Vivienda - Inmobiliario

El drama del alquiler: más de 2.000 euros por pisos de dos habitaciones en Madrid y Barcelona

El precio del alquiler seguirá subiendo en los próximos meses

El alquiler de pisos en las grandes ciudades está por las nubes y apunta a seguir creciendo. De hecho, los precios de los alquileres han llegado a máximos históricos en prácticamente todo el territorio nacional.

Destacan especialmente las ciudades de Madrid y Barcelona, donde la media para pisos de dos habitaciones supera ya los 2.000 euros al mes y son varios los distritos que han sobrepasado ese umbral según el estudio "El alquiler en las ciudades españolas de mayor expansión inmobiliaria", de Activum Real Estate Consulting.

Concretamente, en la capital española la media para los pisos de dos habitaciones es de 2.026 euros y en el caso de las viviendas de tres habitaciones asciende hasta los 2.492 euros. En la Ciudad Condal la situación es aún más crítica ya que los pisos de dos habitaciones se alquilan a una media de 2.306 euros y los de tres a 2.749 euros al mes.

De este modo, Barcelona desplaza a Madrid en precios de alquiler, con un aumento del 14% en viviendas de dos dormitorios y un 8% en las de tres.

Aunque Valencia y Málaga también experimentan un crecimiento, no alcanzan los niveles de las dos grandes capitales. Valencia tiene una media de 1.605 euros en los pisos de dos dormitorios y 1.753 euros en los de tres; en Málaga los precios son de 1.361 euros y 1.516 euros, respectivamente.

Distritos que superan los 2.000 euros al mes

En siete distritos madrileños alquilar un piso de varias habitaciones supera los 2.000 euros. El barrio de Salamanca encabeza la lista con una media de 2.487 euros por una vivienda de dos dormitorios y 3.896 euros de tres.

Le sigue Chamberí (2.579 euros de media en el de dos dormitorios y 3.572 euros en el de tres), Centro (2.572 euros en el de dos dormitorios y 3.390 euros en el de tres), el Retiro (2.212 euros en las viviendas de dos dormitorios y 3.228 euros en las de tres), Chamartín (2.243 euros en el de dos y 2.855 euros en el de tres), Moncloa (2.342 euros en el de dos y 2.198 euros en el de tres) y Tetuán (1.771 euros y 2.374 euros respectivamente).

Barcelona también experimenta una transformación en su panorama de alquiler, con seis distritos superando los 2.000 euros en viviendas de varios dormitorios. Eixample encabeza la lista con una media de 2.615 euros en dos dormitorios y 2.982 euros en tres. Le siguen Sarrià-Sant Gervasi (2.162€ en el de dos dormitorios y 3.072 euros en las viviendas de tres), Sant Martí (2.390 euros y 2.899 euros respectivamente), Les Corts (2.333 euros y 2.775euros), Ciutat Vella (2.325 euros en el de dos dormitorios y 2.844 euros en las viviendas de tres) y Gràcia (2.222 euros y 2.418 euros respectivamente).

Crecimiento en Málaga y Valencia

El crecimiento del mercado inmobiliario en Málaga en los últimos años ha sido el más creciente del territorio. Sin embargo, en materia de alquiler todavía no consigue desbancar a la tercera ciudad principal española, Valencia. La ciudad del sur alcanza los 1.361 euros para las viviendas de dos dormitorios y 1.516 euros en las de tres, por su parte Valencia llega a los 1.605 euros en las viviendas de dos dormitorios y 1.753 euros en la de tres.

En cuanto a la oferta del alquiler, Madrid cuenta con 1.830 pisos de dos dormitorios y 1.197 de tres. En Barcelona los pisos disponibles de dos dormitorios son 1.776 y de tres 1.145. En Málaga hay 245 de dos dormitorios y 318 de tres dormitorios; en Valencia hay 520 de dos y 570 de tres.

La falta de oferta es uno de los principales factores que está impulsando al alza los precios del alquiler. Los expertos mustran preocupación por esto ya que la nueva ley de vivienda está favoreciendo la expulsión de vivienda del mercado. Así, la fuga de propietarios del mercado del alquiler por la nueva normativa no para de crecer. Según los datos que maneja la Agencia Negociadora del Alquiler, alrededor de un 25% de la oferta del alquiler tradicional se habría reconvertido en alquiler de temporada o alquiler por habitaciones, dos modalidades que no se rigen por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y que por tanto no están sujetos a la ley de vivienda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud