Vivienda

El tiempo de permanencia en una vivienda en alquiler cae hasta los 2,14 años

  • En tres provincias los contratos de alquiler finalizan antes de los dos años
  • Hay un incremento general de los días que se tarda en alquilar un inmueble
Foto: Archivo

Después de más de un año de pandemia, el mercado del alquiler muestra su transformación con reducciones en el tiempo de permanencia en las viviendas, un aumento de los días que necesitan para ser alquiladas o bajadas en el precio. Estos son algunos de los aspectos analizados en la Radiografía del Mercado del Alquiler 2021, un estudio elaborado por Alquiler Seguro, donde se analiza la evolución del mercado del alquiler durante 2021, a través de 11 provincias.

El tiempo medio de permanencia en la vivienda, mientras que durante el primer trimestre de 2020 se situaba en torno a 2,5/ 3 años, en la actualidad ha descendido a 2,14 años de media. Cinco son las provincias en las que los inquilinos son más estables y permanecen más tiempo en el mismo inmueble y están por encima de la media. El mayor duración está en Barcelona, con 2,69 años. Le siguen Valencia (2,49 años), Madrid (2,39 años), Zaragoza (2,22 años) y Sevilla (2,17 años). En tres provincias de las analizadas, los contratos de alquiler finalizan antes de cumplir los dos años: Málaga (1,73 años), Alicante (1,83) y Murcia (1,98).

Según el CEO de Alquiler Seguro, Antonio Carroza, en cuanto al acusado descenso del tiempo medio de permanencia en el alquiler, aclara que "la situación sanitaria ha provocado un cambio en las necesidades y preferencia de los arrendatarios, lo que hace que haya más movilidad y rupturas contractuales".

Más tiempo para alquilar

Otra de las conclusiones que muestra el informe es que se ha experimentado un incremento generalizado de los días que se encuentra en alquiler un inmueble hasta la firma del contrato, en comparación con el mismo periodo del año pasado, previo al confinamiento domiciliario, algo que ocurre en todas las provincias analizadas.

En Málaga es donde más se ha incrementado el tiempo de publicitación de una vivienda para ser alquilada, hasta los 63 días cuando, de media antes del inicio de la pandemia, un propietario necesitaba 49 días para alquilar un inmueble. Le siguen Murcia y Alicante, con 62 días en ambos casos. En el caso de Barcelona y Madrid, el número de días se ha incrementado en 9 y, actualmente, el tiempo que una vivienda permanece en promoción hasta formalizar el alquiler es de 54 días y de 52 días, respectivamente.

"La oferta y la demanda en estos meses se han ido ajustando. Antes del inicio de la pandemia, la falta de stock hacía que encontrar un piso de alquiler se convirtiese en una tarea compleja para muchos inquilinos, por lo que los inmuebles permanecían poco tiempo en promoción. Ahora la oferta ha aumentado y se necesita más tiempo para formalizar un contrato", explica el CEO de Alquiler Seguro.

Los precios bajan

Uno de los principales indicadores recogidos por este estudio es el IMAV, El Índice de Mercado del Alquiler de Vivienda, una medida que pone en relación la oferta de viviendas en alquiler, con las búsquedas activas de inquilinos en una localización determinada, y que corrobora que se está produciendo una bajada natural de los precios del alquiler.

"En muy poco tiempo y de una forma natural hemos pasado de un mercado alcista y en tensión, en el que los precios aumentaban; a un mercado que en general ha moderado sus precios y equilibrado el desajuste de oferta y demanda", explica Carroza.

De las 11 provincias analizadas, Alicante (0,62), Barcelona (0,70), Madrid (0,74), Málaga (0,67), Murcia (0,68), Sevilla (0,69) y Valencia (0,72) se sitúan dentro de lo que se denomina mercado bajista (IMAV con un valor entre 0,6 y 0,8), donde los precios tienden a la baja a causa de alteraciones en el sector. Por otro lado, existen algunos mercados equilibrados, en los que existe armonía entre oferta y demanda (entre 0,80 y 1,40), como A Coruña (0,88), Álava (0,97), Vizcaya (0,94) y Zaragoza (0,93).

"Estamos observado cómo se está produciendo una bajada de los precios del alquiler y cómo estos se han ido ajustando a la situación real de los ingresos de las familias y de la economía, lo que demuestra que estamos ante un mercado sensible a cualquier cambio, que se autorregula por sí mismo y que no necesita ser intervenido para poner topes a los precios", expone Antonio Carroza, CEO de Alquiler Seguro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin