Vivienda - Inmobiliario

Socimis con una sola vivienda: las fortunas extranjeras las usarán para evitar pagar el Impuesto de Patrimonio

Palacio de la Bolsa de Madrid. Archivos.

El nacimiento de nuevos mercados regulados en los que las socimis pueden cotizar sin necesidad de difusión y con unos menores costes está atrayendo hacia España el capital de inversores extranjeros más elitistas.

Así lo asegura Carlos Cervera, director de Socimis de Armanext, que apunta que están viendo casos de "inversores internacionales que compran activos residenciales en España en zonas como Baleares y Costa del Sol con un valor unitario muy relevante y deciden vehiculizarlos a través de una socimi evitando así estar sujetos al Impuesto de Patrimonio para los no residentes". "Esta es una tendencia que va a ir en aumento", asegura el experto, que destaca que están trabajando ya con algún caso de este tipo.

El lanzamiento de mercados más competitivos como Portfolio o BME Scaleup no es casual, ya que surgen ante el 'robo' de socimis españolas que se ha producido por parte de Stocks París Euronext Access. "Estos nuevos mercados han traído una reducción de costes que hace que proyectos mas pequeños tengan sentido", explica Cervera.

"Si el coste de la vivienda son 6 millones de euros y el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) de Baleares es de un 13%, a través de la socimi tienen una bonificación del 95%", detalla el experto, que señala que "antes era necesario un volumen de activos de unos 20 millones de euros y unos ingresos por rentas de entre 800.000 euros y 1 millón de euros, pero ahora si está cerca de los 10 millones de euros ya salen las cuentas".

El directivo de Armanext apunta que "esto amplía el público objetivo para lanzar socimis. Ya estamos viendo como proyectos más pequeños se están estructurando a través de la fórmula de socimi".

Cervera pone en valor el papel de las socimis que "han ordenado el sector inmobiliario". "El hecho de que haya o no difusión es independiente a esa ordenación que aporta", señala Cervera, que recuerda que "desde un punto de vista fiscal lo que hace la socimi es trasladar la fiscalidad desde la sede de la sociedad a la sede del inversor a través de los dividendos, ya que deben repartir al menos el 85% de los beneficios y generalmente, en este tipo de nuevos vehículos, reparten el 100%".

Otra vía de crecimiento de las socimis es la banca de inversión que "utiliza este modelo para estructurar oportunidades de inversión con sus clientes, como es el caso de Bankinter con Montepino", señala y recuerda que hay otra gran socimi en marcha junto con Vía Ágora para vivienda en alquiler con un objetivo de inversión de 1.000 millones de euros.

El pasado año, por el escenario de incertidumbre y la subida de tipos, "la actividad en el sector de las socimis quedó reducida a 9 lanzamientos con activos por valor de 1.500 millones. Si excluimos Montepino el valor se reduce a 320 millones". El inicio del ejercicio ha devuelto el dinamismo al mercado. En los tres primeros meses se han producido tres incorporaciones por un importe de activos de 289 millones, todas coordinadas y dirigidas por Armanext. "Solo nosotros estamos trabajando en diez proyectos nuevos que suman unos 500 millones por lo que la actividad será mayor a la de 2023", asegura Cervera.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud