad Autónoma". A nivel estatal, todos los inquilinos con contratos previos a 2015 podrán aplicar reducciones de hasta el 10,5% por la renta del alquiler, siempre y cuando la base no sea superior a 9.040 euros.

La ley de vivienda no introduce cambios este año

En cuanto a los cambios que introduciría la nueva Ley de la Vivienda en la tributación, la entrada en vigor de las deducciones fiscales no tendría lugar hasta el 1 de enero del año siguiente a la aprobación de la ley. Según explica Font, "si el texto se aprueba finalmente este año, sus deducciones fiscales se aplicarán en 2023".

La posible reactivación de la deducción por compra de bien habitual genera controversia. Desde pisos.com se muestran contrarios a su vuelta porque "tras varios años de estar suspendida, a día de hoy sería un agravio comparativo entre los contribuyentes que han empezado a comprar y a adquirir una vivienda a partir de ahora y aquellos que la adquirieron en el periodo comprendido entre el 1 de enero del 2013 hasta la fecha de la activación". Además, desde el portal inmobiliario consideran que "sería una ayuda que no es progresiva, por lo que no beneficiaría más a quien menos tiene".

En palabras de Font, "no tiene esa función equilibradora" y estimula la compra como única finalidad, cuando "estamos en un momento donde precisamente hay consenso en que es necesario hacer mayor el parque de viviendas en alquiler, ya sea de protección oficial, de alquiler asequible o de mercado libre" precisamente para ayudar a que los más jóvenes se emancipen o para mejorar la accesibilidad a la vivienda por parte de la población en general.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

CRITICOS
A Favor
En Contra

No hace falta irse a un pueblo. De lo que conozco en urbanizaciones de chalets situadas a menos de 20 - 25 km de Valencia capital , y accesibles desde la A-3, como Carambolo, La Atalaya de Levante, Olimar , y otras cercanas situadas en el termino municipal de Chiva en Valencia etc el precio por m2 de chalet esta en ese orden, incluido en muchos casos la parcela con jardin, piscina, etc y con servicios de vigilancia 24 h en alguna de estas urbanizaciones .

Puntuación 0
#1
A Favor
En Contra

Ahora con la guerra económica de los putinazis se solucionará todo. Desabastecimiento total y miseria. El mejor parado al final el doctor fraude que se verá obligado a decretar otro estado de alarma para su perpetuación y autocracia.

Puntuación 0
#2
Usuario validado en Google+
Manuel bolaños
A Favor
En Contra

El terreno disposible esta muy controlado por los Jueces.

Que curiosamente beneficia a las grandes constructoras que obtienen grandes beneficios ante la falta de terreno que permitiria bajar los precios.

Puntuación 0
#3