Vivienda - Inmobiliario

'Fiebre' de la vivienda en Valencia: operaciones millonarias, pagos al contado y llegada masiva de extranjeros

Ático en Valencia. Archivos.

El mercado inmobiliario de Valencia se encuentra en pleno auge con operaciones millonarias que en la mayoría de los casos se pagan al contado y con una gran presencia de comprador extranjero. De hecho, la elevada demanda internacional de alto poder adquisitivo tras convertirse en una de las ciudades más visitadas de Europa hace que Valencia aspire a jugar en el mercado inmobiliario del gran lujo.

"En esta liga ya juegan alguno de los inmuebles en cartera de Engel & Völkers como el ático más caro de la historia de la ciudad, en venta por 8,6 millones de euros", explica la compañía, que acaba de presentar su informe centrado en la Comunidad Valenciana.

Según este estudio, el pasado año el precio medio de las viviendas vendidas por la compañía en Valencia ha subido un 7%, hasta los 2.610 euros/m2, un nivel relativamente bajo en comparación con Madrid y Barcelona. Esta subida de los precios coincide con una falta acusada de obra nueva, pero responde además a otros factores.

"Receptora de hubs empresariales, Valencia ha duplicado su capacidad logística en los últimos dos años y diversificado la implantación de universidades privadas, lo que unido a su ubicación y climatología convierte a la ciudad en una de las más atractivas para los inversores por su positivo diferencial de precios respecto a otras urbes europeas de nivel similar", confirma Alfonso Casillas, director de ventas de la compañía en Valencia.

Pla del Real alcanza los precios más altos

607.750 euros. Este es el precio medio al que se cerraron las operaciones gestionadas en 2023 por Engel & Völkers en Pla del Real. El ticket medio más elevado de los 19 distritos de Valencia, seguido por los 550.000 euros de Eixample, según las ventas cerradas por la inmobiliaria el pasado año. Se trata de áreas históricas donde la oferta de vivienda es mucho menor y que siguen concentrando los precios más elevados de la ciudad.

Los 500.000 euros suponen una barrera aún difícil de superar para el resto de los barrios valencianos, pero a la que se aproximan tras las importantes alzas de precios experimentadas en los últimos meses.

Destacado es el hecho de que en 8 de los distritos valencianos se han registrado incrementos de doble dígito, según las operaciones gestionadas por Engel & Völkers. Quatre Carreres, La Saïda, Jesús y Patraix lideran estas subidas. No en vano, la inmobiliaria ha realizado en alguno de estos distritos operaciones a un coste cercano a los 5.000 euros/m2, sólo superado por el máximo de Ciutat Vella a 8.681 euros/m2 en una operación muy singular y por los 6.560 euros/m2 alcanzado en otra transacción cerrada en Eixample.

"Con todos estos datos es poco probable que exista un cambio en la dinámica que presenta Valencia en estos momentos, donde los españoles han vuelto a ser los clientes más activos en 2023 hasta acaparar el 60% de las compraventas cerradas por Engel & Völkers en la ciudad", apunta el informe.

El 40% restante ha estado dominado por los estadounidenses (7%), seguidos por los alemanes (4,5%) y por una amplia presencia internacional de 29 nacionalidades adicionales capitaneadas por franceses, italianos, mejicanos, holandeses, israelíes e incluso libaneses y serbios.

Los distritos más demandados por el cliente internacional fueron L'Olivereta, La Saïda, Jesús, Pla del Real y Benicalap, con una amplia diversidad de procedencias. Compradores de Polonia, Uruguay, Bulgaria, Malta y Bielorusia se unen en estos barrios a las nacionalidades habituales.

Por el contrario, en Poblados Marítimos, Camins al Grau y Patraix, el 100% de las compraventas fueron firmadas por clientes españoles.

Destacado fue el hecho de que tan sólo en el 35% de las ventas se recurrió a financiación ajena frente el 65% de las operaciones cerradas por los clientes de Engel & Völkers con fondos propios. Casi diez puntos de diferencia frente al 44% y 56% registrado en 2022, respectivamente.

Oropesa del Mar logra precio récord

El precio de la vivienda en Castellón no ha sido ajeno a la tendencia alcista generalizada que ha recorrido la costa mediterránea. Según las operaciones gestionadas por Engel & Völkers en 2023, el coste medio ha subido cerca del 6% hasta rozar los 1.700 euros/m2.

Su capital, Castellón de la Plana, es junto a Oropesa del Mar, Benicàssim, Peñíscola, Alcalá de Xivert, Alcossebre y Vinaroz, el área más demandada y donde el precio medio de alguna de las operaciones gestionadas el pasado año por la inmobiliaria ha superado el millón de euros.

Las compraventas cerradas en Benicàssim y Oropesa han superado de media en 2023 los 600.000 y 500.000 euros, respectivamente. Precisamente, Oropesa del Mar ha alcanzado el precio más elevado de la denominada Costa del Azahar, con un precio medio de 2.478 euros/m2, al calor de dos urbanizaciones de alto standing como son Playetas y Torre Bellver. En la primera, la venta de una villa de más de dos millones de euros ha marcado el máximo de 4.906 euros/m2.

Llegada masiva de extranjeros a Alicante

El precio de la vivienda en Alicante ha vuelto a subir de forma generalizada en 2023, con Cabo de las Huertas a la cabeza. Según las operaciones gestionadas por la inmobiliaria en 2023, más del 60% de las propiedades vendidas en 2023 ha sido a un precio superior al millón de euros. Concretamente el 31% de las mismas han superado los dos millones de euros en Cabo Huertas, según la inmobiliaria.

También se han cerrado ventas por encima de esta barrera en otras áreas como Playa de San Juan, Vistahermosa y Santa Pola. En el último año se ha registrado una llegada masiva de compradores extranjeros hasta convertirse en los principales compradores de vivienda en Alicante.

Si en 2022, el 58% de los clientes de Engel & Völkers eran nacionales, en 2023 este porcentaje se ha reducido al 46% frente al 54% restante de internacionales capitaneados por belgas y holandeses, seguidos de suizos, alemanes, escandinavos y ucranianos.

En el último año, únicamente el 30% de los clientes que compraron una vivienda con la firma en Alicante recurrieron a la financiación bancaria, mientras que el 70% restante utilizó recursos propios, en línea con otras ciudades de la comunidad, si bien en algunos municipios de la Costa Blanca como Benidorm, Altea, Calpe, Moraira y Benissa únicamente entre el 4-5% de los clientes de la inmobiliaria piden hipoteca.

En el caso de Denia y Jávea este porcentaje se amplía hasta el 10%. "Ambos destinos turísticos y sinónimos de exclusividad que registran una amplia presencia de extranjeros hasta acaparar el 75% de las adquisiciones de viviendas entre los 300.000 euros y 1,2 millones de euros", apunta la compañía.

Alemanes (35%), holandeses (25%), franceses (20%), belgas y suizos, con un 10% respectivamente, protagonizan los cierres de las transacciones. Un porcentaje similar al registrado en Benidorm, donde la mayoría de los compradores de vivienda es extranjero, con una mayor presencia en Finestrat y Rincon de Loix hasta copar el 80% de las adquisiciones, con los británicos, holandeses, belgas, polacos y ucranianos a la cabeza, frente al 20% de los nacionales.

Por el contrario, en la Playa de Poniente, la distribución es más homogénea entre clientes nacionales (45%) e internacionales (55%).

Dos de cada tres viviendas que vende Engel & Völkers en Finestrat tiene un coste superior al millón de euros y el 30% de las adquisiciones cerradas por la inmobiliaria ha sido a un precio por encima de los dos millones de euros

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud