Vivienda - Inmobiliario

Crece la fuga de propietarios al alquiler de temporada para esquivar la ley de vivienda

Vivienda en alquiler | Europa Press

El trasvase del alquiler permanente al alquiler de temporada sigue en aumento. La controvertida ley de vivienda -en vigor desde finales de mayo- ha llevado a muchos propietarios a refugiarse en esta modalidad de arrendamiento para evitar la regulación de precios o las prórrogas extraordinarias que incluye la norma. Así lo confirman los últimos datos de idealista, que cifran en un 39% el incremento de los alquileres de temporada durante el tercer trimestre del año.

Esta modalidad de alojamiento ya representa el 10% de todas las viviendas que hay en el mercado. Además, las viviendas en alquiler permanente se han reducido un 1%, y acumulan una caída interanual del 12%.

"Esta tendencia vuelve a poner de manifiesto lo pernicioso de legislar sin contar con el mínimo consenso de los actores implicados y sin tener en cuenta que los propietarios, lejos de ser el problema son una parte muy relevante de la solución. Como ya se vaticinó, el efecto final de la aprobación de la ley de vivienda es perverso y justo lo contrario al deseado: menos producto en el mercado, precios más altos y mucha más presión y dificultad en el acceso a la vivienda", explica Francisco Iñareta, portavoz de idealista.

Entre los grandes mercados, el mayor incremento de la oferta de temporada se ha producido en Málaga, que cuenta con un 126% más que hace un trimestre. Las cifras también son especialmente abultadas en Sevilla (93%), San Sebastián (55%), Valencia (49%), Alicante (46%), Barcelona (45%) y Bilbao (41%). En Madrid, por su parte, la oferta de alquileres temporales ha crecido un 28% en los últimos tres meses.

Según se desprende del informe, los mayores incrementos de oferta de este tipo se han dado en pequeños mercados donde este fenómeno era hasta ahora prácticamente inexistente y en los que la aparición de un puñado de anuncios ha provocado subidas muy pronunciadas. Son los casos de Huesca (367%), Huelva (292%) o A Coruña (290%). Por el contrario, en solo dos capitales los alquileres temporales se han reducido durante estos tres meses: Zamora (-60%) y Palencia (-12%).

¿Por qué la ley de vivienda no afecta a los alquileres de temporada?

Los alquileres de temporada se regulan por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y el Código Civil. Sirven de alojamiento durante un periodo de tiempo muy concreto (por lo general, inferior al año) y se les considera arrendamientos para uso distinto a vivienda. Ahora bien, el motivo del alquiler tiene que estar debidamente justificado en el contrato o de lo contrario podría ser considerado fraude de ley.

"Quedan fuera del ámbito de aplicación de la reciente ley de vivienda, por lo que no se ven afectados, entre otros aspectos, por las limitaciones en las actualizaciones de la renta o las prórrogas extraordinarias del contrato", señalan desde el portal inmbiliario.

Menos alquiler permanente

En paralelo al incremento de alquileres de temporada, los alquileres de larga estancia siguen cayendo. El mayor descenso se produjo en Palma, donde la oferta se ha reducido un 19%, seguida por Las Palmas de Gran Canaria (-18%), Córdoba (-14%), Oviedo (-14%), Castellón de la Plana (-12%) y Bilbao (-10%).

Entre los grandes mercados, la oferta se redujo también en San Sebastián (-7%), Málaga (-6%), Alicante (-6%), Barcelona (-4%) y Madrid (-3%). Valencia (con un crecimiento del 7%) y Sevilla (13%) son los únicos grandes mercados en los que la oferta se ha incrementado. Por el contrario, los alquileres convencionales han aumentado con mayor fuerza en Cáceres (75%), Cuenca (70%) y Soria (68%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud