Vivienda

Tinsa y Acerta se alían para operar como agente rehabilitador

  • La iniciativa tiene un ámbito de actuación nacional
  • Tendrá una visión 360º de todo el proceso, dentro del modelo 'llave en mano'
Eva Cuesta, directora general de Acerta, y Pedro Soria, Chief Commercial Officer de Tinsa

Impulsar, asesorar, gestionar y dar seguimiento a las obras de rehabilitación de edificios residenciales en el marco de los fondos europeos Next Generation (NGEU). Ese es el objetivo del vehículo de gestión integral impulsado por Tinsa Certify, la división de Tinsa especializada en servicios de consultoría energética y edificación, y Acerta.

En concreto, trabajarán de forma conjunta en el papel de agente rehabilitador, la figura que, según el Real Decreto 853/2021, se encargará de dirigir y coordinar la gestión técnica, operativa y financiera de la rehabilitación energética de edificios en el seno del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Según explican ambas compañías, la iniciativa tiene un ámbito de actuación nacional y se centrará en actuaciones de rehabilitación de edificios residenciales, tanto de comunidades de vecinos como de inmuebles de propietario único (socimis, inversores o empresas patrimonialistas), así como en la elaboración del libro del edificio existente, analizando actuaciones que tengan un elevado ahorro energético y un alto impacto medioambiental. Además, tendrá una visión 360º de todo el proceso, dentro de un modelo 'llave en mano'.

"A través de este acuerdo sumamos la gran capacitación y prestigio que aporta Tinsa como compañía especializada en servicios de consultoría energética, así como el conocimiento a nivel nacional que tiene del parque residencial desde su posición de líder indiscutible en los servicios de valoración", explica Eva Cuesta, directora general de Acerta.

Un know how de consultoría que se complementa con la experiencia en project management de Acerta. "Como empresa líder en servicios de gestión de activos residenciales, tanto de obra nueva como de rehabilitación, aportamos un gran conocimiento del sector y del mercado para afrontar la gestión integral desde la total objetividad e imparcialidad velando siempre por los intereses del cliente (coste, plazo y calidad) y buscando las mejores soluciones para llevar a cabo con éxito los proyectos", destaca Eva Cuesta, directora general de Acerta.

Este vehículo, que ya está realizando sus primeros proyectos piloto, actuará como un interlocutor único ante el mercado y ante la Administración en la dirección y coordinación completa de la gestión del proceso de rehabilitación, así como en la gestión de las ayudas provenientes de fondos europeos y de la financiación adicional que será necesaria.

"Es una gran oportunidad para mejorar la eficiencia y el confort del parque residencial más deficiente energéticamente. Hay por delante un trabajo ingente, que requiere de grandes dosis de coordinación y un trabajo especializado que aporte garantías a todos los intervinientes en el proceso. Trabajamos con una visión 360º, desde la identificación de inmuebles con potencial de ahorro energético y el estudio económico-financiero que haga viable la actuación, hasta la gestión completa de las obras, incluyendo la contratación del equipo técnico y el control de los plazos", explica Pedro Soria, Chief Commercial Officer de Tinsa. "Somos el director de orquesta que coordina a todos los integrantes del proyecto para conseguir que la actuación sea un éxito".

Una vez publicado el pasado 6 de octubre el Real Decreto que establece las características del plan de ayudas y las condiciones para la solicitud de los fondos, ahora deberán ser las Comunidades Autónomas las que realicen las convocatorias que concretarán los requerimientos y procedimientos en sus respectivos territorios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.