Vivienda - Inmobiliario

La inesperada previsión sobre el precio de la vivienda: esto pasará en 2024

Bloque de viviendas

El precio de la vivienda resiste a pesar del descenso de la actividad residencial, que acumula caídas de doble dígito en las operaciones de compraventa y la concesión de hipotecas. Una de las preguntas que más se repiten los potenciales compradores y vendedores en este momento del año va en esta dirección: ¿Qué pasará con el precio de la vivienda en 2024? El consenso de expertos coincide en que los precios de compraventa atraviesan una fase de enfriamiento y desaceleración, aunque pocos pronostican un descenso significativo. En ese grupo se encuentra donpiso, que prevé que la vivienda bajará un 5% en 2024 debido, principalmente, a la caída "acusada" de la demanda de compra que se registrará en la primera mitad del año y que se traducirá un descenso del 10% de las transacciones.

El subdirector general la compañía, Emiliano Bermúdez, explica que esta tendencia "bajista" es una consecuencia "lógica" de varios factores, entre ellos, el encarecimiento de la vida y de las hipotecas; la falta de seguridad y estabilidad económica y jurídica para la inversión inmobiliaria como consecuencia de la ley de vivienda y la formación de un Gobierno "poco sólido"; y la evolución cíclica del mercado de la vivienda, que en los períodos de 2015-2019 y 2021-2022 experimentó "notables" subidas.

Según la red inmobiliaria, los mercados más dinámicos continuarán siendo las grandes capitales, como Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Sevilla o Bilbao, así como sus áreas metropolitanas, y los litorales de la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia. Bermúdez señala que ahora España está en esa fase en la que el mercado se está contrayendo y el precio de la vivienda, estabilizándose, "por lo que no se ha registrado un proceso deflacionista en el segundo semestre del año". No obstante, estima que el precio de la vivienda, que el año pasado subió en torno a un 3%, "seguramente" cierre el año con un alza inferior al 3%.

La red inmobiliaria considera que en estos momentos el mercado goza de "cierto equilibrio" entre oferta y demanda en el segmento de la compra y venta de inmuebles pese a la inflación, por lo que se ha producido una caída en el número de compraventas y el precio de la vivienda, aunque de forma "menos notable" a la esperada. En esta línea, Bermúdez lamenta que las medidas adoptadas en materia de alquiler a raíz de la entrada en vigor de la ley de vivienda "no fomentan el crecimiento de la inversión en el mercado inmobiliario".

¿Y por qué no bajan los precios de la vivienda? La escasez de oferta, la presión de la demanda y los elevados costes de construcción, entre otros factores, siguen impulsando la vivienda al alza y 'pueden' más que el endurecimiento de la política monetaria del BCE y el retroceso de la actividad.

Alquiler de temporada

La controvertida ley de vivienda -en vigor desde finales de mayo- ha llevado a muchos propietarios a refugiarse en el alquiler de temporada para evitar la regulación de precios o las prórrogas extraordinarias que incluye la norma, según datos de idealista, que cifran en un 39% el incremento de los alquileres de temporada durante el tercer trimestre del año. Esta modalidad de alojamiento ya representa el 10% de todas las viviendas que hay en el mercado. Además, las viviendas en alquiler permanente se han reducido un 1%, y acumulan una caída interanual del 12%.

Entre los grandes mercados, el mayor incremento de la oferta de temporada se ha producido en Málaga, que cuenta con un 126% más que hace un trimestre. Las cifras también son especialmente abultadas en Sevilla (93%), San Sebastián (55%), Valencia (49%), Alicante (46%), Barcelona (45%) y Bilbao (41%). En Madrid, por su parte, la oferta de alquileres temporales ha crecido un 28% en los últimos tres meses.

Según se desprende del informe, los mayores incrementos de oferta de este tipo se han dado en pequeños mercados donde este fenómeno era hasta ahora prácticamente inexistente y en los que la aparición de un puñado de anuncios ha provocado subidas muy pronunciadas. Son los casos de Huesca (367%), Huelva (292%) o A Coruña (290%). Por el contrario, en solo dos capitales los alquileres temporales se han reducido durante estos tres meses: Zamora (-60%) y Palencia (-12%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud