Vivienda - Inmobiliario

Primer impacto del control del alquiler en Cataluña: la oferta de vivienda cae un 14% y el precio sube un 4,6% en Barcelona

Vista aérea de la ciudad de Barcelona

Primeros efectos de la intervención del mercado del alquiler. La reducción de oferta de vivienda en alquiler permanente en Cataluña ha tomado un nuevo impulso con la entrada en vigor del control de precios previsto en la Ley de Vivienda el pasado 16 de marzo: el stock cae un 13%, según un estudio realizado por idealista.

La caída ha sido generalizada también entre las capitales catalanas, con ajustes de doble dígito en un solo mes en la mayoría de ellas. El impacto más abultado se ha dado en Girona, donde el número de alquileres disponibles se ha reducido un 21%, mientras que en Tarragona la reducción de oferta ha sido del 16%, quedándose en el 14% en la ciudad de Barcelona. En Lleida, en cambio, la caída de stock se ha quedado en el 9%.

Entre las provincias catalanas la tónica es similar, con importantes caídas de oferta en todas ellas. Barcelona es la que más ha acusado el control de precios, ya que las familias que buscan una vivienda en alquiler en la provincia encuentran un 14% menos oferta que antes de su entrada en vigor. Le siguen los descensos de Tarragona (-10%) y Girona (-7%).

Este efecto de reducción de la oferta es una de las advertencias que llevan meses alertando desde el sector inmobiliario, que avisaban que la intervención del alquiler iba a ocasionar el efecto contrario. Así, desde el sector apuestan por medidas que aceleren la puesta en el mercado de más viviendas, pues creen que el problema del precio es que la demanda es muy superior a la oferta.

"Estos datos ponen de manifiesto que el unánime consenso de los expertos no era erróneo ni malintencionado, sino que estaba basado en la experiencia de lo sucedido en otros mercados. Insistir en que hay que esperar a que se desplieguen las políticas de la ley de vivienda, en concreto el control de precios, únicamente agravará la ya de por sí desesperada situación de miles de familias catalanas, que verán como en los próximos meses aumentará la dificultad y la competencia para acceder a una vivienda", explica Francisco Iñareta, portavoz de idealista.

"Es innegable que el origen del problema del alquiler en España está en la poquísima oferta disponible, por lo que se hace imprescindible un cambio de rumbo que reequilibre las relaciones entre inquilinos y propietarios, que asuma que los propietarios no son el problema sino la solución al aumento de la oferta y el ajuste de los precios", apunta Iñareta.

Una posición compartida por el think tank Ostrom, que ha alertado durante los últimos años del efecto contraproducente de estas políticas. "La solución al problema del alquiler no pasa por contener los precios sino por aumentar la oferta disponible, eso es impulsar el incremento de la oferta de vivienda y dinamizar el mercado de alquiler", ha señalado su director de programas Albert Torelló.

Entre las ideas de esta entidad, además de ampliar el parque público de alquiler social, se incluye la agilización de la concesión de licencias urbanísticas, la modificación normativa para permitir edificar a mayor altura y facilitar la conversión de locales comerciales y bajos a vivienda, y hacer un uso más intensivo de instrumentos jurídicos como el derecho de tanteo y retracto o la cesión de derecho de superficie.

El alquiler de temporada alcanza el 30% en Barcelona

El alquiler de temporada parece haberse convertido en la opción preferida por muchos propietarios, pero su peso relativo en el mercado se ha mantenido estable en los mismos niveles que tenía antes de la entrada del control de precios. En Barcelona, según los datos trimestrales publicados, alrededor del 30% de la oferta disponible ya es de temporada, mientras que en Girona y Tarragona se queda en el 10% del mercado. En Lleida solo supone el 2% de las viviendas anunciadas.

La irrupción del control de precios no ha tenido efectos inmediatos en el precio, al menos no en la ciudad de Barcelona, donde las viviendas de alquiler permanente analizadas mediante esta metodología específica han incrementado su precio un 4,6%. En Girona los precios se han mantenido estables, mientras que se han registrado descensos en Lleida (-2,8%) y Tarragona (-1%). En el conjunto de Cataluña el precio se incrementó un 4,3%, siendo Girona la provincia donde más crecieron los precios: un 6,4%. Le siguen las subidas de la provincia de Barcelona (5%) y la de Tarragona (0,4%). En la provincia de Lleida se redujeron un 0,8%.

Para la realización de este informe, excepcionalmente, en idealista han utilizado métricas semanales específicas, en lugar de las metodologías trimestrales que utilizan regularmente, para poder tener una estimación del impacto de la entrada en vigor del control de precios en este tiempo, sobre todo al haber comenzado a funcionar en los últimos 15 días del trimestre. "Somos conscientes de la menor estabilidad que puede suponer utilizar periodos tan cortos de tiempo como muestra, por lo que consideramos estos datos como una estimación que deberá ser confirmada por los sucesivos análisis con datos trimestrales que se publicarán a lo largo de este año", apuntan desde el portal inmobiliario.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud